Esta iniciativa de ley podría obligar a Uber a entender el concepto de debida diligencia – ExpokNews

Uber tiene que realizar más acciones responsables para evitar casos como los que anteriormente se han suscitado

Uber ha dado mucho de qué hablar desde que hace algunos meses la compañía ha estado envuelta en escándalos de acoso sexual y que, después de las denuncias y la presión en las redes sociales, la empresa de transporte privado con chofer, se encargó de hacer las investigaciones pertinentes.

Fue en los momentos de más polémica para la compañía, que Travis Kalanick ex director de Uber, renunció. Semanas después, Dara Khosrowshahi lo reemplazó y desde que él se encuentra en el mando, se han dado capacitaciones a todo el personal de Uber para que sepan qué es el acoso sexual y cómo prevenirlo.

Sin embargo, aunque Uber siempre ha destacado por la postura que tiene ante las adversidades, su reputación corporativa no ha podido mejorar, pues además del acoso sexual, también se han presentado casos como accidentes en coches autónomos Uber, robo de información y ocultación de datos.

Entre los casos mencionados, se encuentra el de Mara Castilla, que si bien no es un hecho que fue directamente en la compañía Uber, pero si lo fue en Cabify, su competencia.

Mara, viajaba en un coche de la plataforma Cabify. Ella abordó el coche después de una fiesta en la madrugada, todo iba bien. El coche llegó a su destino pero Mara jamás descendió. El primer responsable vinculado fue el chofer, así que fue detenido.


Uber siempre ha destacado por la postura que tiene ante las adversidades, su reputación corporativa no ha podido mejorar

Twittea esta frase.


Tras las investigaciones, el conductor de la unidad de servicio privado de Cabify, fue señalado por la privación ilegal de la libertad de la joven. Hasta hoy, el chofer se encuentra en sentencia.

¿Por qué lo relacionamos con Uber? A que a raíz de esta situación, se dio a conocer que las empresas, como Cabify y Uber tienen personas que no son empleados directos de la empresa y además no hay alguna condición para que se establezca un vínculo de trabajo y por lo tanto, una responsabilidad directa.

Tanto Uber como Cabify prometen que sus viajes son seguros, sin embargo esto no es así. Uber quiere evadir la responsabilidad de las conductas de sus “socios conductores” al asegurar que ellos contribuyen a las investigaciones judiciales cuando éstas se presentan y que además sus procedimientos de selección rechazan 88 de cada 100 aspirantes a conducir un automóvil el Uber.

A pesar de que el porcentaje de rechazados en Uber sea alto, el procedimiento de selección es insuficiente.

Fue a principios de enero y febrero de 2018 que se dio a conocer que existen tres carpetas de investigación por violaciones cometidas presuntamente por conductores de Uber y que hasta ahora se han presentado 15 denuncias por conductas similares.

Actualmente existe una discusión sobre una iniciativa para que se agreguen dos artículos a la Ley Federal de Protección al Consumidor que obligarían a Uber y a otras compañías como Cabify a poner en un registro público a todos sus socios conductores y hacerse responsables de las conductas de éstos mientras se encuentren en servicio, además de sujetarse a la legislación y competencia de autoridades y tribunales de México.

De acuerdo con El Economista, esto va en sentido contrario al contrato de adhesión de Uber, que asegura que sus términos y condiciones se regirán e interpretarán exclusivamente en virtud de la legislación de los Países Bajos, con exclusión de sus normas sobre conflicto de leyes.

En caso de que esta iniciativa se apruebe, ahora las víctimas de abuso por parte de los choferes, tanto de Uber como de otras compañías, se ejercerán acciones judiciales contra el agresor, sin que la compañía esté de por medio.

Uber, debe entender ahora sí la debida diligencia ya que ésta se basa en un factor de cuidado y supervisión que prevé el involucramiento de la empresa con terceros, donde se pueda confirmar quién es, sus ubicaciones, su residencia, dónde y con quién realiza negocios. Además de investigar si la persona está en listas de vigilancia o de sanciones, para que de esta forma se pueda medir el nivel de riesgo en el negocio.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.