Esta marca invita a celebrar el cuerpo de las mujeres, ¿lo hizo bien?

Hoy en día las pasarelas de moda están mostrando algo más que sólo mujeres modelando prendas de diseñador.

Con el cambio climático y otros problemas globales, la industria de la moda ha decidido comprometerse a nivel social y ambiental. Ya sea rompiendo estereotipos o creando ropa más sustentable, las marcas encargadas de producir las playeras y los pantalones que utilizamos día con día están creando nuevos proyectos en materia de responsabilidad social.

Muchas de estas empresas han elaborado iniciativas para convertir su cadena de producción en una más verde. Por ejemplo: existe una compañía que adaptó la economía circular a su modelo de negocio, esta estrategia le permite aprovechar todo el material que utilizan para elaborar sus pantalones.

Esta ventaja no sólo le ayuda ahorrar y aumentar sus ventas, también para aprovechar hasta el último pedazo de tela y su esfuerzo no acaba ahí, ya qué este proceso también les ayuda a reducir el impacto de la moda a nivel ambiental.

Para elaborar tu chamarra favorita, exista una persona que se encargó de confeccionarla. Lamentablemente no toda la industria textil tiene condiciones laborales dignas, muchas de estas empresas se aprovechan de la necesidad de sus colaboradores y los hacen trabajar largas horas con un sueldo muy bajo.

Conscientes de esto la empresa Tonlé además de elaborar prendas con los residuos de tela que las grandes fabricas dejan, también ofrece un trabajo, sueldo y horario justo para sus colaboradores, incluso ha contratado a pacientes on VIH y a mujeres en situaciones vulnerables que fueron rechazados por otras compañías.

Grandes esfuerzos que comienzan a transformar al mundo de la moda en uno más sustentable y responsable. Lamentablemente todo este compromiso por parte de grandes y pequeñas empresas, en ocasiones, queda opacado por el impacto negativo de la moda rápida.

¿Diversidad en la moda rápida?

Actualmente existen personas que están luchando por crear un mundo más diverso e inclusivo, rompiendo todos aquellos estereotipos dedicados a estandarizar la belleza.

Hace unos años cuando se pensaba en la imagen de una línea de maquillaje sólo se relacionaba a una mujer hermosa. En estos días, son hombres con gran talento quienes representan a estas marcas. Lo mismo sucede con la moda, antes la sociedad se cerraba a creer que sólo podía modelar una mujer alta, delgada y con las medidas perfectas; actualmente mujeres de todos los tamaños y colores están encabezando las pasarelas de marcas reconocidas.

A esta nueva generación se han unido las chicas curvy y mujeres que han decidió hacer a un lado el photoshop para mostrar su cuerpo tal y como es. Entre ellas se encuentran, Paloma Elsesser, escritora y modelo, y Claire Fountain, instructora de yoga, quienes fueron elegidas para promocionar la línea deportiva de la marca Nike.

Pero al parecer todas estas iniciativas no han servido de nada. La marca española Zara compartió su más reciente campaña para su línea de pantalones Body Curves Jeans, la cual tiene como objetivo celebrar a las mujeres de tallas grandes e invitar a todas a quererse y aceptarse tal y como son, a lo que muchas consumidoras respondieron: “ay aha…”

De acuerdo con la marca, la imagen publicada no forma parte de su línea de ropa y sólo es una imagen informativa utilizada en algunas de sus tiendas. Esta respuesta tampoco fue bien recibida, ya que para muchas mujeres, su nueva campaña habla más que mil palabras.

¡Te compartimos la imagen responsable de desatar dichas críticas!

Debe ser una broma, Zara. Seamos claros, no es contra las modelos. Es contra los publicistas que deformaron su imagen, agregó la conductora Muireann O’Connell por medio de su Twitter.

¿Y la inclusión, Zara?

La marca quiere que sus clientas amen sus curvas, pero un gran porcentaje de sus consumidoras han señalado que las modelos carecen de curvas y que no son las mujeres ideales para representar la línea de ropa creada para todas las que utilizan tallas arriba de 30.

Al parecer el esfuerzo de la compañía por sabotearse no quedó solo en la imagen anterior, varios usuarios compartieron imágenes de la tienda en línea donde las modelos que lucen los pantalones de Body Curves Jeans son muy delgadas.

En Internet y sobretodo en Twitter, no han dejado de mofarse de la campaña de Zara:

Aunque otros usuarios señalan que la marca, tal vez, quiso transmitir otro tipo de mensaje en el que no sólo las mujeres etiquetadas como curvy amaran sus curvas, también las mujeres muy delgadas.

Lamentablemente esta campaña resultó ser un fracaso y para muchos, ensució el esfuerzo de la marca por querer ser más inclusiva y diversa.

Una campaña de inclusión que fue aplaudida fue la más reciente de la marca deportiva Nike y si quieres saber más sobre este comercial puedes darle clik aquí.

Otro ejemplo de una campaña fue la que lanzó H&M en el 2016, donde muestra mujeres más diversas y celebra la belleza y feminidad de todas sin importar su tipo de cuerpo, cabello, edad, preferencia sexual y etnia.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.