Ambiental Debes leer... Entendiendo la Responsabilidad Social RC y Sostenibilidad RSE

Por qué cero neto no es suficiente y tampoco los rankings ASG

Si pensábamos que con los objetivos de descarbonización podríamos estar en buen camino, quizá no sea así. Al parecer declararse cero neto no es suficiente.

Business Ambition for 1.5ºC es el nombre de una campaña a la que se han unido 481 empresas hasta el momento.

Esta fue el resultado de un llamado hecho por Pacto Mundial de la ONU (UN Global Compact), We Mean Business Coalition y la iniciativa Science Based Targets (SBTi) para que las empresas alinearan sus objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) con la limitación del aumento de la temperatura mundial a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales o de establecer una meta pública de llegar a cero emisiones netas para el año 2050.

Tales objetivos han estado presentes en diferentes iniciativas con el único propósito de limitar el calentamiento global y la serie de consecuencias que trae consigo, sin embargo, tal parece que la meta cero neto no es suficiente.

Enfrentándonos a cero neto

El término cero neto es simple. Quiere decir que no estamos agregando nuevas emisiones de carbono a la atmósfera. Las emisiones de carbono tienen dos orígenes: naturales y antropogénicas. Estas últimas significa que los efectos, resultados o procesos son consecuencia de acciones humanas, en su mayoría del impacto de las empresas.

cero neto no es suficiente

Muchas compañías alineadas a la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) no solo se han comprometido a trabajar con sus grupos de interés para alcanzar el cero neto para 2050 o antes, sino que se esperan que los stakeholders establezcan objetivos intermedios para reducir las emisiones para 2030, de acuerdo con la ciencia climática.

Tan lejos han llegado los objetivos que según un nuevo informe de la Unidad de Inteligencia de Energía y Clima del Reino Unido, el 21% de las 2.000 empresas públicas más grandes del mundo ahora tienen metas de descarbonización.

No obstante, a pesar de todo lo que se habla de cero neto, pocas empresas se han comprometido a reducir sus emisiones de acuerdo con la ciencia, y menos aún tienen planes de hacerlo para 2030.

¿Qué están haciendo los mayores emisores de gases de efecto invernadero?

Este año lo sabremos. Durante todo 2021, Signal Climate Analytics en asociación con Reuters, sacará a luz lo que están haciendo los 250 mayores emisores de gases de efecto invernadero del mundo en la batalla contra el cambio climático en una serie de artículos de esta revista.

cero neto no es suficiente

Así que tomando en cuenta la tercera serie, Reuters analizó los 51-75 principales emisores que cotizan en bolsa y refinó su metodología para incluir si las empresas que han establecido objetivos alineados con la ciencia también han establecido metas para transformar sus negocios durante la próxima década. Y los resultados indicaron que:

De las 25 empresas integrantes, 11 tienen objetivos alineados con la ciencia, pero solo seis cumplen con el listón más alto de establecer objetivos intermedios para 2030.

Estas seis empresas son:

  1. Repsol
  2. HeidelbergCement
  3. RWE
  4. Engie
  5. EDF
  6. Walmart

Y aquellas que se encuentran más alejadas de dichos objetivos son:

  • Plains GP Holdings
  • Consol Energy
  • Baoshan Iron & Steel Co
  • Indo Tambagraya
  • Gazprom NEFT’PAO
  • CNOOC Ltd

Repsol y RWE, que es el segundo mayor productor de energía eólica marina del mundo, también se destacan en una nueva referencia del grupo de inversores Climate Action 100+, que evalúa el rendimiento de descarbonización de 167 “emisores sistemáticamente importantes”.

Más allá de establecer objetivos y rankings ASG

Como hemos mencionado, muchas empresas se han incluido en el establecimiento de objetivos cero neto, empero, esto va más allá. Es necesario determinar si realmente las compañías están avanzando en su descarbonización.

Para hacerlo, las partes interesadas deben observar los datos de evaluación comparativa industrial específicos del sector que generalmente no están disponibles en los proveedores de datos ASG.

Recordemos que ASG o ESG (Environmental, Social and Governance) es un área de la comunidad inversora que se centra en resaltar el riesgo en las carteras de inversores frente a una matriz de factores ambientales, sociales y de gobernanza.

Mientras que los rankings ASG son considerados un instrumento estratégico para respaldar a los inversores e identificar riesgos y oportunidades relacionados con la sostenibilidad en su cartera de inversiones, contribuyendo al desarrollo de estrategias de inversión sostenible activas y pasivas. 

cero neto no es suficiente

No obstante, puede que al usar los rankings ASG estemos dejando escapar datos importantes mientras nos alejamos más de alcanzar el cero neto. ¿Entonces cómo hacerlo?

Cero neto no es suficiente y tampoco los rankings ASG: ¿Qué hacer?

Por infortunio en estos temas existen diferentes obstáculos como las exageraciones y el greenwashing, por lo que los inversores y partes interesadas deben encontrar candidatos dignos para una verdadera cartera neta cero.

Esto puede suceder al combinar un análisis de divulgación mejorado, que incluye objetivos a corto plazo, con un análisis de descarbonización en curso. Es más posible lograr los objetivos climáticos a los que se comprometen gran cantidad de empresas.

Aún así, es importante recordar algunos principios y acciones regulatorias de la descarbonización energética que contribuyen a un marco sostenible y eficiente para combatir el cambio climático. Iberdrola nos comparte algunos:

Descarbonización eficiente

La descarbonización eficiente es aquella que logra avanzar en la neutralidad en carbono con el menor coste posible, propiciando que cada uso final de la energía reduzca sus emisiones utilizando la alternativa más competitiva.

La electricidad es el vector energético que permite una mayor integración de renovables y, por ello, es la opción más eficaz para descarbonizar otros sectores económicos al menor coste. Además, es la única alternativa que mejora la eficiencia energética, el principio básico de la descarbonización.

cero neto no es suficiente

Sin embargo, hay ciertos usos finales de energía para los que la electrificación no es posible o competitiva. En estos casos, la reducción de emisiones requiere el uso de combustibles descarbonizados,que se encuentran en un estado tecnológico inicial y cuyo coste aún es muy elevado.

Descarbonización del sector eléctrico

El primer reto de una transición energética eficiente es descarbonizar al máximo el sector eléctrico, el más favorable para lograrlo de manera inmediata y competitiva, gracias a la creciente integración de las energías renovables en su mix de generación. Se espera alcanzar en torno al 65 % de generación eléctrica renovable en 2030 y el 85 % en 2050.

Se espera alcanzar en torno al 65 % de generación eléctrica renovable en 2030 y el 85 % en 2050, lo cual requiere ciertas actuaciones:

  • Impulso a las renovables, incentivando los mecanismos competitivos.
  • Desarrollo y digitalización de la infraestructura de red, con un marco regulatorio estable y predecible.
  • Establecimiento de mecanismos de capacidad, que aseguren la firmeza y flexibilidad necesaria al sistema de forma sostenible.
  • Fomento de almacenamiento eficiente, para facilitar la gestión de la alta penetración de las renovables.

Electrificación de la economía

Otro reto es descarbonizar otros sectores de la economía mediante una mayor electrificación, principalmente en el transporte (a través del vehículo eléctrico) y la edificación (a través de la bomba de calor eléctrica). Para ello, se deben sentar las bases para la creación de un terreno de juego equilibrado entre energías:

  • Estableciendo una fiscalidad medioambiental homogénea (todas las energías asumen el coste de la descarbonización), basado en el principio de “quien contamina, paga”.
  • Eliminando las barreras a la electrificación, limpiando las tarifas eléctricas de costes ajenos al suministro y fomentando los usos finales eléctricos.
cero neto no es suficiente

Cero neto no es suficiente, sin embargo es necesario trabajar en ello y tener resultados medibles que estén aportando para alcanzar los objetivos.

Acerca del autor

Arianne Lira

Licenciada en Letras Latinoamericanas por la UAEMex. Amante de la literatura, cine, teatro y admiradora de Beauvoir, Castellanos y Nin. Interesada en temas de género y cultura en general. Correctora de estilo y redactora en expoknews.

Dejar un comentario