Entendiendo la Responsabilidad Social

Relación entre el cambio climático y los huracanes

Relación entre el cambio climático y los huracanes

¿Cuál es la relación entre el cambio climático y los huracanes? Averígualo.

Si el calentamiento global continúa en aumento, es probable que los huracanes tengan mayor intensidad y sean potencialmente más destructivos.

¿Cuál es la relación entre el cambio climático y los huracanes?

Una de las consecuencias más perceptibles de un mundo más caliente, es un aumento en la frecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos.

Se espera que el cambio climático empeore la frecuencia, intensidad e impactos de algunos tipos de eventos climáticos extremos.

El calentamiento provoca que los huracanes sean aún más devastadores. Debido a que el cambio climático causa que las temperaturas del océano y del aire suban. El año pasado fue considerado el más caluroso registrado en los océanos; los huracanes se están volviendo más húmedos y lentos.

En los últimos 70 años, la velocidad de los huracanes y tormentas tropicales se ha desacelerado aproximadamente un 10% en promedio, según un estudio de 2018.

Aunque los científicos no están seguros de si el cambio climático conducirá a un aumento en la cantidad de huracanes, se espera que las temperaturas más cálidas de los océanos y los niveles más altos del mar intensifiquen sus impactos.

¿Qué es un huracán?

Un huracán es un sistema giratorio de tormentas y nubes que se originan en aguas tropicales o subtropicales. Los huracanes se clasifican según la velocidad del viento.

Relación entre el cambio climático y los huracanes - categorias

En el hemisferio norte, estas tormentas giran en sentido antihorario. En el hemisferio sur, rotan en sentido horario. Los sistemas más fuertes se llaman huracanes o tifones, dependiendo de dónde se formen. Los ciclones tropicales más débiles podrían llamarse depresiones tropicales o tormentas tropicales.

Según estudios recientes, la conclusión es que los huracanes más fuertes que ocurren en algunas regiones, incluido el Atlántico Norte, han aumentado en intensidad en las últimas dos o tres décadas.

Como se forman los huracanes

Los modelos proyectan un aumento del 45-87% en la frecuencia de huracanes de categoría 4 y 5 en los Estados Unidos, a pesar de una posible disminución en la frecuencia de tormentas.

¿Cuál es la relación entre el cambio climático y los huracanes?

Los huracanes están sujetos a diversas influencias relacionadas con el cambio climático.

Las temperaturas más cálidas de la superficie del mar podrían intensificar las velocidades de los vientos de tormenta tropical, lo que generaría más daños si tocan tierra.

Basado en modelos sofisticados, los científicos esperan un aumento de 2-11% en la velocidad máxima promedio del viento, con más eventos de tormentas intensas.

Los mares más cálidos también significan más precipitaciones. Se prevé que las tasas de lluvia durante estas tormentas aumenten en aproximadamente un 20%, lo que puede ser el impacto más destructivo.

Es probable que el aumento del nivel del mar haga que las futuras tormentas costeras, incluidos los huracanes, sean más dañinas.

Huracanes en la historia

Se espera que el nivel del mar aumente en 1-4 pies durante el próximo siglo, lo que amplificará la marejada ciclónica.

Por ejemplo, el aumento del nivel del mar intensificó el impacto del huracán Sandy, que causó daños estimados en 65 mil millones de dólares en Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut en 2012. Gran parte de los daños fue causado por inundaciones.

A nivel mundial, se forman alrededor de 70 a 110 tormentas tropicales cada año, con aproximadamente 40 a 60 alcanzando fuerza de huracán. Pero según los registros hay grandes cambios año con año respecto a la cantidad e intensidad de estas tormentas.

La frecuencia e intensidad varían de una cuenca a otra. Los ciclones tropicales del Atlántico se están volviendo más fuertes en promedio, con una tendencia de 30 años que se ha relacionado con un aumento de las temperaturas oceánicas sobre el Atlántico y más.

