Estos pasos pueden ayudarte a reducir la contaminación plástica. ¡Toma nota!

Reducir la contaminación plástica es posible si todos ponemos de nuestra parte. Aunque las empresas e industrias juegan un papel más importante para lograr este objetivo.

¿Cómo reducir la contaminación plástica?

El problema del plástico ya no es noticia nueva. Es un problema que debemos abordar de manera urgente porque no solo cobra la vida de especies marinas y contamina el mar, también afecta nuestra salud y pone en riesgo nuestro futuro.

Aunque muchas personas han decidido convertir su rutina en cero residuos, si las empresas no se comprometen a ser sostenibles y cuidar realmente su huella ambiental, de nada servirá este enorme esfuerzo por parte de la sociedad.

Por otro lado, existen compañías que a pesar de que quieren contribuir a cuidar el medio ambiente, no saben cómo hacerlo.

Quizá estas seis acciones puedan guiarlas un poco y ayudarlas a sumarse a esta lucha por reducir la contaminación plástica.

1-. Localizar

Puedes iniciar por localizar los principales elementos de tu modelo de negocio y qué materiales utiliza.

Una vez identificados, puedes buscar la forma de reemplazarlos por métodos de producción más sostenible o materiales amigables con el medio ambiente.

Probablemente sea algo laborioso pero es una inversión que favorece a la empresa en muchos factores y además, te ayudará a fortalecer el vínculo con tus grupos de interés, al mismo tiempo que cuidas el medio ambiente.

Como en el caso de Sky, que utilizó la influencia de su medio para lanzar una campaña a favor del medio ambiente y en contra de la contaminación plástica.

Su iniciativa “Sky Ocean Rescue”, ha visto a un millón de personas participar a través de Twitter con la campaña #PassOnPlastic, y más de 220 parlamentarios y eurodiputados se inscribieron en #PassOnPlastic y cambiaron su comportamiento.

2-. Ambición

Para lograr reducir la contaminación plástica, se necesita mucha ambición y objetivos claros pero que se puedan cumplir.

Esta ambición debe expandirse a cada área de la compañía porque toda la plantilla de trabajo debe comprometerse ambientalmente. Eso significa cerrar el grifo del flujo de plástico en nuestros océanos.

Simplemente no podemos reciclar nuestro camino para salir de este problema, y debemos comenzar usando menos plástico.

Justo en Islandia se estableció el objetivo de eliminar gradualmente los envases de plástico de un solo uso, en varias de las líneas de producción de las empresas que se encuentran ahí.

3-. Planes conscientes

Los planes que están en contra del uso de plástico están creciendo y los consumidores cada vez están más conscientes del daño ambiental que provoca las botellas de plástico y demás por lo que han comenzado a llevar sus propios recipientes.

Una reciente encuesta en el Reino Unido encontró que el 84% de los consumidores dijo que mostraría más lealtad a una organización que toma medidas claras sobre el plástico.

Así que no subestimes la necesidad de operar de una manera radicalmente diferente.

4-. Experimenta

Las iniciativas para reducir la contaminación plástica que se han puesto en marcha, ya están obteniendo resultados favorables.

Por otro lado, existen muchas organizaciones, emprendedores y científicos que hacen pruebas hasta con residuos de fruta o verdura para encontrar un método más sencillo de mantener a frescura y la calidad de los alimentos sin la necesidad de recurrir al plástico.

Es vital que estos experimentos tengan un componente de aprendizaje y que esas lecciones se compartan ampliamente. De lo contrario, podremos desplegar soluciones que tengan consecuencias no deseadas.

Los proyectos exitosos pueden servirte de inspiración para poner en marcha un programa que se adapte a tu industria y ayude a limpiar los océanos o los diversos ecosistemas que han sido contaminados.

5-. Colaborar

Si algo puede ayudar a combatir los problemas ambientales son las alianzas.

Actualmente existen diversas organizaciones dedicadas a combatir distintos problemas ambientales, quizá alguna de tus iniciativas este alineada con una de ellas.

Como la alianza entre Nestlé y otras empresas que están involucrando a la sociedad a reciclar y a utilizar menos plástico.

6-. Inspira

La explotación del uso del plástico ha hecho mucho daño. Para hacer un cambio significativo es necesario cuestionar los modelos de negocios capitalistas.

De acuerdo con los expertos, las intervenciones que abordan el cambio de comportamiento pueden ser algunas de las más difíciles, sin embargo, están surgiendo algunos ejemplos interesantes, como Cup Club y Plastic Bank.

Además, tu compañía debe dar el primer paso y demostrar que les importan las comunidades y el medio ambiente.

Existen miles de formas de abordar los problemas que afectan al mundo, así que no existe pretexto para sumarse al cuidado del planeta.

¿Valdrá la pena la lucha?

De acuerdo con un informe de sustentabilidad realizado por Forum for the Future, nunca habrá un momento perfecto para la acción en un sistema que cambia constante y rápidamente, como lo son los plásticos hoy en día.

Por esta razón, es importante comenzar ahora y evolucionar las intervenciones para el cambio sostenible.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.