Carne hecha con plantas, ¿es más sustentable? Caso Tyson – ExpokNews

Para un mundo más sustentable y responsable, la marca Tyson quiere impulsar la carne hecha con plantas. ¿Te atreves a probarla?

La producción y el consumo de los productos de origen animal tienen un serio impacto en el entorno y en nuestra salud. Esta realidad ha motivado a que la industria alimenticia busque alternativas, como producir carne hecha con plantas para motivar a la población a integrar una vida más sostenible.

¿Carne hecha con plantas?

Se calcula que una persona consume aproximadamente 42 kilos de carne anualmente; para cubrir esta demanda más de 53 millones de animales son sacrificados.

Además de que durante su estancia en el matadero, los animales reciben un trato y una alimentación bastante deplorable e incluso se descubrió hace poco que muchos de estos lugares alimentan al ganado con dulces Skittles.

Sumado a todo esto, esta comprobado que la industria ganadera es la responsable de generar más del 14% de las emisiones globales y gases de efecto invernadero.

Carne hecha con plantas

Debido a todo el impacto negativo que genera el consumo de carne, existen grandes compañías y empresas emergentes que han comenzaron a poner gran parte de sus esfuerzos en hallar alternativas para crear y producir carne sin la necesidad de matar animales.

En el caso de la marca Tyson, esta aumentando sus esfuerzos por generar carne hecha con plantas o que proviene del laboratorio en lugar del matadero.

Una propuesta bastante ambiciosa que puede también impactar positivamente en las empresas emergentes, cuyo principal objetivo es generar carne sin la necesidad de sacrificar a un animal

La inversión de Tyson y su carne sostenible

El capital y posicionamiento de una marca como Tyson, podrían aumentar las posibilidades de encontrar en el supermercado carne hecha con plantas o con otros productos vegetales.

Como primer paso para lograrlo, la empresa invirtió en Memphis Meats, una compañía que se encarga de producir carne cultivada, libre de ganado y aves de corral. De acuerdo con Tyson, esta empresa emergente utilizará los fondos para el desarrollo de más productos.

Justin Whitmore, vicepresidente ejecutivo de estrategias corporativas y director de sostenibilidad de la empresa, compartió que parte de su inversión se debe a que buscan ser una empresa que le ofrezca a los consumidores más alternativas nutricionales y sostenibles que les permita reducir su consumo de carne o migrar a una dieta vegetariana o vegana de una manera más sencilla.

Otra inversión responsable que la marca hizo fue en la empresa Beyond Meat, que se encarga de hacer carne hecha con plantas, y que los consumidores ya pueden conseguir en algunos mercados.

De acuerdo con la marca, el interés del consumidor por las alternativas que proponen empresas emergentes como Super Meat aumentó y este interés fomenta que se generen alianzas que permitan ampliar el mercado de la industria alimenticia sostenible.

Además de que generar productos más sostenibles pueden atraer clientes potenciales y dejar una huella mucho más poderosa y responsable en el mercado de alimentos e incluso ayudar a combatir la crisis nutricional que acecha al mundo.

El reto de la industria alimenticia

El equipo de Tyson señala que esta consciente sobre el aumento de la población, lo que significa que la demanda alimenticia aumentará.

Este crecimiento significa un reto sobre cómo se cubrirá la demanda alimenticia de una manera más sostenible, y la respuesta se encuentra en la carne hecha con plantas y en las alternativas de origen vegetal.

Con esto en mente y tomando en cuenta un informe de CoBank, un banco agrícola de Estados Unidos, que señaló que la carne hecha con plantas, insectos o carne cultivada es una tendencia alimentaria para 2018 y los años próximos, Tyson se encuentra invirtiendo en proyectos responsables para generar carne hecha con plantas y otros vegetales.

La carne hecha con plantas puede ayudar a combatir la crisis alimenticia.

Twittea esta frase.

Sin embargo, la empresa también esta invirtiendo en movimientos audaces como criar pollos sin antibióticos y crear productos que contengan una fuente rica en proteínas, compartiendo que integrar alternativas para Tyson Foods es un paso más para darle a los consumidores un mañana más sostenible.

Los integrantes de Tyson reconocen que no saben como será el futuro de la comida en los próximos años, pero que adelantarse e invertir de manera inteligente y responsable es una forma de impulsar una dieta más orgánica y sostenible para las futuras generaciones.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.