RSE

¿Violencia en Game of Thrones? la realidad supera a la ficción

Aunque algunos critican Game of Thrones por su contenido violento, la realidad podría ser peor

Game of Thrones3

Estrenada en 2011 por la cadena HBO y transmitida en más de 170 países, la serie Game of Thrones ha tenido un gran éxito alrededor del mundo llevando a la pantalla el drama, las aventuras y la fantasía medieval que se entremezclan en las novelas Canción de hielo y fuego, del escritor George R. R. Sin embargo, la producción ha recibido también fuertes críticas por parte de los espectadores y diversas organizaciones internacionales, debido a la violencia dentro de la misma.

Y es que las ejecuciones, violaciones, matrimonios forzados, tortura y múltiples actos de violencia que se presentan casi sin reservas dentro de la obra audiovisual creada por David Benioff y D. B. Weiss, lo que ha desatado una gran inconformidad por quienes luchan todos los días a favor de los derechos humanos.

Amnistía Internacional ha comparado algunas de estas atrocidades con sus homónimos de la vida real para hacer un llamado de atención sobre la dualidad de criterios que existe al criticar de forma tan fuerte una serie de ficción, al mismo tiempo que decidomos ignorar la cruel realidad que aqueja a múltiples comunidades y grupos vulnerables alrededor del mundo.

En su texto, la organización retoma cinco terribles prácticas de violencia que en la vida real son mucho peores que la crueldad reflejada en la serie de Benioff.

1. Ejecuciones

Ningún personaje parece estar a salvo de esta práctica en Game of Thrones; primero Ned Stark ejecuta a un desertor, unos capítulos más tarde, él mismo es decapitado por el rey Joffrey.

De acuerdo con Amnistía Internacional, estas ejecuciones y las que suceden más adelante no se comparan con las más de 2,466 sentencias de muerte reportadas en 2014, mismas que representan un incremento del 28% en relación con las registradas el año anterior debido, principalmente a las condenas en Egipto y Nigeria.

La mayor parte de estas ejecuciones se llevan a cabo en China y generalmente incluyen inyecciones letales o ahorcamientos, aunque las decapitaciones no son algo fuera de lo común en el territorio de Árabia Saudita.

2. Tortura

En 2014, Amnistía Internacional documentó diversas prácticas de tortura que recuerdan a las escenas de Theon Greyjoy, en donde es torturado con eliminación de las uñas o los simulacros de ejecución.

La práctica de desollar personas es una tradición en la familia Bolton; pero también forma parte de los actos de tortura documentados por Amnistía Internacional en más de 141 países durante los últimos cinco años; una lista entre la que también se incluyen golpes o violaciones. Un estudio publicado por la organización reveló que 44% de los habitantes de estas naciones aún temen a ser torturadas en caso de detención.

3. Matrimonio forzado y violencia contra la mujer

Los personajes femeninos de Game of Thrones están muy lejos de dominar su mundo; en realidad son sometidas a esclavitud sexual, y otras formas de violencia basada en el género. Algunas de sus protagonistas incluso son vendidas o forzadas a casarse para favorecer los intereses de los hombres en su familia.

La violencia de género es uno de los aspectos más criticados de la producción, pero se trata también de una realidad para millones de mujeres alrededor del mundo. En países como Argelia, Túnez se permite a los hombres acusados de violación casarse con su víctima si es menor de 18 años, con el fin de evitar ser procesados.

4. Vigilancia

El viento parece tener oídos propios en el territorio de King’s Landing, donde los habitantes no pueden decir nada sin ser escuchados por espías del reino, por lo que muy pocos secretos se mantienen en silencio dentro de la trama de Game of Thrones

Los espías de hoy no tienen “pajaritos”, pero cuentan con programas de vigilancia masiva de las comunicaciones en línea y móviles, tal como Dreamy Smurf, que están usando agentes de inteligencia británicos para activar celulares que se encuentran apagados con el fin de usarlos como dispositivos de espionaje. Si los gobiernos logran recolectar billones de registros de internet cada mes de forma inadvertida, el internet tendrá menos privacidad que King’s Landing.

5. Crímenes de guerra

El mundo medieval de Game of Thrones es una zona brutal de guerra con ataques contra civiles, químicos inflamables y ejércitos de esclavos formados por niños secuestrados, por no hablar de los dragones.

2014 fue un año catastrófico para la población civil en zonas de guerra, según el informe anual de Amnistía Internacional de 2014. El informe no documentó el uso de los dragones, pero sí destacó violaciones de las leyes de la guerra en al menos 18 países.

Nuevas evidencias por el uso de armas químicas aparecieron el mes pasado. Testigos presenciales en Siria dijeron a Amnistía Internacional que habían estado expuestos a ataques de gas cloro, causando la espeluznante muerte de una familia entera, incluyendo tres niños.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario