Fábricas de popotes de papel a la alza – ExpokNews

La misión de este negocio es cambiar el mundo un sorbo a la vez, empezando con los popotes de plástico.

El fabricante de popotes de papel Aardvark ha visto crecer la demanda hasta en 50 veces, ya que los ambientalistas piden el fin de los plásticos de un solo uso. Es genial para los negocios, pero su antigua fábrica ya no sirve, así que están construyendo una nueva.

Fábrica de popotes de papel – Aardvark

Desde el momento en que se inventaron por primera vez en 1888 hasta mediados del siglo XX, todos los popotes eran papel. Las personas mayores pueden recordar haber tratado de tomar batidos con popotes que se deshicieron después de unos pocos sorbos. Sin embargo, el plástico comenzó a sustituir lentamente al papel en la década de 1950 y los popotes de papel se cambiaron rápidamente por la alternativa más duradera. A fines de la década de 1960, Aardvark, una empresa familiar de popotes que remonta sus orígenes a los popotes de papel original, había cambiado completamente su producto a plástico.


Este fabricante de popotes de papel tiene soluciones para todo el plástico en el mundo.

Twittea esta frase.


Sin embargo, aunque son más resistentes, esos popotes, junto con otros productos de plástico, causaron estragos en el medio ambiente. Hoy en día, el mundo produce alrededor de 300 millones de toneladas de plástico, que está hecho de productos químicos de petróleo crudo que se filtran en las vías fluviales.

Alrededor del 4% del petróleo global que se extrae se convierte en plástico, y otro 4% se utiliza para impulsar el proceso de fabricación. Una vez que se fabrica el plástico, solo alrededor del 9% se recicla, la mayoría termina en los océanos, donde está dañando la vida marina.

A medida que crecía la conciencia sobre los efectos dañinos del plástico en el mundo, grupos ambientales como Ocean Conservancy y la Fundación Surfrider comenzaron a pedir una transición para alejarse de todos los plásticos de un solo uso.

Al hacerlo, aterrizaron en popotes como punto focal. Los pequeños pedazos de plástico son muy difíciles de reciclar, y cuando son tragados por pájaros, tortugas y otras criaturas marinas, causan lesiones. David Rhodes, director global de negocios de Aardvark, recuerda haber sido contactado por activistas ambientales a principios de la década de 2000. Habían identificado a la compañía como uno de los fabricantes de popotes más antiguos en los Estados Unidos y preguntaron si Aardvark consideraría la posibilidad de convertir su producto de nuevo a su forma original en papel.

En 2007, Aardvark reintrodujo los popotes de papel, aunque en una forma más moderna. Con una fórmula patentada, Aardvark crea popotes de papel que son duraderas y seguras para el uso humano y que se puede degradar y componer.

A medida que los esfuerzos de los activistas ambientales llegaron a los oídos de las empresas y los líderes políticos, muchos también comenzaron a buscar alternativas al plástico y las encontraron en los popotes de papel renovadas de Aardvark. La cadena de asadores Ted’s Montana Grill fue el primer minorista en acercarse a Aardvark con una solicitud de un acuerdo que los ayudaría a eliminar los popotes de plástico en todas sus ubicaciones.

Crecimiento de fábricas de popotes de papel

Después de eso, según Rhodes el crecimiento se mantuvo estable. Las ventas de popotes de papel se duplicaron cada año desde 2007. Pero en 2016 y 2017 algo cambió. Ahora, están viendo un aumento de 50 veces en la demanda.

Lo que conduce al éxito, según Rhodes, son las mismas fuerzas que animaron a Aardvark a volver a los popotes de papel en 2007. Los grupos de activistas más nuevos como Lonely Whale, fundada por el actor Adrian Grenier, y The Last Plastic Straw, iniciaron un llamamiento más fuerte para que los minoristas y los municipios eliminen gradualmente los popotes de plástico. Todos estos grupos que han estado trabajando en el tema del plástico comenzaron a unirse para pedir el fin de los popotes de plástico.

Para Aardvark, este auge de la demanda ha sido, por supuesto, bueno para el negocio. Pero también pone una tensión en las operaciones de la compañía. Su fábrica de Fort Wayne, Indiana, estaba avanzando cuando el crecimiento era más modesto, pero luchaba por satisfacer los picos de demanda luego de prohibiciones como las de Seattle.

Los pedidos grandes, en la fábrica actual, pueden tardar hasta 12 semanas en completarse. Actualmente, Aardvark no tiene la capacidad de cumplir de inmediato órdenes de la magnitud que permitirían, por ejemplo, a la ciudad de Nueva York, cambiar completamente a popotes de papel.

El futuro de las fábricas de popotes de papel

En agosto, Aardvark fue adquirida formalmente por la empresa de productos de papel Hoffmaster. La adquisición presenta una buena oportunidad de negocios para ambos: con la creciente demanda de popotes de papel, Andy Romjue, presidente de Hoffmaster, estima que los popotes de papel podrían crecer rápidamente hasta el 50% de la cuota de mercado de popotes, un aumento de menos del 1% que anteriormente se ordenaba para ese fin, Aardvark y Hoffmaster construirán una nueva fábrica en Fort Wayne, programada para abrir en 2019, para administrar el crecimiento y contratarán alrededor de 150 empleados nuevos.

Una de las principales quejas sobre el enfoque en los popotes de plástico es que, aunque son numerosas, solo representan una pequeña fracción de los residuos plásticos en general, alrededor del 0,03%. Pero tanto los defensores del medio ambiente como los fabricantes de popotes de papel como Aardvark no se desaniman por el pequeño impacto estadístico de lo que están haciendo. Por un lado, los popotes de papel son un punto de partida simple, algo que podría hacer que las personas se preocupen por el problema del plástico de un solo uso, y el potencial de las alternativas, sin pedirles que cambien drásticamente sus estilos de vida.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]