Para usar la RSE para mejorar una marca sigue estos pasos.

La definición simple de responsabilidad social es la obligación de una empresa, su administración, en particular, hacia los intereses y el bienestar de la sociedad en la que opera».

Pero la responsabilidad social es también un marco ético que abarca esa obligación de cumplir con sus obligaciones, a fin de mantener un estado de equilibrio entre la economía y la sociedad.

La RSE también es una estrategia de gestión, ya que las empresas ahora la utilizan para crear un impacto positivo en la sociedad y establecer una buena reputación al llevar a cabo sus operaciones comerciales normales.

A lo largo de los años, la responsabilidad social ha demostrado ser un vínculo valioso en las estrategias comerciales de las empresas, por lo que incluso las empresas más grandes del mundo gastan millones anualmente en RSE.

Las corporaciones más grandes invierten en responsabilidad social, y tienen departamentos dedicados a encargarse de los asuntos relacionados con sustentabilidad.

La RSE mejora la imagen pública de una empresa y las ganancias, contribuye al mejoramiento de las comunidades y brinda soluciones a los problemas sociales de la sociedad y aumenta el atractivo de una empresa para los inversores.

Cómo usar la RSE para mejorar una marca

Varios estudios revelan que los consumidores están mucho más dispuestos a gastar dinero en los productos y servicios de una empresa responsable.

De hecho, el 45% de los consumidores demuestra esta disposición, sin siquiera preocuparse de que tienen que pagar más, siempre que sea con una empresa en la que confíen debido a sus medidas de responsabilidad social.

Usar la RSE para mejorar una marca

La responsabilidad social es una excelente manera para que una empresa construya reputación de marca.

El branding implica el uso de la responsabilidad social para crear diferenciación.

En lugar de un nombre específico o logotipo, usar la RSE para mejorar una marca se demuestra a través de varias acciones relevantes.

Estas acciones luego establecerán la presencia de la compañía en la mente de los consumidores y el público en general.

La marca de una empresa es su promesa. Representa lo que la compañía puede ofrecer a sus clientes y lo que los clientes pueden esperar de los productos y servicios de la compañía. Encarna la percepción de los clientes sobre la empresa.

La RSE también diferencia a las empresas de la competencia, pero solo cuando se hace de la manera correcta. La mejor manera de nutrir una buena reputación es poner más esfuerzos en mejorar la RSE.

Cómo usar la RSE para mejorar una marca

Un ejemplo que sabe usar la RSE para mejorar una marca por sus esfuerzos de responsabilidad social es Microsoft.

La empresa trabaja con gobiernos, organizaciones sin fines de lucro, inversores e incluso instituciones educativas.

Se ha asociado con cientos de miles de pequeñas y medianas empresas de todo el mundo.

También cuenta con programas de voluntarios, donde los empleados de la compañía dedican ciertas horas a las causas que les interesan personalmente.

1. Elegir la causa adecuada

Tienes que elegir un programa específico de responsabilidad social. Tiene que ser el programa adecuado para tu negocio y estar claramente alineado con la visión y los objetivos de la empresa.

La causa debe tener un vínculo lógico con el negocio.

Por ejemplo, una empresa de fabricación de automóviles puede elegir una causa ambiental con un enfoque en el aire limpio.

Una compañía farmacéutica puede elegir una defensa de la salud en países del tercer mundo.

Una empresa de construcción también puede optar por enviar a algunos de sus trabajadores para proporcionar horas de trabajo voluntario en refugios locales, haciendo reparaciones y servicios de mantenimiento.

Google eligió la energía renovable como el foco de su RSE, a través de su programa Google Green. El programa es sobre el uso eficiente de los recursos y la energía renovable.

Otro buen ejemplo es el compromiso de la marca de helados Haagen-Dazs. Eligió crear conciencia sobre el tema de la desaparición rápida de las abejas.

Lo que hizo fue asignar una cierta porción de los ingresos de las ventas de su marca de abeja y donó la cantidad a la investigación sobre cómo evitar que las abejas desaparezcan por completo.

2. Hacer que todos, incluidos los clientes, participen

Todos los miembros de una empresa deben participar, ya que también demuestra un frente unido.

Involucrar a los empleados y otros miembros de la organización en el proceso aumentará su moral y agregará entusiasmo a medida que avanzan en su trabajo.

Es cierto lo que dicen: los empleados felices son empleados productivos.

Xerox no se limitó a donar y apoyar varios programas caritativos.

También diseñó su Programa de Participación Comunitaria, que involucró directamente a los empleados de Xerox en sus actividades orientadas a la comunidad.

Esto dio lugar a que la empresa obtuviera un gran reconocimiento y reconocimiento por parte de las comunidades.

Al asignar una cantidad sustancial para la participación de los empleados en las actividades, los empleados tenían un mayor nivel de compromiso con la empresa.

Un ejemplo común de cómo las compañías involucran a sus clientes es cómo los alientan a donar para una causa, y se ofrecen para igualar la cantidad o el regalo que los clientes hacen.

En el caso de Microsoft, lleva a cabo la campaña de donación de empleados, donde anima a sus empleados a hacer contribuciones, que la compañía se comprometió a igualar.

Esto resultó en más de 1,000 millones recolectados y donados a alrededor de 30,000 organizaciones sin fines de lucro en todo el mundo.

3. Usar las redes sociales para los esfuerzos de RSE

Las plataformas de medios sociales han permitido a las empresas tener un alcance más amplio, y esta es también una gran oportunidad para presentar sus esfuerzos altruistas. Las redes sociales son las vías perfectas para compartir las historias de RSE.

Una empresa puede utilizar activamente las redes sociales para aumentar la conciencia sobre las actividades de responsabilidad social de la empresa y, al mismo tiempo, aumentar el valor de la marca.

Si echas un vistazo al programa de RSE de Molson Coors Canadá, notarás de inmediato qué tan activamente utiliza las redes sociales, especialmente Twitter y los blogs.

Tienen un equipo de redes sociales para administrar su cuenta de Twitter y el contenido presentado en tweets.

El equipo también está a cargo de todo el contenido que aparece en el blog, concentrándose en las actividades de RSE de Molson Coors, como el Programa de consumo responsable, que tiene como objetivo educar a los clientes.

https://www.youtube.com/watch?v=-flbItXUfUc

4. Hablar sobre tu responsabilidad social, pero no presumir

Existe una delgada línea entre hablar humildemente sobre lo que haces por los demás y presumir y anunciar al mundo lo generoso y benevolente que eres.

Esto es a menudo un punto delicado para las empresas. Se supone que la responsabilidad social debe reflejar a la compañía que hace el bien por hacer el bien, no porque esperan obtener algo monetario de ello.

5. Asegurarse de que tu programa de responsabilidad social refleje la marca

La responsabilidad social debe coincidir con los mensajes de marca, lo que significa que debe tener un enlace o conexión a los atributos de marca. Incluso los materiales utilizados en la RSE también deben, en la medida de lo posible, utilizar la misma apariencia para alentar que recuerden de manera instantánea los que lo ven.

Haz posible que asocien fácilmente tu RSE con la marca.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact