Entendiendo la Responsabilidad Social

¿Por qué estamos viviendo más allá de los límites de la sustentabilidad?

¿Por qué estamos viviendo más allá de los límites de la sustentabilidad?

La sociedad humana está construida de lo que proporciona la naturaleza. Con cada respiración que tomamos, dependemos de la calidad del aire, la pureza del agua y la riqueza de la biodiversidad que nos rodea.

¿Por qué estamos viviendo más allá de los límites de la sustentabilidad? Reporte

Si todos en el mundo vivieran como el residente promedio de la Unión Europea, habríamos agotado el presupuesto de la naturaleza para el año y necesitaríamos 2,8 planetas dice un reporte de WWF.

¿Por qué estamos viviendo más allá de los límites de la sustentabilidad? reporte

Esto es insostenible: estamos agotando los ecosistemas naturales a un ritmo más rápido que el que se puede renovar.

Las soluciones para reducir la huella ecológica de la UE están a la mano, pero se necesita actuar.

Hallazgos del reporte Viviendo más allá de los límites de la sustentabilidad

El 20% de la biocapacidad de la tierra es utilizada por la UE, con solo el 7% de la población mundial.

El impacto de la UE en los recursos del planeta no es equitativo: la UE utiliza casi el 20% de la biocapacidad del planeta, aunque solo representa el 7% de la población mundial.

En otras palabras, se necesitarían 2.8 planetas si todos consumieran a la tasa del residente promedio de la UE.

Esto está muy por encima del promedio mundial, que es aproximadamente 1.7 planetas.

Ya sea a nivel regional o global, la exigencia de la naturaleza es mucho más allá de lo que es sostenible para el planeta.

Los datos muestran un amplio rango entre los patrones de consumo de los diferentes países, aunque ninguno de ellos permanece dentro de los límites del planeta.

Estas cifras muestran que Europa está gastando más que su parte justa de los recursos ecológicos del mundo.

Solo tenemos un planeta y estamos agotando sus ecosistemas naturales a un ritmo más rápido del que pueden renovarse. Continuar a esta velocidad ya no es una opción. También es irresponsable.

 El impacto de la huella ecológica en la biodiversidad

Esto conlleva un costo significativo, tanto para nuestras economías como para nuestra salud: los fenómenos meteorológicos extremos han costado a la economía europea 450.000 millones de euros desde 1980 y la contaminación del aire causa 430.000 muertes prematuras en Europa cada año.

Al abordar el cambio climático y la degradación del medio ambiente, se puede mejorar el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos europeos.

Las soluciones para no ir más allá de los límites de la sustentabilidad y enfrentar esta crisis están al alcance: numerosos ejemplos muestran que es posible avanzar hacia una sociedad neutral respecto al clima que sea respetuosa con la naturaleza.

Ya sea que las empresas, las ciudades y las regiones inviertan en la economía sostenible, o los gobiernos se comprometan a lograr emisiones netas cero, es posible tomar las decisiones correctas para el planeta y para todos nosotros, sin dejar a nadie atrás.

Si queremos salvaguardar la seguridad y la estabilidad de la UE, y garantizar la seguridad de recursos a largo plazo, abordar el cambio climático y la degradación del medio ambiente no es opcional.

El liderazgo continuo de Europa solo se puede garantizar si invierte en aquellos sectores que estarán en el centro de las economías del futuro, como las energías renovables, el transporte sostenible y la agricultura y pesca ambientalmente responsables.

Las soluciones están disponibles. Si no decidimos firmemente apoyarlos hoy y no ir más allá de los límites de la sustentabilidad, mañana será demasiado tarde. Las decisiones políticas apropiadas deben tomarse ahora.

Análisis de la huella ecológica de la UE

La naturaleza y sus recursos son una parte integral de los sistemas sociales y económicos, y la investigación muestra cada vez más la importancia vital de la naturaleza para la salud, bienestar, alimentación y seguridad.

El bienestar de la sociedad humana es altamente dependiente de estos recursos.

  • La huella del suelo de pastoreo mide la demanda de tierras de pastoreo para criar ganado para productos de carne, lácteos, cuero y lana.
  • La huella de los productos forestales mide la demanda de bosques para proporcionar leña, pulpa y productos de madera.
  • La huella de los caladeros mide la demanda de ecosistemas marinos y de aguas interiores necesarios para la repoblación de los productos del mar y para apoyar la acuicultura.
  • La huella de cultivos mide la demanda de tierra para alimentos y fibra, alimentos para ganado, cultivos oleaginosos y caucho.
  • La huella de terreno construida mide la demanda de áreas biológicamente productivas cubiertas por infraestructura, incluidas carreteras, viviendas y estructuras industriales.
  • La huella de carbono mide las emisiones de carbono de la quema de combustibles fósiles y la producción de cemento.

Estas emisiones se convierten en áreas forestales necesarias para secuestrar las emisiones no absorbidas por los océanos.

La huella ecológica dice cuánta naturaleza usamos.

La biocapacidad indica cuánta naturaleza tenemos.

Ambos se miden en términos de áreas biológicamente productivas y se expresan en hectáreas globales (gha), es decir, hectáreas promedio biológicamente productivas del mundo.

La huella ecológica mide la cantidad de tierra y área de mar biológicamente productivas necesarias para producir todos los recursos que consume una población y absorber sus desechos, teniendo en cuenta los avances tecnológicos de cada año.

¿Por qué estamos viviendo más allá de los límites de la sustentabilidad? La huella de la UE comparada con el resto del mundo

La huella de la UE comparada con el resto del mundo

Hasta principios de la década de 1970, nuestro planeta era capaz de proporcionar más de lo que exigía la humanidad.

Desde entonces, la tasa de consumo ha aumentado, y ahora es significativamente mayor que la tasa de renovación del planeta, alcanzando el equivalente a 1.7 Tierras.

La huella ecológica de la UE basada en su tasa de consumo es aún mayor: la demanda de recursos ecológicos y los bienes y servicios que proporcionan es más allá de los límites de la sustentabilidad es equivalente a 2.8 Tierras.

De 1961 a 2016, la huella ecológica de los países de la UE creció de 1.6 mil millones de hectáreas globales (gha).

La huella ecológica promedio de cada residente de la UE-28 ha disminuido un 19% desde su pico en 2007.

A pesar de representar solo el 7% de la población mundial, la UE consume casi el 20% de la biocapacidad mundial. Actualmente, la UE tiene un déficit de biocapacidad de 1.300 millones de gha, este déficit es similar al de la biocapacidad de China.

¿Por qué estamos viviendo más allá de los límites de la sustentabilidad? evolucion de la huella ecologica
¿Por qué estamos viviendo más allá de los límites de la sustentabilidad? evolucion de la huella ecologica en UE

Las tendencias de la huella varían enormemente de un país a otro.

China, los Estados Unidos de América, India, Rusia y Brasil tienen el mayor número de huellas en el mundo, y si la UE fuera un país, ocuparía el tercer lugar.

A pesar de que China tiene una huella ecológica total que es dos veces más alta que la de los Estados Unidos y la de la UE, la huella de los Estados Unidos y la UE por persona es mucho más alta. Esto se debe a que China tiene una población mucho mayor que los EE. UU y la UE.

La huella ecológica y biocapacidad en la UE

El tamaño de la huella ecológica per cápita de los países refleja el consumo de bienes y servicios de una persona promedio en ese país.

El tamaño de la huella ecológica per cápita de los países refleja el consumo de bienes y servicios de una persona promedio en ese país.

La evolución de las huellas ecológicas de los países de la UE refleja tendencias económicas históricas: Bélgica, Francia y Alemania experimentaron un pico en los años 70 y 80.

La huella ecológica de casi todos los países de la UE disminuyó después de la crisis financiera a fines de la década de 2000.

Esto es especialmente notable para Grecia, que fue la más afectada por la crisis económica. España, Portugal e Italia experimentaron contracciones similares.

La UE ahora tiene la oportunidad de equilibrar su huella ecológica con los recursos biológicos del planeta, estableciendo las prioridades correctas e implementando las políticas adecuadas, como alcanzar la neutralidad climática mucho antes de mediados de siglo y revertir la pérdida de biodiversidad.

Si no nos embarcamos por diseño en el camino hacia la prosperidad de un planeta, mañana se producirán caídas de huellas ecológicas por el desastre.

El impacto de la huella ecológica en la biodiversidad

El carbono representa actualmente el 60% de la huella ecológica de la UE. Como las temperaturas del mundo ya han aumentado en aproximadamente 1°C y Europa ya ha comenzado a sentir el impacto.

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, las inundaciones, las sequías, las olas de calor y otros extremos relacionados con el clima causaron pérdidas económicas de 453 mil millones euros entre 1980 y 2017, cobrándose la vida de más de 115,000 personas en toda Europa.

El cambio climático pone una inmensa presión sobre los ecosistemas.

 El impacto de la huella ecológica en la biodiversidad

Un solo ejemplo es el blanqueamiento de los corales causado por la acidificación del océano en mares más cálidos; sin embargo, casi 200 millones de personas dependen de los arrecifes de coral para protegerlos de las oleadas de tormentas y oleajes.

Incluso si pudiéramos limitar el calentamiento global a 1.5°C, perderemos el 70-90% de los arrecifes de coral, y a una temperatura de 2°C prácticamente se perderá todo.

Los arrecifes de coral albergan una cuarta parte de todas las especies marinas, lo que significaría un evento de extinción masiva.

Con los compromisos políticos actuales insuficientes, el mundo está a punto de alcanzar un aumento de temperatura global de 3,2°C.

El Informe de 2018 WWF Living Planet muestra que, en promedio, hemos visto una disminución del 60% en el tamaño de las poblaciones de vida silvestre en poco más de 40 años.

Las principales amenazas para las especies identificadas en el informe se vinculan directamente con las actividades humanas, incluida la pérdida y degradación del hábitat y el uso excesivo de la vida silvestre, como la pesca excesiva y la caza excesiva.

Recomendaciones de WWF a la UE para no seguir viviendo más allá de los límites de la sustentabilidad

1. Adoptar e implementar una Política Agrícola Común (PAC) de la UE que apoye a los agricultores en la transición hacia sistemas alimentarios y agrícolas totalmente sostenibles, y que recompense mejor a los agricultores con mayores compromisos ambientales y que entregan más bienes públicos.

2. Desarrollar un plan de acción ambicioso que incluya legislación sobre deforestación, degradación de los bosques y conversión de los ecosistemas naturales para abordar el impacto del consumo de la UE más allá de sus fronteras.

WWF hace un llamado a los y líderes de la UE de no ir más allá de los límites de la sustentabilidad y que tomen las siguientes medidas para disminuir la huella ecológica:

1. Cambio hacia el consumo sostenible

Las tendencias recientes muestran que una gran cantidad de iniciativas empresariales y lideradas por ciudadanos están empezando a hacer que los sistemas de alimentos y agricultura sean más sostenibles.

2. Restaurar la naturaleza

Las poblaciones mundiales de vida silvestre han disminuido en un 60% desde 1970, en gran parte debido a amenazas y presiones relacionadas con la actividad humana, como la pérdida y degradación del hábitat.

La degradación ambiental y la pérdida de biodiversidad también afectan la salud humana, el bienestar y la prosperidad.

El objetivo de la UE de detener la pérdida de biodiversidad en 2020 es muy probable que no se cumpla, según los últimos indicadores.

3. Proteger los océanos

Los océanos son una fuente de sustento, alimento y bienestar para miles de millones de personas en todo el mundo.

Sin embargo, a pesar del avance significativo en la gobernanza de los mares de Europa, los océanos están en crisis.

Las décadas de pesca excesiva y las prácticas insostenibles han llevado a las poblaciones de peces al borde del colapso, mientras que la destrucción de los hábitats marinos, el cambio climático, la contaminación plástica y las actividades ilegales amenazan a los océanos a nivel mundial.

4. Invertir en un futuro sostenible

Las economías sostenibles son economías que proporcionan una mejor calidad de vida para todos dentro de los límites ecológicos del planeta.

En los últimos años, los sectores de la economía sostenible han crecido significativamente en Europa, a pesar de la reducción de los incentivos y las inversiones en la economía sostenible, lo que ha llevado a una creación de empleo más lenta y ha debilitado la competitividad en sectores clave como las energías renovables y el transporte sostenible.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact