Políticas internacionales e instrumentos normativos para la presentación de informes no financieros – ExpokNews

Conoce las políticas internacionales e instrumentos normativos para la presentación de informes no financieros.

La responsabilidad social empresarial (RSE) está destinada a compensar la disminución de las capacidades de los gobiernos nacionales para proporcionar bienes públicos. Puede representar un esfuerzo por desafiar los gobiernos nacionales a imponer regulaciones a las empresas.

La presentación de informes es el vínculo crítico entre las ambiciones generales y los datos que muestran qué medidas se han tomado para lograr esas ambiciones y qué progresos se están logrando. Sin informar, no podemos saber qué se está haciendo o qué tan cerca, o qué tan lejos, estamos de donde el mundo tiene que estar.

¿Qué son los reportes no financieros y por qué son importantes para la transparencia corporativa?

Los informes no financieros son la divulgación de información social, ambiental y de derechos humanos de una empresa. También se conoce como información ambiental, social y de gobierno (ESG).

Ejemplos específicos de las áreas que se ven afectadas incluyen:

  • Discriminación
  • Acoso sexual
  • Salud y seguridad
  • Libertad de información
  • Tortura
  • Libertad de expresión
  • Privacidad
  • Pobreza
  • Comida y agua
  • Educación
  • Alojamiento

Políticas internacionales e instrumentos normativos para la presentación de informes no financieros - reflexiones

Políticas internacionales e instrumentos normativos para la presentación de informes no financieros – reflexiones

Mucho de esto es la opinión de Dr. Mark Anthony Camilleri sobre políticas internacionales e instrumentos normativos para informes no financieros. Camilleri es un profesor en el Departamento de Comunicación Corporativa de la Universidad de Malta y miembro del Consejo de Partes Interesadas de Global Reporting Initiative (GRI), donde representa a Europa y Asia.

Varios expertos han apoyado la idea de un enfoque basado en principios, en lugar de un enfoque detallado basado en reglas. Según este punto de vista, el Grupo de Expertos de la Comisión de la UE sugirió que su marco de información no financiera ha dado flexibilidad a las empresas para decidir los temas a informar y las métricas que utilizan.

Los expertos de la Unión Europea propusieron un enfoque innovador que incentivó a las empresas a reportar su información no financiera. La materialidad es considerada como una preocupación clave por varios expertos en auditoría. Los expertos destacaron que mejorar la materialidad de los informes es útil para abordar los problemas de comparabilidad.

Principios básicos de gobierno corporativo

  • Protección de los derechos de los accionistas

Implica la protección de los accionistas y mantiene la confianza de los inversores en todo momento para garantizar la entrada continua de capital necesario.

  • Trato equitativo a los accionistas

Implica el tratamiento equitativo de todos los inversores de capital, incluidos los accionistas minoritarios.

  • El papel de los stakeholders en el gobierno corporativo

Implica la consideración y el equilibrio de intereses de todas las partes interesadas, incluidos los empleados, clientes, socios y la comunidad local.

  • Revelación precisa de la información

Incluye las revelaciones precisas y oportunas de información clara, coherente y comparable en tiempos buenos y malos.

  • Ejercicio diligente de las responsabilidades de la junta directiva

Las elecciones de la junta directiva deben estar totalmente libres de interferencias políticas y los miembros deben ejercer su responsabilidad de manera diligente e independiente.

Estándares internacionales de RSE y reportes de sustentabilidad

Hasta la fecha, todavía no existe una «talla única para todos» con respecto a los informes no financieros. Por el momento, los instrumentos para informes ambientales, sociales y de gobierno no son obligatorios, aunque ya se han desarrollado muchas herramientas y estándares de RSE.

Podría decirse que tales principios voluntarios pueden haber dirigido a las empresas a comportamientos adecuados de RSE, al proporcionar una buena guía para las mejores prácticas a través de talleres, directrices de políticas formales y comunicados de prensa.

Estándares internacionales de RSE y reportes de sustentabilidad

El papel político de las corporaciones ha planteado inevitablemente la necesidad de una mayor transparencia y responsabilidad de sus prácticas. Los estándares de rendición de cuentas representan normas y procedimientos voluntarios predefinidos para el comportamiento organizacional con respecto a temas sociales y / o ambientales y, a menudo, son válidos a nivel global.

Estas normas ayudan a las corporaciones a ser responsables de las consecuencias de sus acciones. Animan a las empresas a evaluar y comunicar sus actividades responsables e impactos en los problemas sociales y ambientales a sus partes interesadas.

Se sugiere que las normas se puedan analizar en dos niveles distintos: un nivel macro que refleje el elemento sustantivo de las normas y un nivel micro que refleje el elemento reflexivo de las normas.

En el nivel micro, las partes interesadas explican la RSE de acuerdo con sus valores personales y roles organizativos.

El nivel macro representa la norma sustantiva, mientras que el nivel micro corresponde a los procedimientos de implementación para hacer que las normas de nivel macro sean un éxito. En este nivel, las normas de responsabilidad parecen proporcionar las normas generales que se centran en los resultados.

El papel regulador de los gobiernos nacionales

Los gobiernos son generalmente considerados como los principales impulsores de la política de RSE. Sin embargo, hay otros actores dentro de la sociedad, como las organizaciones civiles y la industria.

Era necesario un entendimiento más profundo del papel y la función de los gobiernos en la promoción de los comportamientos de RSE. La gobernanza social se basa en un conjunto de relaciones cada vez más complejas e interdependientes. Existen diferentes expectativas y percepciones dentro de cada relación de partes interesadas, que deben abordarse para desarrollar una política de RSE adecuada.

  • La iniciativa de RSE de los gobiernos suecos había pedido el compromiso de las empresas para defender las normas internacionales pertinentes.
  • En Australia, el ex primer ministro, John Howard, formó la Mesa Redonda de Líderes Empresariales como un medio para alentar a los líderes empresariales a pensar cómo podrían ayudar al gobierno a resolver los problemas sociales.
  • Las empresas en Japón informan sobre sus prácticas de RSE, ya que deben seguir el marco del Ministerio de Medio Ambiente.

Herramientas reguladoras no gubernamentales

Las declaraciones corporativas, los códigos de conducta y los códigos éticos sirven como una indicación institucional básica del compromiso organizacional y la aspiración de responsabilidad social. Si bien los propios códigos de conducta de las empresas tienden a diseñarse principalmente para uso interno y control, existen estándares y pautas internacionales que se centran en temas sociales o ambientales.

Herramientas reguladoras no gubernamentales

Estas son algunas de las normas e instrumentos de informes más populares:

  • AA1000 de Accountability
  • British Assessment – OHSAS 18001
  • Sistema de gestión y auditoría medioambientales (EMAS)
  • Global Reporting Initiative (GRI)
  • Asociación de Trabajo Justo (FLA)
  • ISO 14001 de la Organización Internacional de Normalización
  • Sistema de Gestión Ambiental
  • Pacto Mundial de las Naciones Unidas, entre otros.

Hay una discusión en curso sobre la brecha entre la teoría y la realidad con respecto a la política y la práctica de la RSE.

Los instrumentos y estándares de informes de RSE para el desempeño social y ambiental, como las certificaciones basadas en la industria (por ejemplo, SA8000; ISO 14001) y los estándares basados ​​en productos (por ejemplo, Comercio Justo) han crecido en número y se han vuelto muy populares en las últimas décadas. En muchos casos, estas normas han sido adoptadas voluntariamente por las empresas.

Las agencias no gubernamentales han desarrollado estándares para certificar tipos específicos de prácticas de fabricación (por ejemplo, ISO 14001 y OHSAS 18000) para que las empresas puedan identificar proveedores responsables y productores especializados. Los proveedores son cada vez más conscientes de la importancia de la honestidad y la calidad en todos sus contratos de compra, tratos y publicidad.

De manera similar, los consumidores se están familiarizando cada vez más con la adquisición responsable de productos, certificaciones orgánicas e iniciativas de Comercio Justo que posiblemente pueden mejorar la identificación de productos sustentables con características únicas.

Comercio justo

Los estándares de la RSE pueden ser muy diferentes de los códigos de conducta de las empresas individuales. Dichos estándares están diseñados por terceros y generalmente se aplican en diferentes sectores de la industria y regiones geográficas. Los estándares incluyen iniciativas como SA8000, AA1000 y el GRI.

Por ejemplo, GRI surgió de una iniciativa conjunta entre la Coalición de Estados Unidos para Economías Ambientalmente Responsables (CERES) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. GRI complementa los marcos de informes financieros existentes con un marco de informes ambientales que proporciona orientación para que las empresas informen sobre la sustentabilidad ambiental de sus operaciones actuales

Gobierno corporativo, RSE y reportes de sustentabilidad

Según el Grupo de expertos de la Comisión de la UE, los reportes no financieros permiten a los inversores contribuir a una asignación de capital más eficiente y lograr mejor los objetivos de inversión a más largo plazo. Los informes ambientales, sociales y de gobierno (ESG) también pueden ayudar a que las empresas sean más responsables de una manera estratégica e instrumental.

Muchas empresas están utilizando cada vez más las herramientas regulatorias, los procesos y los estándares orientados al desempeño de las organizaciones no gubernamentales.

La mayoría de sus estándares se centran en temas como estándares laborales, derechos humanos, protección ambiental, gobierno corporativo. Las partes interesadas, en particular los clientes, esperan revelaciones responsables y transparentes sobre las prácticas ESG responsables en los informes corporativos.

La sustentabilidad corporativa y los comportamientos responsables, incluida la participación de las partes interesadas, pueden aportar un valor añadido a las empresas. Esta contribución postula que el camino a seguir es tener gobiernos más proactivos que aborden los problemas sociales, ambientales, de gobierno y económicos.

Los gobiernos tienen un papel vital que desempeñar en la mejora de la práctica empresarial sustentable y responsable de las empresas.

Hoy en día, las empresas están abordando problemas sociales e implementando ciertas iniciativas ambientales, por ejemplo:

  • Reducción de desechos
  • Generación de energía alternativa
  • Conservación de agua y energía
  • Protección ambiental
  • Transporte sustentable.

Tal vez, los reguladores lograrían mucho más al centrarse en medir el desempeño social y ambiental mediante la introducción de estándares, períodos de introducción gradual y la utilización de tecnologías innovadoras que en última instancia traerán eficiencias operativas.

Tal vez, los reguladores lograrían mucho más al centrarse en medir el desempeño social y ambiental mediante la introducción de estándares, períodos de introducción gradual y la utilización de tecnologías innovadoras que en última instancia traerán eficiencias operativas.

Tales medidas pueden mejorar el medio ambiente y aumentar la competitividad de las empresas. Los gobiernos pueden otorgar incentivos fiscales y hacer cumplir la regulación en ciertas áreas donde se necesita un comportamiento responsable.

Acerca del autor

Daniela Lazovska