La frecuencia e intensidad varían de una cuenca a otra. Los ciclones tropicales del Atlántico se están volviendo más fuertes en promedio, con una tendencia de 30 años que se ha relacionado con un aumento de las temperaturas oceánicas sobre el Atlántico y más.

En la cuenca del Atlántico norte, el número promedio de tormentas tropicales a largo plazo (1966-2009) es de aproximadamente 11 cada año, y en promedio seis se convierten en huracanes.

Recientemente (2000-2013), el promedio es de unas 16 tormentas tropicales por año, incluidos unos ocho huracanes.

Este aumento en la frecuencia está correlacionado con el aumento de las temperaturas de la superficie del mar del Atlántico Norte, que podría estar parcialmente relacionado con el calentamiento global.

Algunos modelos no proyectan cambios o una pequeña reducción en la frecuencia de huracanes, mientras que otros tienen un aumento en la frecuencia.

Los estudios muestran una compensación entre intensidad y frecuencia: a medida que los océanos más cálidos refuerzan la intensidad de los huracanes, en realidad se forman menos tormentas.

Amenazas planteadas por huracanes

El Centro Nacional de Huracanes clasifica los huracanes del Atlántico según la velocidad del viento.

Una tormenta con vientos superiores a 74 mph es un huracán de categoría 1. Las tormentas con vientos más fuertes que 111 mph se consideran huracanes mayores (categoría 3 o superior). La velocidad del viento es solo uno de los muchos factores que contribuyen al impacto de un huracán. Otros incluyen:

  • Sitio donde la tormenta toca tierra.
  • Tamaño.
  • Estructura de la tormenta.
  • Cantidad de lluvia.
  • Duración.
  • Vulnerabilidad del área que afecta.

8 de los 10 huracanes más costosos registrados en los Estados Unidos han ocurrido después de 2004.

Todavía se calculan los daños para los huracanes de Harvey e Irma de 2017.

Los huracanes Katrina (2005) y Sandy (2012) costaron 125 mil millones dólares y 65 mil millones dólares, respectivamente. Los huracanes Andrew (1992) e Ike (2008) costaron 27 mil millones de dólares cada uno.

Un factor importante del aumento del costo de los huracanes es el incremento del desarrollo en las zonas costeras. Las poblaciones costeras en los Estados Unidos crecieron en casi 35 millones de personas entre 1970 y 2010.

«Las personas que viven cerca de la costa y los administradores de estas comunidades costeras deben ser conscientes de cómo este crecimiento de la población puede afectar sus áreas costeras con el tiempo», dijo Holly Bamford, Ph.D., administradora asistente de NOAA para el Servicio Nacional del Océano.

«A medida que más personas se muden a la costa, los administradores del condado verán un doble desafío: proteger a una población en crecimiento de los peligros costeros y cuidar los ecosistemas costeros de una población en crecimiento».

Si el clima continúa calentándose, se prevé que la intensidad promedio de los huracanes aumente, mientras que se espera que el número total de huracanes a nivel mundial disminuya o permanezca sin cambios. Los científicos proyectan que, en promedio, los huracanes tendrán mayores velocidades del viento y tasas de precipitación.

Cómo reducir el riesgo de huracanes

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es una forma de reducir el riesgo de huracanes en el futuro. Otras medidas que se pueden tomar para minimizar la relación entre el cambio climático y los huracanes incluyen:

  • Preservar los humedales costeros, las dunas y los arrecifes para absorber las marejadas ciclónicas.
  • Reponer las playas y mejorar la infraestructura que ofrece protección costera, como los diques.
  • Elevar edificios vulnerables para reducir daños por inundación.
  • Diseñar estructuras que resistan los fuertes vientos y los escombros.
  • Promulgar políticas que desalienten el desarrollo en áreas vulnerables.
  • Prepararse antes de una tormenta abordando ventanas, despejando la propiedad de posibles escombros voladores y teniendo un plan de evacuación.

¿Cuál es tu opinión acerca de la relación entre el cambio climático y los huracanes?

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact