Una cadena de supermercados convirtió la comida echada a perder en combustible.

Mucho se habla sobre las iniciativas para combatir el desperdicio de alimentos y el impacto negativo que estos residuos le hacen al medio ambiente.

Diversas organizaciones se han unido para disminuir la cantidad de comida que termina en los vertederos, destinándola a comedores o a restaurantes que se dedican a crear platillos con estos alimentos en buen estado y ayudar a los que más lo necesitan.

Por otro lado, los países más responsables del mundo como Reino Unido y Francia han integrado nuevas cláusulas para prohibirle a los establecimientos tirar los productos e incluso la guía del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) propuso crear nuevas etiquetas para evitar el desperdicio de alimentos a causa de las fechas de caducidad.

Sin embargo aunque estos proyectos han logrado reducir tanto la crisis alimentaria como la cantidad de residuos de comida, más de un tercio de la comida que se produce tiene como destino los vertederos.

Este problema global no es le único que acecha a la humanidad, el cambio climático es otro conflicto que esta terminando con el ecosistema y el hogar de muchos animales, incluyendo el nuestro.

Para combatir la crisis ambiental y el desperdicio de alimentos, la cadena de supermercados Waitrose, como parte de su compromiso con la responsabilidad social, esta aprovechando toda la comida que no logra ser rescatada para impulsar sus entregas.

Waitrose en alianza con CNG Fuels, compartió que de ahora en adelante sus camiones funcionarán con biometano obtenida de la comida podrida que utilizarán como combustible. La cadena de supermercados esta aprovechando los alimentos echados a perder en sus tiendas.

El biometano renovable es mucho más barato y limpio que el diesel, y, con un rango de 800km de autonomía, se trata de un cambio radical para los operadores de transporte, agregó
Philip Field, CEO de CNG Fuels.

Actualmente diez de sus camiones funcionarán con biometano, convirtiendo a Waitrose en la primera empresa europea en transformar sus entregas comerciales en unas más sustentables.

¿Cómo se genera el biometano?

Se obtiene de la comida podrida que emite 70% menos de dióxido de carbono que el diesel común y se transforma en energía que se utilizará para impulsar a los camiones. Con esta nueva alternativa se busca reducir hasta un 40% las emisiones de carbono.

Justin Laney, socio de la cadena, comparte de que la inversión inicial en este proyecto, lo recuperarán en tres años aproximadamente, destacando que además de cuidar el medio ambiente y hacerle frente al desperdicio de alimentos, también beneficia la logística de las rutas.

Running on 100% gas today,#waitrosetrucks #cngfuel

A post shared by @gmw07 on

Podremos realizar entregas a nuestras tiendas sin tener que recargar el tanque de inmediato…

Esta iniciativa y de acuerdo con The Times, esta siendo replicada por las otras cadenas comerciales de Reino Unido y se espera que otras compañías del mundo integren este proyecto.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.