Entendiendo la Responsabilidad Social

Chocolate con causa: caso Auro Chocolate

Chocolate con causa: caso Auro Chocolate

¿Te gusta el chocolate? ¿Y el chocolate con causa? ¡Echa ojo!

Ursula Kohaupt dijo que el chocolate es un trozo de felicidad que puedes comer. ¿Te imaginas la felicidad al comer chocolate con causa? Esta es la historia de Auro:

Los chocolates son perfectos para cualquier ocasión: postre, regalo romántico, o incluso te ayudan a sobrellevar los cambios de humor cuando uno se siente mal. Eso hace que el chocolate sea la comida favorita de casi todos.

Auro Chocolate es una compañía filipina de chocolates que obtiene de forma sostenible los granos de cacao directamente de las comunidades agrícolas locales en Davao, mientras hace su parte para restaurar las variedades de reliquia de Filipinas.

Compra las semillas para inspirar la calidad y darles a los agricultores la oportunidad de mejorar su nivel de vida.

Los principios del chocolate con causa: Auro Chocolate

Fundada por Mark Ocampo y Kelly Go, la marca ofrece chocolates de primera calidad producidos en su totalidad en Filipinas.

Los granos de cacao se cultivan en Davao y luego se envían a Laguna para la producción de chocolate. Los fundadores invirtieron en maquinaria alemana, las mismas que usan las marcas internacionales, para elevar la calidad del chocolate filipino.

Desde la agricultura hasta la producción, estos procesos estrictos aseguran a los consumidores chocolates de clase mundial producidos localmente.

El significado del nombre

El nombre del chocolate con causa, Auro viene de AU, el símbolo químico del oro en la tabla periódica combinada con oro, que significa oro en filipino y español, representa una nueva forma de ver una antigua tradición que es exactamente lo que la empresa pretende representar.

¿Qué tienes que saber del chocolate con causa?

Auro Chocolate obtiene su cacao del corazón de Davao, conocido internacionalmente por sus plantaciones de cacao de clase mundial.

La marca se asocia con más de 10 cooperativas productoras de cacao y 80 agricultores y empresarios, cada uno de los cuales trabaja arduamente para ofrecer productos de chocolate saludables, de alta calidad y de excelente sabor.

Auro Chocolate cree en la filosofía «Más allá de Bean-to-Bar»; donde se practican métodos de cultivo orgánico, se da prioridad a los agricultores y se realizan pruebas exhaustivas antes de que los granos se conviertan en chocolate.

El chocolate está hecho por una compañía que lo está haciendo todo; desde la cosecha de cacao hasta la fabricación del producto terminado, no se importan, todo es local.

Auro también se enorgullece de sus asociaciones significativas y sostenibles con los agricultores y trabajadores de cacao. Más de 1,000 familias y 2,000 hectáreas de fincas se han beneficiado de su programa.

¿Qué ha estado haciendo Auro por la comunidad?

Auro Chocolate quería mejorar los medios de vida de los agricultores. Se crearon diferentes programas para ayudar a los agricultores.

Por un lado, les pagan a los agricultores un incentivo más alto por la calidad y hacen una segregación adecuada.

Aparte de eso, dan clases básicas de administración de empresas para que realmente puedan tratar sus fincas como un negocio. Les enseña a hacer productos de agricultura ecológica.

Además, hay un curso de elaboración de chocolates en el que aprenden a hacer chocolates y a mejorar los productos que tienen.

En el momento, el chocolate con causa trabaja con más de 2000 agricultores en Davao.

Chocolate con causa: el viaje de cacao

La principal temporada de cosecha de cacao en Filipinas es entre noviembre y febrero.

Las vainas completamente maduras se cosechan cuidadosamente de los árboles.

Los granos húmedos se extraen de las vainas y se recolectan el mismo día para la fermentación.

Luego se transfieren a cajas de madera que permiten el drenaje de la pulpa y el paso del aire.

Este es un proceso clave para desbloquear el máximo potencial de sabor del cacao. La fermentación normalmente dura entre 4 y 6 días, dependiendo de la variedad de cacao y el ambiente.

Los granos se clasifican por tamaño a través de tamizado para asegurar un tostado uniforme. También se someten a un control exhaustivo para garantizar la calidad y la ausencia de materiales extraños.

Los granos seleccionados se asan para eliminar las bacterias, reducir la humedad y aflojar los granos de su cáscara externa. Más importante aún, el asado realza los sabores inherentes en los granos.

Auro, el chocolate con causa, compra directamente todos los granos de cacao a los agricultores de cacao que comparten los mismos valores.

La empresa está comprometida a construir asociaciones justas y sostenibles que permitan a los agricultores mejorar continuamente el rendimiento y la calidad.

Los problemas comunes que enfrentan los agricultores son la falta de infraestructura, la dependencia de insumos costosos y la mala gestión.

Para abordar esto, el chocolate con causa ofrece apoyo constante al educar a los agricultores sobre los estándares internacionales de calidad, así como las habilidades necesarias, tales como el método de la agricultura orgánica, las prácticas adecuadas de poscosecha y la gestión de negocios agrícolas.

Adoptar un árbol de cacao del chocolate con causa

Desde su lanzamiento en mayo de 2015, el chocolate con causa ha estado buscando continuamente formas de innovar y elevar el arte del cultivo de cacao y la fabricación de chocolate.

El chocolate con causa trabaja con un grupo de marines retirados. La marca quería apoyar a su comunidad, a sus compañeros y también a las esposas viudas (28 marines retirados y un total de 60 miembros, incluidas las amas de casa viudas).

La gente puede adoptar un árbol de cacao en Davao, el árbol mismo será personalizado con una tarjeta de presentación. Puedes ver crecer el árbol en un jardín virtual en www.crowdfarming.com, o visitar la granja cuando vayas a Davao.

A cambio de tu apoyo, recibirás dos kilos de chocolate, renovables cada año.

Francesco Petrarca tenía la razón al decir que un poco de dulzura puede ahogar un montón de amargura porque cuando se trata de comer chocolate con causa la felicidad se disfruta doble.

¿Qué te parece este chocolate con causa? ¿Ya se te antojo probarlo? Te leemos en los comentarios.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact