Los océanos no tienen tiempo para esperar soluciones a largo plazo, según Greenpeace

La contaminación en el planeta ya ha excedido límites desde hace varios años, sin embargo actualmente nos encontramos enfrentando las consecuencias que ésta ha traído. Ahora, podemos ver cómo nuestros océanos se van llenando de basura plástica e incluso en varias partes del mundo, ya no se puede respirar aire que no esté contaminado.

Se calcula que son más de 8 millones de toneladas de plástico vertidas en nuestros océanos cada año, el equivalente a un camión recolector de basura lleno de plástico vaciado a los océanos cada minuto.

La basura plástica afecta tanto a la fauna como a la flora que hay en nuestras aguas, pues más de 100 mil mamíferos marinos mueren al año a causa del consumo de sustancias plásticas que llenan sus estómagos, los intoxican u obstruyen las vías digestivas y respiratorias.

De acuerdo con Greenpeace, el 90% de las aves marinas ha consumido residuos plásticos por lo menos una vez en su vida y más de un millón de ellas mueren al año por esta causa.


El 90% de las aves marinas ha consumido residuos plásticos por lo menos una vez en su vida y más de un millón de ellas mueren al año por esta causa.

Twittea esta frase.


Y si pensabas que los humanos nos salvamos de éste consumo, pues no es así. Esto según un estudio reciente hecho por la Universidad de Nueva York, la cual comprobó que el 93% de las aguas embotelladas poseen fibras plásticas que consumimos cada vez que bebemos agua embotellada.

A pesar de todas las campañas lanzadas en pro del medioambiente, los océanos no tienen tiempo para esperar soluciones a largo plazo, esto se dijo en la Cumbre Mundial del océano 2018 realizada en Playa del Carmen donde se reunieron los mayores exponentes de la ciencia marina, los negocios y algunas organizaciones de la sociedad civil, así como Greenpeace.

Reciclar el plástico no sirve: Greenpeace

Según Greenpeace, “en lugar de buscar cómo eliminar el uso del plástico, la innovación de la industria se centra en nuevas formas de recolectar y reciclar el plástico para darle una nueva utilidad. Si el plástico se recicla, entonces ya no es de un solo uso”.

Desde la década de los cincuenta, hasta hoy únicamente el 9% del plástico ha sido reciclado. Según Greenpeace, actualmente se recicla menos del 35% de materiales de alta reciclabilidad y con potencial de negocio como lo es el Polietileno tereftalato (PET); el resto irá a dar a rellenos sanitarios, se quemará liberando gases contaminantes que luego respiraremos o será tirado en cuencas y quebradas que posteriormente los ríos arrastrarán hasta el mar contribuyendo a esta polución.

Ya no hay tiempo de reciclar

De acuerdo con Greenpeace, la solución no es el reciclaje ni los bioplásticos, porque no producen un cambio de fondo y perpetúan un sistema de “consume-desecha”.

Es necesario que las empresas sean responsables de disminuir o eliminar el plástico que envuelven sus productos. Cabe mencionar que en México no existe una ley de responsabilidad extendida que los obligue a recuperar el material contaminante que generan para comercializar sus mercancías.

Es por eso que ellas deben de ser parte de esta solución, al ofrecer alternativas para adquirir productos empaquetados de otra forma: con materiales que se degradan o con envases retornables.

¿Están las empresas listas para este cambio? Tristemente, si volteamos a nuestro alrededor, la respuesta es no… ¿Qué destino enfrentan ahora nuestros mares? La respuesta sale a flote.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact