¿Qué puede aprender la industria de moda de industrias que promueven economía circular? – ExpokNews

Queda mucho por aprender sobre la economía circular. ¡Echa ojo!

En todas las industrias, las empresas están evitando la idea de una economía lineal tradicional de “hacer-usar-disponer”, a cambio de una más circular y sustentable.

En una economía circular, los recursos se mantienen en uso el mayor tiempo posible para extraer su valor máximo, se recuperan con reutilización y reciclaje, y se regeneran para eliminar los residuos y la contaminación.

Este cambio está creciendo constantemente. Todavía queda un largo camino por delante para adoptar una economía verdaderamente circular en general, pero muchas industrias ya están haciendo un cambio.

¿Qué puede aprender la industria de moda de industrias que promueven economía circular? Ejemplos

En particular, en la industria de moda, la circularidad ha dominado las conversaciones en salas de juntas, salas de conferencias y medios de comunicación.

DuPont Biomaterials he centrado su atención en crear un cambio sistémico en varias industrias, incluida la moda, y en última instancia, reducir los desperdicios creando productos de alto rendimiento basados en productos biológicos que son más duraderos, se utilizan durante más tiempo y pueden reciclarse al final de su vida útil.

Ha habido un cambio lento pero constante entre la comunidad de la moda para centrarse en una industria más sustentable. Muchos miembros de la cadena de suministro, desde fabricantes de textiles hasta diseñadores, ya están adoptando un modelo de economía circular, y la necesidad es crítica.

De hecho, según la EPA, los desechos textiles ocupan casi el 5 por ciento de todo el espacio del relleno sanitario, y el ciudadano promedio de los Estados Unidos arroja 70 libras de ropa y otros textiles por año.

Sin embargo, los consumidores no están adoptando el consumo sustentable al mismo ritmo, por lo que los líderes de la industria deben crear un cambio significativo al reciclar y reutilizar los materiales, aumentar la longevidad de los productos y obtener materiales de origen biológico, como Sorona que se derivan de la naturaleza y no solo reducen la dependencia de los combustibles fósiles, sino también las emisiones de GEI.

La colaboración también está impulsando la moda circular hacia adelante. Muchas marcas de ropa se están uniendo a través de la iniciativa Make Fashion Circular de la Fundación Ellen MacArthur, que se lanzó en la Cumbre de la Moda de Copenhague de 2018.

La iniciativa, defendida por varias marcas notables, entre ellas Stella McCartney, PVH y Nike, entre otras, apunta a abordar la contaminación y los desperdicios de la industria de la moda e impulsar la colaboración entre las partes interesadas clave para rediseñar radicalmente su modelo operativo hacia un sistema circular.

Industrias que hacen la diferencia

La sustentabilidad en la industria de moda está constantemente en las noticias, pero hay otras industrias que también han sido pioneras en impulsar una economía circular, y de la industria de la moda puede tomar notas.

Esto es lo que puede aprender la industria de  moda de industrias que promueven economía circular:

¿Qué puede aprender la industria de moda de industrias que promueven economía circular? La industria de comida

El sector alimentario tiene una enorme oportunidad de girar hacia la economía circular, ayudando a garantizar que, como sociedad, no estemos consumiendo más recursos de los que la Tierra puede proporcionar.

Por ejemplo, las marcas de alimentos pueden cerrar los ciclos de nutrientes y fomentar la agricultura regenerativa devolviendo la materia orgánica al suelo en forma de subproductos compostados y desechos de alimentos. Como resultado de esta práctica, la estructura del suelo mejora y el secuestro de carbono se fortalece, reduciendo las emisiones generales.

La industria alimentaria también puede abarcar la agricultura urbana y periurbana, o el cultivo de alimentos más cerca de su ubicación de consumo, para reducir la huella de carbono causada por el transporte y el embalaje.

Por ejemplo, Lufa Farms una empresa alimenticia de Montreal pionera en la agricultura urbana, estableció el primer invernadero hidropónico de techo comercial del mundo en 2011. La empresa aprovechó el espacio de techos no utilizado existente en entornos urbanos para ayudar a alimentar a las ciudades en crecimiento.

El efecto de enfriamiento de las granjas en verano y el efecto de aislamiento en invierno redujeron las demandas de energía de los edificios y atenuaron los flujos hacia las aguas pluviales. Las soluciones innovadoras y el pensamiento fuera de la caja de este tipo también podrían ser exitosos para las empresas de la industria de la moda.

Las empresas de alimentos también están viendo el éxito a través de la colaboración para lograr un sistema alimentario circular.

La Fundación EAT y el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD) lanzaron un programa llamado Reforma de Alimentos para la Sostenibilidad y la Salud (FReSH) que apunta a impulsar el cambio en los sistemas alimentarios teniendo en cuenta los patrones de alimentación locales y trabajando con 200 compañías globales para ofrecer soluciones de negocios sostenibles.

¿Qué puede aprender la industria de moda de industrias que promueven economía circular? En este caso de la industria de la comida

Las marcas de moda deben seguir el mismo ejemplo para colaborar y ayudar a construir una industria de ropa más circular. De hecho, muchas ya lo están a través de programas como la iniciativa Make Fashion Circular.

¿Qué puede aprender la industria de moda de industrias que promueven economía circular? La industria de tecnología

Al igual que en la industria de la moda, la circularidad en la industria de la tecnología puede implicar el reciclaje de piezas o la renovación de computadoras portátiles, teléfonos y otros dispositivos para reducir el desperdicio y aumentar la eficiencia.

Según la empresa de nicho Circular Computing en la UE, se fabrican 160 millones de computadoras portátiles anualmente, con 160,000 desechadas diariamente, aunque el 70 por ciento podría reutilizarse. Este problema fue un catalizador para la compañía, que se enfoca en la reintegración de partes usadas en los sistemas de TI.

El objetivo de la computación circular es crear una forma más ética, sostenible y socialmente responsable de comprar TI para empresas. Hasta la fecha, la iniciativa ha impedido que 3.6 toneladas de desechos y 950 toneladas de dióxido de carbono entren en la atmósfera.

Este enfoque en la reutilización y reintegración de materiales en nuevos productos puede ser, y es, una parte integral del cambio de la industria de la moda hacia un modelo más sostenible y, en última instancia, circular.

Las principales marcas también están liderando programas de economía circular, como HP, que está incorporando cada vez más plástico reciclado en las impresoras.

La serie de impresoras todo en uno HP ENVY Photo se convirtió en la primera impresora del mundo hecha con plástico reciclado de ciclo cerrado, más del 10 por ciento en peso.

Además, en 2017, la marca utilizó plástico de botellas recolectadas en calles y canales en Puerto Príncipe, Haití para crear cartuchos de tinta y recientemente se unió a NextWave Plastics, una coalición de compañías que incorporan plástico atado al océano en sus cadenas de suministro.

Al igual que con muchas industrias, existe una gran oportunidad para que las marcas de tecnología defiendan la educación del consumidor en torno a la circularidad y brinden a los consumidores la información y los recursos necesarios para las opciones de reparación y reciclaje.

A través de la innovación y la colaboración, todas las industrias, desde la moda hasta la comida y la tecnología, pueden hacer un cambio significativo hacia la adopción de una economía circular a largo plazo.

DuPont Biomaterials, junto con cientos de otras marcas globales, están uniendo fuerzas a través de Circular Economy 100 (CE100), un programa de innovación que reúne a empresas, gobiernos y ciudades, instituciones académicas, innovadores emergentes y afiliados para aprender y colaborar en la construcción de la economía circular.

Esta asociación de empresas con visión de futuro de una amplia gama de industrias realmente puede marcar la diferencia y establecer un nuevo estándar para la sostenibilidad en el futuro. Todo esto significa que la la industria de moda y todos los sectores pueden aprender mucho de industrias que promueven economía circular.

Acerca del autor

Daniela Lazovska