IKEA quiere ayudar a los clientes a vivir de forma más sostenible.

El plástico, con su bajo costo y amplia gama de usos posibles, se ha convertido en uno de los materiales más populares del mundo. Su uso aumentó 20 veces en los últimos 50 años y se espera que se duplique nuevamente en los próximos 20 años. Pero los costos ambientales son monumentales. Las investigaciones muestran que para el año 2050 habrá más plástico que peces en los océanos.

Mas plastico que peces

A nivel mundial, solo el 9% del plástico se recoge para reciclar.

Solo 9% del plastico se recicla

La tasa de reutilización es terrible en comparación con otros materiales: el 58% del papel y hasta el 90% del hierro y el acero se reciclan.

La Unión Europea anunció recientemente que quiere prohibir 10 artículos de plástico de un solo uso, incluidos pajitas de plástico y cubiertos, que constituyen el 70% de toda la basura en aguas de la UE y en las playas. La preocupación por la contaminación con plástico en los océanos del mundo, donde puede dañar y matar a la vida silvestre, como las tortugas y las aves marinas sigue creciendo.

IKEA ve la sustentabilidad como oportunidad de negocios

IKEA, la cadena sueca de muebles se está comprometiendo con la eliminación de los plásticos y tiene como objetivo garantizar que todos sus productos de plástico estén hechos con materiales reciclados para agosto de 2020. Hasta ha invertido en una planta de reciclaje de plásticos para ayudar a impulsar el plan.

Objetivos de IKEA

IKEA quiere diseñar productos para poder repararlos, revenderlos o reciclarlos. Su decisión sigue inmediatamente después de que la Unión Europea anunció los planes para prohibir los artículos de plástico, como pajitas, bastoncillos de algodón, cubiertos, globos y agitadores de bebidas.

El minorista, que tiene más de 363 tiendas en todo el mundo, dice que también quiere ayudar a sus clientes a vivir de forma más sostenible al ofrecer productos como una boquilla de grifo que podría ahorrar más del 90% del agua utilizada. También ofrecerá paneles solares en 29 mercados, de los cinco actuales, para el año 2025 y considera la introducción de más alimentos vegetarianos en sus cafés.

IKEA, conocida por fabricar muebles inteligentes y baratos, quiere que la gente se aferre a sus piezas por más tiempo. Con ese fin, la compañía tiene la intención de ampliar los servicios que ofrece para incluir cosas como nuevos revestimientos de sofás y la opción de arreglar las piezas viejas.

La gerente de sostenibilidad de IKEA, Lena Pripp-Kovac dijo para Bloomberg que el mercado de segunda mano y de renovación y reparación representa una gran oportunidad de negocios

La compañía planea usar solo materiales renovables y reciclados en sus productos como parte de un objetivo de tener un impacto positivo en el clima mundial para el final de la próxima década. La pregunta es cómo lograr esa meta sin perder dinero.

Según el director ejecutivo del concepto de IKEA  y franquiciador internacional de IKEA, Inter IKEA, Torbjorn Loof, la clave es la expansión continua, un mayor enfoque en los servicios y en ofrecer productos que ayuden a las personas a mantener sus piezas existentes.

Dado el alcance de los objetivos climáticos de IKEA, Loof dijo que podría necesitar buscar adquisiciones, porque la nueva estrategia crea la necesidad de que la marca avance más rápido en un par de temas, como idear nuevos materiales e ir más digital. La compañía, que compró TaskRabbit, proveedor de ensamblaje con sede en San Francisco, el año pasado, está actualmente estudiando varias potenciales adquisiciones.


IKEA está impulsando su línea de accesorios y reparaciones usando como argumento de venta la sostenibilidad y el rechazo al consumismo.

Twittea esta frase.


IKEA tiene el objetivo de eliminar para 2020 todos los productos de plástico de un solo uso de sus tiendas y restaurantes dejando de vender productos de plástico de un solo uso como pajitas, platos, tazas, bolsas de congelador, bolsas de basura y platos y vasos de papel recubiertos de plástico.

Sus restaurantes también dejarán de repartir pajitas de plástico, tazas, platos, cubiertos, agitadores de bebidas y recipientes de plástico para la comida recién preparada.

La compañía anunció la prohibición como parte de una estrategia de sostenibilidad más amplia, en la que se comprometió a convertirse en una empresa positiva para las personas y el planeta para 2030.

https://www.youtube.com/watch?v=7xn-xZeADqwde

El futuro de IKEA

IKEA aún tiene que definir una estrategia clara para sus nuevos servicios, pero según Loof está buscando desarrollar más servicios en la empresa, formando equipos con socios e incluso externalizando. Los ingresos adicionales podrían provenir de cosas como ensamblar piezas en los hogares de los clientes, entregas puerta a puerta y reparaciones.

La compañía espera que más personas gasten dinero en accesorios como fundas para sofás o patas de repuesto para mesas, en lugar de comprar un mueble completamente nuevo. Además de impulsar las ventas a través de tales ofertas, IKEA también espera que los costos de los materiales bajen al usar solo materiales renovables y reciclables.

Tener presencia en nuevos rincones del planeta también será más importante, según Loof. IKEA ya está en el proceso de abrir tiendas en India, y planea expandirse a Chile, Colombia y Perú, por primera vez en Sudamérica.

Según IKEA, el cambio climático ya no es una amenaza lejana, sino una realidad visible. Es uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad. Al vender muebles asequibles para montar uno mismo a escala masiva, IKEA tiene cierta responsabilidad por la cultura actual de desechables, donde los productos pueden ser fácilmente desechados y reemplazados por algo nuevo. Pero la compañía, fundada por el difunto Ingvar Kamprad en Suecia en 1943, es actualmente líder en la lucha contra los desafíos medioambientales.

Según IKEA, el rápido crecimiento de la población mundial y la creciente amenaza que representa el cambio climático ahora exigen objetivos aún más ambiciosos y medidas urgentes para evitar que el consumo agote los recursos mundiales.

De IKEA dicen que todavía no tienen todas las respuestas, pero están trabajando junto con los proveedores para encontrar soluciones que sean buenas para las personas y para el planeta.

IKEA dijo que apunta a comprar energía 100% renovable para el año 2020, y usar solo materiales renovables y reciclados en sus productos. También quiere hacer que sus entregas a domicilio tengan cero emisiones para el año 2025. Ya ha invertido 2 mil millones dólares en proyectos de energía renovable. Está planeando construir 416 aerogeneradores y ya ha instalado alrededor de 750,000 paneles solares en sus edificios.

Torbjörn Lööf, CEO de la empresa matriz de IKEA, Inter IKEA Group dijo que a través de su tamaño y alcance, existe la oportunidad de inspirar y permitir que más de mil millones de personas vivan mejor, dentro de los límites del planeta. Por eso se comprometen a liderar el trabajo conjunto con todos, desde proveedores de materias primas hasta los clientes y socios. Según él, el cambio solo será posible si colaboran con otros y fomentan el emprendimiento.

La defensora de los océanos de Greenpeace en el Reino Unido, Elena Polisano, dijo que tienen que ver a otros grandes minoristas presentar planes ambiciosos para reducir la cantidad de plástico desechable en sus estantes. Con un camión lleno de desechos de plástico entrando en los mares cada minuto y extendiéndose a todas partes desde el Ártico hasta la Antártida y hasta el punto más profundo del océano, se necesitan acciones audaces y rápidas.

 

Acerca del autor

Daniela Lazovska