Género

¿Hay demasiada violencia de género en Games of Thrones?

Esta serie esta considerada en extremo agresiva, ¿qué tan cierto es esto?

GOT604_110515_HS__DSC29195b15d

Por Kenya Giovanini

Dragones, batallas y un ambiente medieval invadieron las pantallas desde el estreno de Game of Thrones el 17 de abril de 2011. La serie basada en la novela “A Song of Ice and Fire” del escritor estadounidense George R. R. Martin, se ha robado el corazón de muchos y ha ganado el odio de otros tantos.

Si no has tenido oportunidad de verla, la historia se centra en los continentes ficticios de Poniente y Essos, las violentas luchas por controlar el Trono de Hierro y el intento constante de los herederos por recuperarlo, todo esto mezclado con fuerzas sobrenaturales.

Game of Thrones ha sido ganadora de diversos premios que van desde mejor director, guión hasta mejor vestuario. Dicha serie no solo ha causado controversia en los espectadores sino en la sociedad en general debido a que muchos la consideran violenta, especialmente hacia los personajes femeninos.

Durante el Festival Internacional de Televisión de Edimburgo, los ejecutivos involucrados en la serie rechazaron los comentarios sobre el uso excesivo de violencia contra la mujer en el desarrollo de sus personajes.

El director de contenido Garry Davey, no comparte la idea de que los personajes femeninos sean sujeto de más violencia y aseguró que también hay mucha agresividad hacia los hombres.

Las malas críticas tomaron fuerza cuando, durante el episodio seis de la temporada cinco, Sansa Stark es violada por uno de sus compañeros, una escena que causo indignación entre muchos espectadores que la consideraron innecesaria e irrelevante para la trama.

“Aunque las últimas temporadas han sido un poco intensas, me parece absurdo tener que defender o justificar constantemente el contenido sexual o violento, como si nunca antes se hubieran visto”, comentó Dave.

La polémica generada sobre si existe o no un exceso de agresividad en la serie llevó al autor de los libros, George RR Martin, a defender su contenido. Para él esta escena en particular no debería pesarle tanto a la sociedad, ya que desafortunadamente es algo a lo que nos enfrentamos a diario.

Todos los días en los noticieros, redes sociales y en internet se publican casos de violación, discriminación e inequidad. Son pocas las personas que alzan la voz acerca de estos temas pero cuando estos actos son plasmados en una historia, un gran porcentaje de la sociedad se ofende.

Game of Thrones no es la primera ni la última serie en mezclar estos temas en su contenido y muchos críticos consideran que la violencia es parte de su esencia y no tendrían por qué modificarla.

giphy (3)

Existen personas que son más sensibles y vulnerables a contenidos tan fuertes como los que se manejan en Game of Thrones y para evitar este tipo de daños, los programas de televisión, películas y hasta las caricaturas comparten una breve descripción y clasificación para orientar a las personas sobre el contenido; de esta forma se puede tomar una decisión responsable acerca de verla o no.

Un gran porcentaje de espectadores, no solo resalta la parte negativa de esta serie, también han señalado la parte positiva como la diversidad de sus personajes y el empoderamiento de las mujeres.

En un artículo de VICE, Margarita Martínez filósofa e historiadora y Catalina Ruiz, periodista concentrada en temas de género, compartieron la idea de que los personajes femeninos, se han empoderado de dos formas. Están las que decidieron asumir el rol masculino, esto quiere decir que adoptaron sus actitudes y estereotipos, como pelear o usar una espada.

Un gran ejemplo es el personaje de Daenerys Targarye, interpretado por Emilia Clarke, el cual decidió abandonar el papel de la mujer indefensa para convertirse en líder.

giphy

Y del otro lado, están las mujeres que decidieron tomar el rol tradicional pero obtuvieron poder. Cersei y Margeary Tyrell se convirtieron en más que una compañía, ya que utilizando elementos como el sexo y el estatus social han influenciado y dirigido el rumbo político del reino.

«Es bastante problemático que ese empoderamiento sea en términos de los hombres, pero eso no significa que no estén empoderadas en lo absoluto, sino que se han apropiado de los recursos que tienen a la mano, porque no tienen más», agregó Margarita.

Todos los días interactuamos con estos dos roles pero, ¿cuál es la diferencia? Que estos personajes en la vida real no están caracterizados como en la era medieval.

Esta serie y muchas otras, en ocasiones reflejan la sociedad actual. Los roles de género, la lucha por el poder y la violencia, desafortunadamente, es algo muy común. La incomodidad que pueda o no causar estas historias al espectador, no es culpa ni de los protagonistas y mucho menos de los escritores, si no de la persona que toma la decisión de verla.

Una de las ventajas que tiene la era digital es que ofrece un contenido muy extenso, que puede o no, adaptarse al gusto de las personas. Por esto plataformas como Netflix comparten una gran variedad para cada tipo de usuario, así que si consideras que un programa excede la violencia puedes optar por mirar algo más.

En este planeta habitamos más de 7 millones de personas, cada una con una forma distinta de ver y juzgar la vida. Es imposible que todos los seres humanos estemos de acuerdo en todo y más en temas sobre equidad y diversidad.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact