Noticias

Fundación Produce Puebla recibe el Premio al Mérito Empresarial 2010

Por: Emilio Guerra Díaz

dscf2147En este jueverde es muy conveniente compartir con los lectores de Expok el reconocimiento que recibió en días pasados la Fundación Produce Puebla, institución que destaca por su propósito de apoyar el desarrollo de campesinos y pequeños agricultores para distribuir y comercializar productos. El Ing. Mauricio Mora Pérez, Gerente General de la asociación, recibió de la alcaldesa Blanca Aguirre el Premio al Mérito Empresarial que se entrega en la categoría Agroindustria.

Entre los esfuerzos que ha impulsado la Fundación Produce Puebla para alentar la agroindustria, sobresale como ejemplo el Centro de Investigación e Innovación de la Vainilla en Ayotoxco en el Totonocapan y una iniciativa de producción y comercialización de bambú. Alrededor de estos proyectos, la Fundación impulsó la organización de mujeres para alentar la producción de vainilla a través 3 tres técnicas: suelo, invernadero y planta trepadera; y el cultivo y utilización del bambú al cual, el Ing. Mora Pérez nos ha expresado tiene más de 700 usos.

En fecha próxima la Fundación Produce Puebla se sumará al proyecto Bio-Tu, un autobús que se moverá con Bio-Diesel por el sureste del país y cuyo interior será reconvertido con puro bambú con la finalidad de mostrar la nobleza y resistencia de su madera. El autobús por su parte, mostrará las ventajas energéticas que representa el uso de biocombustibles, proyecto del cual en su momento compartiremos mayor información en ImpulsaRSE.

Además del impacto de estos proyectos como generadores de ingresos para las mujeres y sus familias, a través de las actividades de las cooperativas constituidas con el impulso de la Fundación, se recupera esta bella orquídea algunas de sus variedades son endémicas de México y por otro se aprovecha un recurso maderable como el bambú para crear nuevas agroindustrias.

Otras actividades agroindustriales que le merecen reconocidos méritos tanto al Ing. Mauricio Mora como a todo su equipo, así como a las decenas de organizaciones civiles que, o bien han alentado para constituirse formalmente, o bien han sumado como socios en las cadenas agroindustriales y a sus proyectos son la producción de jamaica, tuna, haba, maíz azul, huevo de rancho y manzana, por citar algunos productos.

De la experiencia de los primeros 14 años de vida de la Fundación Produce Puebla al impulsar y organizar a pequeños productores se desprende la necesidad de valorar e impulsar con mayor vigor alianzas entre fundaciones privadas, organizaciones de la sociedad civil productoras y trabajadoras del campo y grandes empresas. Veamos algunas razones por qué.

1) Beneficios para los gobiernos. Los recursos que disponen a nivel federal, estatal o municipal para alentar la producción agrícola y ganadera pueden ser destinados con mayor eficacia a iniciativas como las que ha desarrollado la Fundación Produce Puebla y que representan un menor costo de operación y un significativo ahorro en gastos burocráticos y de seguimiento. El recurso invertido va directamente a la actividad económica que se pretende alentar y estos recursos atraen otros más provenientes de la iniciativa privada y sus fundaciones. Al generar ingreso se genera arraigo en las zonas y un mayor ingreso dignifica también la vida de los productores.

2) Beneficios para las empresas y sus fundaciones. Además de contribuir a la rentabilidad de la actividad económica del campo, se valora la actividad del pequeño productor que si bien no satisface en volumen la demanda de comercialización de productos, si alienta la distinción de niveles de calidad fuera de una estandarización, es decir, el mercado también aprecia, por ejemplo, el sabor de un café orgánico.

3) Beneficios para los agricultores y productores. Sin duda la primera ventaja es alentar la organización y el trabajo en equipo bajo un esquema en el cual se respeta e impulsa la autogestión. Es decir, las fundaciones, como la Produce Puebla no llegan a “intervenir”, sino a construir un proyecto con los recursos de la propia comunidad y facilitan el dialogo y entendimiento para establecer acciones de beneficio comunitario. Los productores cuentan además con instituciones (las fundaciones) que les brindan acompañamiento por varios meses en la mejora de sus cultivos, asistencia técnica y apoyos administrativos para fortalecer la comercialización y adicionalmente el cambio de mentalidad respecto al trabajo, pasando de lo inmediato a la economía en pequeña escala, pero planificada.

4) Beneficios para el mercado y consumidores. Se alienta la diversidad y recuperación de distintos productos que se han ido perdiendo, tanto para fines alimentarios como medicinales y también construcción (como bambú). Se disponen de productos que de otra manera no llegarían al mercado. Se desmitifica la idea de que el pequeño productor no puede competir con los grandes productores y que están fuera de la lógica del mercado. Otras experiencias de productores cooperativistas como la de ViaCoop llevan productos del campo a la casa del consumidor incursionando exitosamente por otros caminos de comercialización, satisfaciendo al cliente y evitando a intermediarios.

Por su forma de trabajo y por los resultados entregados han construido alianzas con Volkswagen de México, Grupo ADO, Wal-Mart de México, Cadbury Adams México y Nextel, Restaurante Las Calandrias, Ryc Alimentos, entre otras.

En lo personal, me honro con conocer muy bien al equipo de la Fundación Produce Puebla y testimonio su profesionalismo, a todos ellos les expresamos nuestra felicitación por este reconocimiento, al tiempo que destacamos del Ing. Mauricio Mora Pérez su liderazgo lleno de calidad humana, sencillez y entusiasmo inundado todos los días con una gran y profunda pasión que contagia a todos de su amor por el campo.


Emilio Guerra Díaz

Sociólogo, articulista en diversos medios impresos desde 1988. Ha colaborado en el sector filantrópico por más de 20 años. Es Voluntario desde 1989. Autor del libro “La política de planificación familiar del estado mexicano”, UAM-Xochimilco, 1991. Consultor en Desarrollo Institucional para OSC. Fue subdirector de la Fundación Cultural Bancomer y Director de Información y Servicios del Cemefi. Actualmente es Gerente de la Fundación ADO.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • Felicidades tanto a la Fundación Produce Puebla por este gran reconocimiento como a tí, Emilio, por tan magnífico artículo.

    El grado de detalle e investigación es muy completo y vislumbra sobre unos puntos esenciales en la construcción de un mundo más sustentable que regularmente serían ignorados.

    Nuestras mas sinceras y alegres felicitaciones a todos y sigamos adelante!

Dejar un comentario