Coca-Cola utilizará CO2 capturado del aire.

Una empresa embotelladora de Coca-Cola con sede en Suiza está preparada para introducir el uso de CO2 capturado por el aire en la industria de bebidas para ayudar a reducir los costos y lograr sus objetivos climáticos a largo plazo.

Coca-Cola HBC, la subsidiaria de la importante empresa embotelladora Coca Cola Hellenic Bottling Company, utilizará una solución de eliminación de CO2 creada por el proveedor de tecnología suizo Climeworks.

Climeworks y sus innovaciones para una embotelladora suiza de Coca-Cola

Climeworks insiste en que la industria de las bebidas es uno de los mayores usuarios del mundo de materias primas de CO2, que utiliza 10 millones de toneladas de CO2 por año, y por lo tanto está bien posicionada para beneficiarse de la captura de CO2 basada en filtros.

El cofundador y CEO de Climeworks, Christoph Gebal, dijo que están muy contentos de ingresar al mercado de bebidas junto con Coca-Cola HBC. Durante los últimos años, Coca-Cola HBC ha sido un socio excepcionalmente comprensivo e invaluable para hacer avanzar la aplicación de DAC en la industria de bebidas, algo por lo que están muy agradecidos.

Embotelladora suiza de Coca-Cola innova la lucha vs cambio climático

Para garantizar los más altos estándares de pureza requeridos para el uso de CO2 en bebidas, Climeworks trabaja con Pentair Union Engineering, un líder mundial en purificación y licuefacción de CO2 de alta calidad. Las dos compañías han trabajado juntas desde 2016 a través de un proyecto financiado por la Unión Europea para desarrollar un producto en contenedores que proporciona CO2 de calidad para bebidas capturado en el aire.

Captura de carbón

A principios de este año, el grupo energético Drax anunció entablar conversaciones con British Beer & Pub Association para explorar si el CO2 capturado durante su proyecto de captura y almacenamiento de bioenergía de carbono (BECCS) podría usarse para abordar la escasez de CO2 en la industria de bebidas.


Valser, el agua con gas de Suiza, de Coca-Cola, será la primera marca del mundo en utilizar la nueva captura directa de aire (DAC) de la compañía de tecnología limpia Climeworks.

Twittea esta frase.


De acuerdo con el Instituto de Tecnologías de la Energía (ETI), CCS es la forma más rentable de cumplir los objetivos del cambio climático y debe implementarse más temprano que tarde. La organización destacó anteriormente que Reino Unido tiene «más que suficiente» sitios CCS potenciales para cumplir con los objetivos de carbono 2050 legalmente vinculantes de una manera rentable, que aparentemente podría ahorrar hasta 2 mil millones de libras anuales la próxima década.

Los clientes que abran una lata de Coca-Cola pronto podrían estar haciendo su gran esfuerzo para ayudar a enfrentar el cambio climático, gracias a un nuevo acuerdo que hará que la embotelladora de Coca-Cola en Suiza utilice el CO2 capturado del aire para hacer sus refrescos gaseosos.

Será la primera vez que se haga una bebida comercial utilizando dióxido de carbono extraído directamente del aire.

Climeworks dijo que está trabajando con una compañía llamada Pentair Union Engineering, líder mundial en la purificación de CO2, para asegurarse de que el CO2 que captura es seguro para usar en el procesamiento de alimentos.

Según el cofundador de Climeworks, Jan Wurzbacher, al ingresar al mercado de bebidas con Coca-Cola HBC como un jugador clave a nivel mundial, continua su camino de comercialización de la tecnología Direct Air Capture, que comenzó con la primera planta comercial del mundo en mayo de 2017.

Desde su lanzamiento en 2017, Climeworks ha desarrollado una planta en Islandia que está almacenando el CO2 capturado bajo tierra en la roca de basalto y aseguró una serie de contratos con compañías que pagan para compensar el impacto de sus emisiones.

Planes ambiciosos para innovar con la lucha de cambio climático

La compañía ahora está trabajando en planes ambiciosos para capturar el uno por ciento de las emisiones globales de CO2 para el año 2025.

Climeworks entrega CO2 limpio y filtrado por aire a sus clientes, al tiempo que les brinda la capacidad de revertir sus emisiones.

La carbonatación de la bebida podría proporcionar la plataforma comercial necesaria para desplegar DAC a escalas industriales, cerrando la brecha entre las primeras instalaciones comerciales de hoy en día y la escala de producción requerida para aplicaciones Gigaton como la producción de combustible renovable y la eliminación de dióxido de carbono a gran escala.

La colaboración permitirá a Coca-Cola HBC Suiza obtener el CO2 necesario para las bebidas carbonatadas de manera sostenible y ofrecer un mercado para un mayor desarrollo de la tecnología que es de gran importancia para lograr los objetivos climáticos establecidos por las Naciones Unidas.

A la planta pionera en Hinwil, Suiza, le siguió en octubre de 2017 el lanzamiento del proyecto CarbFix2 en Hellisheidi, Islandia, que utiliza calor geotérmico como fuente de energía para capturar CO2 y luego almacenarlo en roca basáltica. Climeworks está entusiasmado con la oportunidad de colaborar con un líder de la industria de bebidas como parte de su objetivo general de capturar el 1% de las emisiones de CO2 para el 2025.

Para garantizar los más altos estándares de pureza requeridos para el uso de CO2 en bebidas, Climeworks trabaja con Pentair Union Engineering, un líder mundial en purificación y licuefacción de CO2 de alta calidad.

La gerente de marca de Valser, Jana Luecking, dijo que el agua mineral tradicional de las montañas Valser está estrechamente relacionada con la naturaleza debido a sus orígenes y representa un paso más hacia la sostenibilidad.

El gerente general de Coca-Cola HBC Suiza, Nigel Davis, agregó que están orgullosos de ser la primera empresa de bebidas del mundo en impulsar el desarrollo de esta tecnología innovadora. Buscan constantemente formas de reducir aún más la huella ambiental en todo lo que hacen.

Acerca del autor

Daniela Lazovska