Ambiental

Instan a aumentar plantaciones forestales con criterios de sustentabilidad

Una organización no gubernamental que impulsa y promueve la conservación de sistemas boscosos llamó al Gobierno federal a sumar esfuerzos para duplicar en tres años el número de hectáreas de bosques que cuentan con una certificación de que son bien manejados.

Actualmente, casi 800 mil hectáreas de bosques cuentan con este tipo de certificación que garantiza que el bosque o plantación está siendo manejado según criterios ecológicos, sociales y económicos, de acuerdo con datos del Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS).

“Como CCMSS estamos en favor del desarrollo de la certificación. Después de 13 años, se han certificado 800 mil hectáreas, pero no son suficientes, por lo que necesitamos sumar fuerzas con las autoridades y comunidades para duplicarlas en tres años”, afirmó Sergio Madrid, director ejecutivo de la ONG.

En entrevista con Reforma, aseguró que las comunidades que son capaces de hacer un manejo sustentable de su bosque, pueden utilizarlo como una alternativa de negocio.

“Si bien tiene ciertas críticas (el modelo de certificación), sí habría que contrastarlo con el conjunto de ventajas que aporta. Si bien no son económicas, porque no hay sobreprecio, sí genera un proceso de mejora continua para que el productor pueda buscar más mercados”, expuso.

La certificación forestal es un procedimiento voluntario donde un evaluador independiente realiza un estudio integral de las prácticas dentro de las plantaciones comerciales.

Según la última estimación, la producción de madera certificada alcanza un millón 239 mil 618 metros cúbicos de madera, que representa 16.8 por ciento del total de la producción maderable.

El especialista pidió hacer el esfuerzo para aumentar el número de hectáreas certificadas que pueden lograr una mejora en la rentabilidad y competitividad del sector.

“Tanto el Gobierno como las empresas deben sumarse a contribuir con el logro de la meta, de no hacerlo apoyarían la quiebra en el sector”, sostuvo.

La expectativa de que la certificación genere beneficios en el mercado de madera con un sobreprecio, subrayó, es erróneo, pues sólo tiene como principal beneficio el acceso a mercados internacionales.

“Lo que genera son mejores condiciones para entrar al mercado, hay beneficios no económicos. Si una empresa recibe una evaluación externa, resulta benéfico para sus esquemas de administración y de producción”, ejemplificó.

Madrid adelantó que la meta planteada es viable porque se ha socializado el concepto certificación en la industria de muebles, construcción y los consumidores exigen que el producto provenga de un bosque bien manejado.

“Es un certificado que no define la calidad de madera -la gente lo confunde con el sello de calidad del producto-, sino que garantiza que el producto proviene de un bosque que cumple con un buen manejo”, expuso.

Planteó que el sector forestal está pasando por una crisis fuerte por los problemas de rentabilidad para competir con productos importados, por lo que la meta será difícil de cumplir.

Si bien este mercado de certificación forestal tiene pocos años en México, para el director del CCMSS, los ejidos han cumplido en buena medida las expectativas que los motivaron a entrar en dicho mercado.

Actualmente, hay 35 ejidos y comunidades forestales que han obtenido su Certificado de Buen Manejo Forestal del Consejo de Manejo Forestal.

La mayoría de estas operaciones forestales se concentra en el estado de Durango.

Sello ambiental

La certificación forestal es un proceso que evalúa el desempeño de las operaciones forestales.

Busca garantizar que los productos tengan estándares ambientalmente adecuados, económicos y socialmente benéficos.

Es un sistema independiente y voluntario de auditoría del manejo de un bosque para ejidos y comunidades que involucra auditorías de las actividades de las empresas madereras.

En México, la certificación forestal la realiza la organización Rainforest Alliance, en colaboración con el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sustentable (CCMSS), quienes a través del Programa SmartWood (SW), acreditan la certificación ante el Forest Stewardship Council (FSC).

35 comunidades forestales tienen Certificado de Buen Manejo Forestal.
800 mil hectáreas cuentan con la certificación forestal.

Reforma, Nacional, pág. 10
Puede leer la nota completa dando Click sobre la imagen para ampliar

instan

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • ES MUY COMUN EN MEXICO QUE LOS TRES NIVELES DE GOBIERNO Y LA SOCIEDAD CIVIL SE OCUPEN Y PREOCUPEN POR LOS RECURSOS FORESTALES MADERABLES, QUE DEJAN GRANDES GANANCIAS EN EL CORTO PLAZO Y TAMBIEN GRANDES DAÑOS ECOLOGICOS AL PAIS. PERO LAMENTABLEMENTE SE LE HACE UN VACÍO MANIFIESTO, ABSURDO, INCREÍBLE A TODA LA GAMA DE RECURSOS FORESTALES NO MADERABLES, COMO EL AGAVE O MAGUEY Y EL SOTOL, QUE PERMANECEN SIN IMPULSOS SERIOS PARA SU DESARROLLO NO OBSTANTE LA POTENCIALIDAD DE DESARROLLO PRODUCTIVO QUE TIENEN, AUNQUE ESTO RE

Dejar un comentario