Entendiendo la Responsabilidad Social

Mejorar el desempeño empresarial con igualdad de género

Mejorar el desempeño empresarial con igualdad de género

¿Se pueden mejorar los resultados de las empresas con igualdad de género? Te decimos.

Levi Straus & Co. promueve la igualdad de género porque entiende que todos los trabajadores se benefician cuando prosperan los más vulnerables.

En toda la cadena internacional de suministro de ropa, las mujeres son más vulnerables que los hombres. En promedio, ellas representan el 80% de los trabajadores de la confección, y sus necesidades humanas básicas (seguridad, respeto, equidad y crecimiento) a menudo no se satisfacen.

A las trabajadoras en la cadena de suministro se les pagan salarios más bajos, se las asciende menos, se enfrentan a estereotipos restrictivos y abusos, y aparte tienen responsabilidades en el hogar.

«Beneficios a través de principios» es el ethos que impulsa a las decisiones comerciales de Levi Strauss & Co. y su visión para la cadena de suministro global.

Por medio de la iniciativa de Bienestar del Trabajador, Levi’s se está asociando con fabricantes globales para ir más allá del cumplimiento laboral y mejorar la salud, el empoderamiento financiero e igualdad para las trabajadoras que fabrican sus productos.

 10 estrategias para mejorar el bienestar de las empleadas y el rendimiento empresarial

Levi’s define el bienestar como un estado de ser feliz, saludable y comprometido, que se produce cuando se nutren las necesidades humanas básicas.

10 estrategias para mejorar el bienestar de las empleadas y el rendimiento empresarial

1. Crecer y flexibilizar la fuerza laboral a través del diseño del trabajo, la capacitación y la rotación.

2. Cultivar y nombrar mujeres calificadas para liderar en todos los niveles de la empresa.

3. Usar la clínica de la fábrica para brindar educación y servicios de salud, especialmente salud reproductiva.

4. Proveer cuidado infantil y salas de lactancia en el trabajo.

5. Enseñar a mujeres y hombres que la menstruación es un signo de buena salud y cómo manejarla.

6. Proporcionar suministros menstruales asequibles y medicamentos para el dolor en la clínica de la fábrica.

7. Dejar claro cómo se estructuran las promociones y los salarios y analizar regularmente la equidad salarial.

8. Establecer horarios predecibles y eliminar el tiempo extra excesivo.

9. Reconocer la violencia y el acoso, y enseñar a los supervisores cómo motivar efectivamente a las empleadas.

10. Compensar a los trabajadores y supervisores utilizando las mismas estructuras de incentivos.

Áreas de enfoque para inversión

Desarrollo de habilidades

Los fabricantes que apoyan la capacitación cruzada aumentan la precisión, la productividad y la satisfacción.

La capacitación cruzada también hace que las empresas sean más resistentes y flexibles, al tiempo que protege a los trabajadores de las altas tasas de enfermedades y lesiones asociadas con la especialización extrema.

La capacidad de crecer, superar nuevos desafíos, y lograr reconocimiento impulsa el bienestar de hombres y mujeres por igual.

Las empresas que valoran la diversidad y tienen igualdad de género son más rentables. Sin embargo, las brechas de género en la educación y capacitación a menudo impiden que las mujeres aprovechen las oportunidades para desarrollar las habilidades que necesitan para avanzar.

Embarazo y maternidad

Una clínica de fábrica que satisface las necesidades de salud de las mujeres garantiza que las trabajadoras reciban atención que de otro modo estaría fuera del alcance, y da como resultado una mejora de la productividad.

Es importante proporcionar a las mujeres opciones anticonceptivas seguras, confiables y asequibles. Esto ayuda con la planificación de familia y reduce las tasas de embarazos no deseados y abortos inseguros.

Menstruación

Los fabricantes que abordan las necesidades de salud debido al sangrado y el dolor durante la menstruación resuelven una de las principales causas de absentismo en las mujeres.

Algunas culturas no reconocen que la menstruación es un signo de buena salud, lo que impide que las mujeres aprendan cómo manejarla adecuadamente. Esto contribuye a que muchas pierdan el trabajo por vergüenza o miedo a mancharse la ropa.

El hecho de que las trabajadoras a menudo no tengan suficiente dinero para comprar suministros adecuados, incluidos medicamentos para el dolor, empeora estos desafíos.

Salarios y horas de trabajo

Cuando los trabajadores perciben que la determinación salarial es justa y transparente, el desempeño del negocio aumenta. A los colaboradores les importa cuánto les pagan y cómo se compara su salario con los demás.

Si bien la fabricación de prendas de vestir ofrece a muchas mujeres salarios más altos de lo que podrían obtener en otros lugares, en la mayoría de las fábricas del mundo las mujeres trabajan más horas por menos salario que los hombres.

En algunos entornos, ganan un 50% menos que los hombres con los que trabajan.

Acoso y violencia de género

Los fabricantes que reconocen las preocupaciones de los trabajadores y los desafíos de los supervisores pueden reducir el impacto del acoso y la violencia de género en el desempeño comercial.

A pesar de los códigos de conducta, el acoso continúa siendo común en las fábricas de ropa, en tránsito hacia y desde el trabajo, y en espacios públicos.

La falta de reconocimiento de la violencia y el acoso, y la implementación de mecanismos efectivos de reclamo, impulsan la rotación de personal.

¿Qué más se puede hacer para mejorar el desempeño empresarial con igualdad de género?

1. Seleccionar estrategias que se alineen con las necesidades de las empleadas y las operaciones comerciales.

2. Clasificar cada estrategia seleccionada de acuerdo con sus méritos relativos, y priorizar una o dos.

3. Desarrollar planes de implementación y medición de estrategias prioritarias.

4. Comunicar el avance a las partes interesadas internas y externas, y repetir el ciclo.

Mejorar las condiciones de trabajo y las oportunidades para las mujeres y todos los trabajadores, es una inversión, no un costo.

A cambio, los fabricantes pueden esperar aumentar los resultados y reducir el absentismo, la rotación, las horas extra, los errores de producción y las tasas de retorno.

Para obtener estos beneficios, los fabricantes deben hacer un esfuerzo consciente, ir más allá del cumplimiento de los códigos de conducta y eliminar sistemáticamente las barreras a la igualdad.

Para mejorar el bienestar y el rendimiento, las empleadas deben tener un ambiente de trabajo seguro, salarios satisfactorios, oportunidades para aprender y crecer, y la capacidad de equilibrar las responsabilidades familiares.

Las empresas que buscan ganancias a través del bienestar de las empleadas y los principios de igualdad de género se diferencian en el mercado y son más difíciles de reemplazar. Invertir en estas estrategias hace que la cadena de suministro de indumentaria sea más justa, atractiva y productiva para todos.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact