Gobierno RSE

Lenguaje incluyente en el gobierno de México; será obligatorio

Lenguaje incluyente en el gobierno de México;

Todos los funcionarios están obligados a usar un lenguaje incluyente, ¡entérate!

El lenguaje es resultado de la cultura, por lo tanto es un condicionante del pensamiento y de las condiciones mentales que acompañan a las palabras o a los mensajes.

Con el lenguaje se pueden manifestar desigualdades, racismo, clasismo y conductas homofóbicas. Se trata de un reflejo de la sociedad que lo utiliza.

Algunas expresiones de esas desigualdades, a través del lenguaje, serían, por ejemplo, la asignación de valores, capacidades y roles distintos para hombres y mujeres; dar un tratamiento asimétrico, con un mayor reconocimiento a lo masculino; el uso de sustantivos o adjetivos calificativos sobre roles y estereotipos de género o el utilizar imágenes estereotipadas, que suelen ser muy comunes en el campo de la publicidad.

Lenguaje incluyente en el gobierno de México;

El lenguaje incluyente sirve para visibilizar a los dos sexos, particularmente a las mujeres, reconociendo su presencia y sus aportaciones en el espacio familiar, laboral, educativo o político.

Existen diferentes formas de incorporar al lenguaje sexista en la comunicación interpersonal diaria. Tanto en las empresas como en el gobierno, éste se puede incorporar al utilizar nombres abstractos; sustantivos colectivos, comunes, ambiguos, epicenos; pronombres indefinidos; el uso de la tercera persona del singular y hacer visibles a las mujeres en el cargo, título, profesión o función que desempeñan.

Lenguaje incluyente en el gobierno de México

Recientemente todos los funcionarios del gobierno federal tendrán que manejar el lenguaje incluyente en todos los ámbitos de sus atribuciones y competencias, bajo un “lenguaje incluyente”, por lo cual todas las “comunicaciones institucionales” de la administración pública deberán “visibilizar a ambos sexos”.

De acuerdo con el “Código de ética de las personas servidoras públicas del gobierno federal”, publicado el pasado 5 de febrero en el Diario Oficial de la Federación, las personas que desempeñen un “empleo, cargo o comisión” gubernamental, o en alguna de sus empresas productivas (como Pemex o CFE), ahora están obligados a “eliminar el lenguaje discriminatorio basado en cualquier estereotipo de género” durante el cumplimiento de sus funciones.

Igualmente, el Código de Ética les impone la obligación de “fomentar una cultura igualitaria e incluyente”, por lo cual promoverán “la igualdad entre mujeres y hombres”, además de que deberán respetar “la identidad y orientación sexual” de las personas.

Lenguaje incluyente en el gobierno de México;

Se trata de una medida que se impuso con el fin de lograr la “institucionalización de la perspectiva de género en el servicio público”. Por ello, quienes cumplan alguna función en el servicio público federal “deberán brindar un trato igualitario a todos los individuos”, por lo que de ahora en adelante, queda totalmente prohibido que incurran en “cualquier acción u omisión que menoscabe la dignidad humana, derechos, libertades o que constituya alguna forma de discriminación”.

De acuerdo con Animal Político, la representante de la organización Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia AC, Silvia Solís, procura el reconocimiento “de todos los tipos de poblaciones que existimos, y que se deje de usar un lenguaje que siempre invoque a lo masculino, porque en esas formas de comunicación, todo lo femenino, y todas las diversidades, quedan totalmente invisibilizados”.

Es por ello que “el que se vuelva obligatorio el uso de lenguaje incluyente en todas las comunicaciones institucionales del gobierno federal “es algo muy bueno, porque da muestra de una intención de política pública para institucionalizar una forma de comunicación en la que, desde el movimiento feminista, venimos insistiendo desde siempre”.

Contemplar de forma explícita a hombres y mujeres, explicó, es algo necesario “porque lo que no se nombra no existe. El lenguaje es la herramienta con la que explicamos el mundo, y esa explicación debe incluirnos a todas y a todos”.

Se trata de una excelente decisión para Ricardo Ayllon, de la asociación Género y Desarrollo AC (que desde hace 15 años trabaja con hombres, para la erradicación de la violencia machista) también consideró como algo “muy bueno” que la nueva administración federal estableciera como obligatorio el uso de lenguaje incluyente para quienes cumplen funciones públicas, sin embargo, advirtió que más allá de esta medida, “tal parece que en este gobierno no hay mayor interés por las perspectivas de género, y si solo se limita a usar ‘las y los’ en sus comunicados, nos estaremos quedando muy cortos”.

El lenguaje, según él,  refleja un proceso de desarrollo cognitivo, biológico, psicológico y social, “que se va alimentando de todos los aprendizajes que acumulamos a lo largo de nuestra vida: si como hombres o mujeres nos desarrollamos en un contexto en el que se violenta, discrimina, invisibiliza a las mujeres, y a todo lo que se aleje de lo que consideramos masculino, entonces todas esas ideas y creencias se reflejarán en el lenguaje que usamos”.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact