¿Quieres motivar a tus nuevos talentos y evitar que salgan corriendo? Entonces debes compartirles lo siguiente…

¿Recuerdas tu primer día de trabajo? Probablemente sentías muchos nervios y esa sensación de mariposas en el estómago tratando de no cometer ningún error en esa fecha. Es natural; es el comportamiento de cualquiera en un nuevo entorno laboral.

Por su parte, los responsables de guiarte y capacitarte, debieron ser cordiales, pacientes y sobre todo debieron ayudarte a entender el compromiso de la empresa de forma interna y externa. La razón es simple… es muy importante que en este primer acercamiento, se establezca un vínculo de confianza que permita la sana retroalimentación.

Lamentablemente no todos los líderes saben cómo acercarse a sus nuevos colaboradores, ni los nuevos talentos saben cómo aclarar sus dudas sin sentir que ponen en riesgo su estabilidad laboral.

Para romper con este bloque de hielo que se presenta durante las primeras horas de trabajo, te compartimos cinco cosas que un jefe responsable debe decir en un primer día de trabajo… ¡Toma nota!

1-. ¿Cómo crea valor nuestra compañía?

Es crucial que los nuevos talentos conozcan a fondo las actividades que van a desempeñar en la empresa. No obstante, también necesitan entender el valor de la compañía, sus propósitos y la ventaja competitiva que tiene esa empresa en el mercado, y sin importar a que se dedique, compartirlo y hacer que los colaboradores la hagan suya. Esto puede ayudar a que la compañía mejore en todas las áreas, además de reforzar el trabajo en equipo.

Otro aspecto importante para cada negocio es invitar e incentivar a los trabajadores a ir más allá de lo establecido, a proponer nuevas iniciativas y a compartir esta actividad con sus compañeros. Los nuevos colaboradores deben saber qué hacer, pero lo más valioso es saber por qué lo hacen, y es precisamente en esta etapa cuando los líderes y el valor de la empresa entran.

Nadie quiere esforzarse en un trabajo donde la conexión entre colaboradores no es directa y mucho menos si las actividades de los colaboradores no están relacionadas con la forma de agregar valor de la compañía.


2-. ¿Quiénes son nuestros clientes?

Casi todos los colaboradores tienen una cartera de clientes y saben cómo acercarse a ellos. No obstante, cuando un colaborador nuevo entra a una empresa desconoce por completo el trato que se le da a los diferentes clientes y al no saberlo puede poner en riesgo la relación que la empresa tiene con ellos.

Para evitar una mancha en la reputación, los responsables de guiar a los colaboradores deben capacitarlos sobre el trato que deben recibir sus diferentes clientes.

Misma situación aplica para el cliente interno. Las empresas responsables son exitosas porque no descuidan el ambiente al interior, transmite este mensaje a tus colaboradores y demuéstrales como los esfuerzos de la compañía en este sentido, la hacen destacar del resto. Virgin y Zappos son ejemplos claros de ello, organizciones donde los colaboradores pesan tanto como los clientes.


3-. ¿Cuál es nuestra RSE?

Actualmente los mejores talentos millennials están buscando más que un sueldo competitivo, una empresa que no solo esté comprometida de forma responsable con la comunidad y el medio ambiente, sino que también cuide de sus colaboradores y cuente con políticas que les ayuden a tener un balance entre la vida personal y la laboral.

Una empresa que cuente con estas iniciativas será más valiosa y competitiva para todos los colaboradores, y como anteriormente te habíamos compartido en un artículo, es importante saber lo que los trabajadores opinan de la RSE de su empresa: “Quienes encuentran en su trabajo un camino para generar un impacto positivo en su entorno, se comprometen profundamente con la organización y con sus valores; pocos activos son tan valiosos para una compañía como la lealtad de sus colaboradores”.

Hoy en día las empresas no solo deben cuidar de sus clientes y sus diferentes grupos de interés a través de políticas y declaraciones, deben involucrar a sus colaboradores para hacerlo vivencial.

Recuerda que de nada sirve que tu empresa cuide del ambiente y se preocupe por el vínculo con la comunidad, si no se involucra de primera instancia a sus colaboradores.


4-. ¿Qué esperamos de ti?

Los malos jefes se acercan a indicarles sus actividades a los nuevos talentos y no les importa su crecimiento, en cambio los verdaderos líderes, además de mostrarles las diferentes tareas que deben realizar, los motivan a superarse a sí mismos, a ponerse retos y fomentar una sana retroalimentación que sea constante y honesta.

No sólo se debe compartir que los resultados son lo más importante; cada líder debe buscar que sus colaboradores terminen su día con la sensación de haber aprendido algo nuevo, de haber alcanzado un nuevo logro personal. De esta forma los colaboradores estarán comprometidos a nivel personal y profesional. Esta oportunidad de aprender y alcanzar objetivos, convierte la rutina laboral en un reto y un compromiso día con día. Ningún trabajador es productivo por las horas que está sentado, sino por la manera en que se siente inspirado. Los jefes que matan eso, matan también las aspiraciones de su propia empresa.


5-. ¿Por qué te contratamos?

Cada empleado es contratado por razones específicas, pero a menudo estos motivos se pierden durante la entrevista. Por ello es importante que los responsables de atraer a los nuevos talentos se den el tiempo de brindarles los motivos por los que fueron elegidos y qué esperan de ellos.

Los mejores líderes no pueden permitir que los colaboradores pierdan de vista lo que los hace valiosos, y las cualidades y atributos que pueden mejorar. Este tipo de retroalimentación también fomenta un vínculo de confianza entre el equipo de trabajo, la ética de trabajo y las experiencias que podrá adquirir.

Algunas declaraciones son más motivadoras y establecen un mejor escenario del porqué de su contratación, por ejemplo: “Lo contratamos porque eres una pieza clave para el desarrollo y capacitación de esta área de la empresa. Estamos emocionados por la gran diferencia que puedes lograr”.

Estos cinco consejos pueden cambiar por completo el primer día de trabajo de muchos colaboradores, y con ello, muy probablemente el futuro de tu compañía.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.