Ambiental Entendiendo la Responsabilidad Social RSE

El alimento de estas vacas puso en problemas a la industria alimentaria

¡No creerás lo que estos granjeros le dan de comer a sus animales!

Se habla mucho sobre si es correcto o no seguir consumiendo carne y productos derivados de los animales. Distintas organizaciones, celebridades e incluso músicos han creado diversas campañas, videojuegos, canciones, entre otras cosas, para detener el consumo de estos alimentos.

Incluso se creó una máquina que puede producir carne sin necesidad de matar a ningún animal y según sus creadores, el sabor y textura de SuperMeat es igual a un corte de carne.

Lamentablemente la leche de almendra, la carne de soya o las recetas veganas, no terminan por convencer a los consumidores de abandonar o reducir la ingesta de los productos de origen animal.

Aunque probablemente después de leer lo siguiente comiencen a integrar estas alternativas naturistas a su dieta.

¿Has probado los Skittles?, ¿no? Bueno son unos coloridos y deliciosos caramelos con sabores ácidos hasta frutales, que se han convertido en la adicción de muchas personas alrededor del mundo.

Miles de estos amados dulces quedaron regados a lo largo de una carretera ubicada en Wisconsin. En un inicio, los testigos de dicho incidente creían que estos dulces iban directo a un supermercado o a un tienda pero conforme avanzó el tiempo descubrieron su verdadero destino…

La orden de Skittles no iba dirigida a un centro de distribución, sino a una granja que los utilizaría para alimentar a su ganado. ¡Sí, leíste bien! Los granjeros utilizan estos dulces para complementar la alimentación de sus animales, en especial la de las vacas.

Este suceso abrió una investigación que arrojó que no sólo en Wisconsin utilizan los caramelos defectuosos para darle de comer a su ganado, también en diferentes partes de Estados Unidos. De acuerdo con un reporte de Live Science, esta práctica no es mala para los animales ni para los humanos, si tiene la cantidad de nutrientes necesarios, no importa si es maíz o algún dulce caduco.

Los dulces son catalogados como defectuosos, debido a que durante su producción la letra “S” no quedó bien impresa y se toma la decisión de venderlos, en conjunto con el exceso de producto, a fábricas dedicadas a generar alimento para los animales, agregó Denise Young, vicepresidente de asuntos corporativos de Wrigley Américas

Esta práctica entra en los esfuerzos de la compañía por generar cero residuos y enviar a los vertederos la menor cantidad de basura. Civita, profesora y directora del Proyecto de Recuperación de la Alimentación con la Universidad de Arkansas de Derecho, comentó que enviar los excesos de pan, dulces y otros alimentos a las fábricas de productos alimenticios, se incorporó en el 2012 cuando el precio del maíz tuvo un incremento excesivo.

Las vacas pueden hallar un sabor agradable en estos dulces y según los agricultores, es un sustituto natural de los azúcares de maíz, comentó Civita.

Alrededor del mundo se tira más de 1,300 millones de toneladas de alimentos, sin contar el desperdicio de recursos que se genera en el proceso de elaboración, por lo que muchos activistas han sugerido que parte de los residuos de la comida en buen estado sea destinada para alimentar a los animales.

Civita añadió que actualmente no existe un estudio que pruebe los efectos negativos de este tipo de dulces en los animales y que a pesar de esto, las autoridades deberían ser más exigentes con los productos con los que alimentan a las vacas y otros animales.

Las organizaciones y activistas que luchan contra el desperdicio de alimentos, podrían aplaudir esta iniciativa en lugar de rechazarla. Al parecer esta práctica puede ayudar combatir el exceso de residuos y el hambre.

Muchos usuarios en Twitter han tomado esta noticia con bastante humor.

Pero otros compartieron su molestia, añadiendo que es una irresponsabilidad por parte de los agricultores y empresas sustituir el alimento natural de los animales por un dulce lleno de conservadores.

Es un hecho que los agricultores llevan un largo tiempo dándole de comer a sus vacas este tipo de dulces y que algún consumidor, más de una vez, ingirió algún producto derivado de un mamífero con esta alimentación y por más orgánicos o responsables que queramos ser, no podemos estar vigilando todas las granjas de todo el mundo y la alimentación de los animales.

Lo que podemos hacer, es consumir de manera responsable este tipo de alimentos y alternarlos con otras alternativas sustentables. ¿Tú qué opinas?

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact