5 tendencias responsables que demuestran que la RSE es buen negocio – ExpokNews

¿Cuáles son las tendencias responsables que puedes implementar en tu negocio?

Imagina a más de 400 de las personas de algunas de las compañías más grandes del mundo, en un evento, hablando sobre el poder del propósito.

Tendencias responsables que debes usar

En el evento de Benevity se habló de varias tendencias responsables que demuestran que la RSE es un buen negocio:

1. El poder del propósito

Estamos oficialmente en un mundo de propósitos. El Fundador y CEO de Benevity, Bryan de Lottinville cree que el propósito corporativo podría muy bien determinar si una empresa sobrevive y le va bien a largo plazo.

El Fundador y CEO de Benevity, Bryan de Lottinville hablando sobre tendencias responsables

Bryan señaló la reciente carta del CEO de Blackrock, Larry Fink, a los líderes de negocios, que la ganancia y el propósito están inextricablemente vinculados. El trabajo que los líderes de la RSE han estado haciendo durante años es ahora más valioso que nunca.

Hacer el bien ya no es solo una cuestión de RSE, ni una cuestión de marketing o de recursos humanos. Ahora se está convirtiendo rápidamente en parte del ADN de una empresa. Esto presenta un desafío y una gran oportunidad que requerirá que todos pensemos de manera diferente.

Afdhel Aziz, fundador de Conspiracy of Love, hablando de tendencias responsables dijo que las corporaciones tienen siete veces más recursos que el gobierno y las organizaciones sin fines de lucro combinadas, por no mencionar la fuerza en números cuando se trata de personas, por lo que el poder está en esas compañías.

Aziz desafió a todos a dejar de considerarse líderes de responsabilidad social corporativa y, en su lugar, a pensar en ellos mismos como catalizadores de la oportunidad social corporativa. Es hora de cambiar nuestra mentalidad de transaccional a transformacional, y dijo: “Para hacer el bien, creo que debes dejar que tus valores impulsen tu valor”.

Beret Kline y Teresa Towey, gerentes de programas de RSE en T-Mobile, compartieron cómo van más allá de las tradicionales donaciones corporativas, con su increíble campaña #GivingTuesday como ejemplo.

El 27 de noviembre, comprometieron a los empleados, los clientes y, literalmente, cualquier otra persona. Todos tuvieron la oportunidad de recaudar fondos para Feeding America, a través de la aplicación T-Mobile y las redes sociales.

¿Los resultados de las tendencias responsables? Más de un millón de clientes recaudaron 5 millones dólares para ayudar a alimentar a las personas necesitadas, con más de 17,000 empleados involucrados y una tasa de participación 77% más alta que su campaña #GivingTuesday 2017.

Charles Schwab es otro gran ejemplo de una compañía que está transformando su pensamiento en torno al voluntariado para crear un programa escalable e impactante. Ven un crecimiento del programa del 10-20% cada año, en gran parte gracias a un equipo de liderazgo comprometido.

Cuando a los ejecutivos les apasionan sus programas, les dice a las personas que es importante y que somos quienes somos como compañía, dijo Amanda Lenaghan, gerente principal de programas de Charles Schwab.

2. Es hora de una definición más amplia de impacto

Hablando de tendencias responsables hay que entender que si queremos resultados diferentes y mejores para las personas, las empresas, la cultura y la sociedad, debemos pensar menos en los resultados. Eso requiere un cambio en la forma en que pensamos y medimos el impacto.

Cuando se trata de medir el impacto, Farron Levy, CEO de True Impact, compartió por qué cree que debemos centrarnos en dos métricas: el resultado y el costo por resultado. Estas dos métricas nos ayudan a comprender el verdadero propósito de la medición, que es demostrar y mejorar el valor.

LUSH es un gran ejemplo de una compañía que realmente está invirtiendo en organizaciones sin fines de lucro en temas que son importantes para la empresa y su gente.

Tricia Stevens, gerente de donaciones caritativas y campañas éticas en LUSH, habló sobre cómo la compañía financia a las pequeñas organizaciones de base, como los grupos indígenas, que están creando un impacto directo en sus comunidades. Creen que se necesita un cambio de paradigma entre las personas que tienen el dinero y las personas que lo necesitan.

Christy Duncan Anderson, Directora Ejecutiva de Albertsons, hablando de tendencias responsables y su programa Hunger Is y sobre cómo comenzaron simplemente midiendo el dinero que otorgaron.

Luego pasaron a medir la cantidad de comidas que equivalía a la financiación antes de cambiar finalmente a una mentalidad de inversionista en la que están midiendo cuántos niños tienen acceso al desayuno todos los días.

Shawn Kahle, VP de Responsabilidad Corporativa y Participación Comunitaria en Assurant, dirigió una organización sin fines de lucro durante cinco años antes de unirse a Assurant y dijo que era lo más inteligente que había hecho, porque le abrió los ojos a lo que realmente necesitan las organizaciones sin fines de lucro.

Sabía que tenía que pensar de manera diferente, y eso significaba tomar una mentalidad de inversionista que va más allá de “otorgar” para crear un marco de RSE estratégico más amplio que incluya subvenciones, voluntariado, donaciones abiertas y emparejamientos, y luego recopilar, medir y compartir datos con todas las partes interesadas de una mejor manera.

3. Una persona puede ser más poderosa que todos juntos

Cuando pensamos en los mayores desafíos del mundo como hambre, enfermedades, crisis del agua, desastres naturales puede ser difícil creer que nuestras acciones individuales pueden tener un impacto.

Pero según las tendencias responsables si realmente vamos a dejar el mundo mejor de lo que lo encontramos, no podemos subestimar el poder de las pequeñas acciones y el papel de los individuos.

Cuando facultamos a cada persona para que se convierta en un agente de cambio en sus propias vidas, ocurre un cambio cultural. Ahí es donde ocurre el cambio.

Kayla Mottola, especialista sénior en TripAdvisor, habló sobre cómo han creado un equilibrio entre el enfoque y la elección, donde apoyan a las poblaciones desplazadas como una causa estratégica de la empresa y al mismo tiempo brindan una opción abierta a su gente para apoyar cualquier causa que les importe personalmente.

Era importante para TripAdvisor que su gente se sintiera facultada para actuar como propietarios del programa y comprometieran a varios grupos de empleados.

4. El futuro de la bondad es inclusivo

Tomando en cuenta las tendencias responsables, casi todas las grandes empresas están trabajando en la inclusión en este momento, pero tiene que ser algo más que solo alcanzar ciertos números.

Las empresas necesitan construir una cultura corporativa que sea inclusiva y crear un sentido de pertenencia en su núcleo, donde las personas diversas puedan prosperar. Estamos viendo que más compañías utilizan la bondad para crear un sentido de propósito, significado y pertenencia, y lo hacen de manera inclusiva.

Las empresas están adoptando un enfoque integrado e inclusivo de sus programas de bondad, ofreciendo más de una forma de participación para su gente, ya sea a través de donaciones, voluntariado, subvenciones o acciones positivas.

Nicole Frisch, Directora Senior de Participación Comunitaria en First Tech Federal Credit Union, compartió cómo la empresa creó una estrategia de inclusión y pertenencia que hizo más que solo marcar las casillas con los mismos resultados decepcionantes.

La compañía sabía que su estrategia tenía que ser auténtica, accionable y de propiedad y manejo de los empleados. Ahí es donde entraron Missions que les permitió enfocarse primero en la inclusión, lo que les permitió desarrollar una cultura de pertenencia y crear un espacio para que la diversidad prospere.

5. La autenticidad es clave

Cada vez más empresas defienden grandes problemas sociales. Como señaló Whitney Dailey, vicepresidenta de marketing e investigaciones en Cone Communications, nunca habríamos visto a las marcas tomar posiciones a esta escala hace 10 años.

Pero con la investigación de Cone que muestra que el 79% de los estadounidenses cree que las empresas deberían estar en contra de las injusticias sociales, existe una mayor expectativa de que no solo participen en la conversación, sino que también brinden soluciones.

El CEO de Levi Strauss & Co, Chip Bergh, fue uno de los líderes corporativos en 2018 que habló en contra de la violencia con armas de fuego, el cambio climático y los derechos de voto. 2018 también fue uno de sus años más rentables, con un crecimiento interanual del 14%.

Karen Bergin, Directora Global de compromiso de los empleados en Microsoft, compartió cómo el CEO de Microsoft, Satya Nadella, alentó a todos a cambiar su mentalidad.

En lugar de pensar “Tengo que ir a trabajar”, quería que la gente pensara, “cómo puedo usar esta empresa como plataforma para el cambio que quiero ver en el mundo”.

Para hacer eso, el equipo de Karen adoptó el enfoque de tomar riesgos inteligentes y fallar, pero fallar rápido y seguir adelante. Con cada paso audaz que dan, Microsoft se está acercando a su misión de “Capacitar a cada persona y cada organización del planeta para lograr más”.

Okta está aplicando el mismo enfoque innovador a la bondad que aplican a la tecnología. Anna Currin, gerente de programas de impacto de empleados y comunidades en Okta, lo llama RSE ágil. Se trata de soñar en grande, ir por ello y luego usar los datos para dirigirlos y redirigirlos.

Los empleados sentían que no podían dedicar tiempo a ser voluntarios. Por eso se le ocurrió 3 Good Days, que les dio a los empleados tres días para usar específicamente como voluntarios, y sus gerentes lo promovieron. Ese año, pasaron del 40% al 60% de participación.

¿Qué te parecen estas tendencias responsables de las compañías?

Acerca del autor

Daniela Lazovska

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]