Entendiendo la Responsabilidad Social Género

Cómo el marketing y la comunicación pueden reducir la inequidad

Cómo el marketing y la comunicación pueden reducir la inequidad

Ngcuka explica cómo el marketing y la comunicación pueden reducir la inequidad.

La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, es una de las principales defensoras de la igualdad de género.

Mlambo-Ngcuka ha trabajando desde 2013 a nivel mundial para combatir problemas críticos como la violencia doméstica, el matrimonio infantil y las leyes inequitativas que niegan a las mujeres los mismos derechos que a los hombres: su objetivo es reducir la inequidad.

¡Esto es lo que tienes que saber al respecto!

Ngcuka y su lucha por reducir la inequidad

Ngcuka participó activamente en la lucha para acabar con la segregación racial en su país de origen, Sudáfrica.

De 2005 a 2008 se desempeñó como vicepresidenta del país, supervisando programas para combatir la pobreza y brindar las ventajas de una economía en crecimiento para los pobres, con un enfoque particular en las mujeres.

Fue miembro del parlamento de 1994 a 1996, como parte del primer gobierno democrático de Sudáfrica.

Cómo el marketing y la comunicación pueden reducir la inequidad

En 2017, se enfocó en la publicidad para luchar por la igualdad de género, erradicando los estereotipos presentes en los medios. Este verano, recibió el premio Cannes Lion Heart 2019 por su liderazgo en la iniciativa de diversidad de la industria, Unstereotype Alliance.

Entrevista con Ngcuka sobre cómo el marketing y la comunicación pueden reducir la inequidad

Ngcuka habló con The Holmes Report sobre su trabajo en todo el mundo, y cómo el marketing y la comunicación pueden reducir la inequidad.

¿Cuál es el alcance del trabajo de ONU Mujeres?

Ngcuka dijo que ONU Mujeres es responsable de promover la igualdad de género en el mundo, al enfocarse en los problemas que crean un cambio sistemático.

El objetivo es cambiar todas las leyes que discriminan a las mujeres, brindando asesoramiento legal y trabajando con países de todo el mundo.

En un año se lograron cambiar 50 leyes. Sin embargo existen muchas más que son discriminatorias en todo el mundo. El problema es que la desigualdad de género está en los estatutos.

También existe desigualdad en los programas, por tal motivo se necesitan políticas con una perspectiva de género para proteger mejor a las mujeres y prevenir crímenes contra ellas.

Esta es una de las áreas que le preocupa a Ngcuka. Aunque la policía existe en todos los países, si no hacen un buen trabajo en pro de las mujeres, los perpetradores no tienen una razón para contenerse.

ONU Mujeres también se preocupa en el tema de las mujeres en el liderazgo y proceso político. Siempre que hay elecciones, las apoya en las campañas y, en algunos países, las protege de la violencia y el acoso cibernético.

Trabaja con mujeres en zonas de guerra: rescata a las víctimas y les ayuda a superar el trauma. Uno de los mayores desafíos es la cantidad de violencia sexual y la violación como arma de guerra en algunas situaciones.

La organización se enfoca en los jóvenes y su participación en todos los esfuerzos en STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics), ayudando a las mujeres para ingresar a carreras y capacitación.

Ngcuka está luchando para reducir los números. En algunos países las mujeres se gradúan en mayor número, pero no obtienen trabajos en campos como ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Cómo la publicidad puede reducir la inequidad

Phumzile Mlambo-Ngcuka explicó que en 2015 se hizo un estudio en 150 países; 20 años después de la implementación de la Plataforma de Acción de Beijing, una agenda para el empoderamiento de las mujeres, aprobada en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer de las Naciones Unidas para analizar el avance y los desafíos.

Los resultados determinaron que un desafío común en todos los países son los estereotipos y las normas. Estos frenan a las mujeres, lo que se refleja en el mal pago que tienen aquellas que trabajan en Wall Street.

Las mujeres también son discriminadas en el campo de caña de azúcar en Brasil, en las fábricas en India y en las granjas en Sudáfrica. No importa cuán educadas puedan ser, los estereotipos son tan profundos que el ritmo de cambio es lento.

Según Ngcuka, la publicidad puede ayudar al mostrar el otro lado de quiénes pueden ser y quiénes son las mujeres.

En 2017 se unieron diferentes instituciones capaces de influir en la opinión pública y los estereotipos.

Se dio cuenta que la única institución e industria que tiene alcance en muchos países es la publicidad, y asociarse con la industria podría ayudar a hablar con personas con las que la ONU no tiene la oportunidad de entablar conversación.

La creatividad también puede ayudar. Aquellos que discriminan a las mujeres en los negocios, se darían cuenta que tener más mujeres ocupando puestos les daría ventajas: la diversidad es un valor agregado en las instituciones.

Unstereotype Alliance está llegando a los líderes de las empresas, demostrando que la falta de inclusión en sus empresas tiene repercusiones negativas.

¿La industria de publicidad coopera?

Se han realizado estudios para evaluar la comprensión y actitudes hacia el género. Según los hallazgos, a los clientes no les gustan los estereotipos. Prefieren tener modelos positivos a seguir en la publicidad.

El 80% de los encuestados piensa que la igualdad de género es importante y debe lograrse.

ONU Mujeres junto con la industria de publicidad, ha llegado a miembros diversificados de la alianza.

La colaboración se empezó con empresas en los Estados Unidos, en Brasil, Turquía, los Emiratos Árabes Unidos y Japón. La idea es aumentar las conversaciones y los estereotipos abordados.

No obstante, hay que tomar en cuenta que lo que puede ser importante para el público estadounidense, no tiene el mismo impacto en la India.

¿Cómo se comunican este tipo de mensajes a los negocios?

Unstereotype Alliance se asegura de que todos los anunciantes tengan esto en su ADN. Lo bueno de la industria es que también se pueden tener logros de manera sutil.

¿Qué falta para reducir la inequidad?

El hecho de que exista la posibilidad de abordar cuestiones como la igualdad salarial y ver cómo se producen los cambios ya es un avance.

Empero, es necesario acelerar el ritmo. No hacer nada no es una opción, se deben seguir buscando maneras en las que el marketing y la comunicación puedan reducir la inequidad.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact