Por desgracia, la ausencia de actores de color en las nominaciones es sólo la punta del iceberg

En los últimos años hemos visto a numerosas celebridades alzar la voz sobre las prácticas discriminatorias existentes dentro de la industria cinematográfica, personalidades como Emma Watson, Meryl Streep y Charlize Theron han denunciado un alto nivel de sexismo y han dado su rostro a la lucha por el empoderamiento de las actrices femeninas y de las mujeres del mundo.

Sin embargo, la discriminación de la industria no sólo ha afectado a las mujeres, personalidades como Kerry Washington y Viola Davis han declarado que esta brecha se acentúa entre las actrices afroamericanas.

El problema de racismo el Hollywood no es un tema reciente, para muestra basta recordar el movimiento de inconformidad que desató la ausencia de actores afroamericanos en la lista de nominaciones, un fenómeno que tomó fuerza hace algunas semanas, luego de que la academia anunciara a un nuevo grupo de candidatos.

Tras la revelación de las nominaciones, la actriz y empresaria estadounidense Jada Pinkett Smith compartió su desacuerdo a través de un video en su cuenta de Facebook en el que invitó a las personas de color a reconocer el poder y la influencia que su comunidad ha acuñado a lo largo de los años y que no necesitan pedir ser invitados a ninguna parte.

We must stand in our power.

Posted by Jada Pinkett Smith on lunes, 18 de enero de 2016

Además, la también esposa del actor Will Smith aseguró que no asistiría a los Óscar este año en una señal de protesta contra la entrega por excluir a los actores de color, una postura que más tarde fue secundada por su esposo y desató una enorme polémica.

Celebridades como Lupita Nyong’o, Spike Lee, John Krasinski, Lena Dunham y muchos otros se sumaron más tarde al boicot a través de múltiples declaraciones a través de las redes sociales en texto y video para mostrar su apoyo a la diversidad, declaraciones que para algunos constituyeron una falta de respeto a quienes sí fueron nominados.

"Not everything that is faced can be changed. But nothing can be changed until it is faced." – James Baldwin #manystoriesmanyvoices

Una foto publicada por Lupita Nyong'o (@lupitanyongo) el

Otros actores como Mark Ruffalo se pronunciaron a favor de la diversidad, aunque confirmaron su asistencia a la gala con el objetivo de dar voz a otras causas, como las víctimas de abuso y la libertad de expresión.

¿Pero cuál es entonces el problema del boicot?

La indignación de los espectadores y los miembros de la industria cinematográfica nace a partir de la ausencia de nominados afroamericanos en las nominaciones al Óscar y la conversación ha girado en torno a ello, por desgracia esto es únicamente la punta del iceberg.

De acuerdo con Los Angeles Times, el 94% de los miembros de la academia con voto son blancos, el 76% son hombres y la media de edad es de 63 años. Los hombres negros o hispanos representan apenas el 2% de los 6 mil miembros de esta comunidad, cifras que sin duda ponen de manifiesto la poca representatividad con la que cuenta la comunidad afroamericana y el género femenino en las decisiones de la industria.

La diversidad en el cine y la industria del entretenimiento es un problema mucho más profundo que la presencia de actores y actrices de origen afroamericano o latino en las listas de nominaciones a un premio o a veinte. Se trata de la representación que estas comunidades tienen entre las mesas directivas, sus oportunidades en la pantalla y el cierre de la brecha salarial.

No puedes ganar un Emmy para papeles que simplemente no están ahí.” – Viola Davis

La frase anterior corresponde al discurso que la actriz Viola Davis ofreció a una conmovida audiencia tras ser reconocida con el premio como Mejor Actriz Principal de Drama en septiembre de 2015, y es una sentencia que aplica a un Emmy, un Óscar o cualquier otro premio en la industria del entretenimiento o la tecnología. El problema principal no es la ausencia de representantes de comunidades vulnerables entre los candidatos a un reconocimiento, sino la carencia de oportunidades y los sesgos que aún se encuentran presentes en una enorme cantidad de espacios.

En respuesta al boicot y apenada por la falta de diversidad étnica de los nominado, la presidenta de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, Cheryl Boone Isaacs, dijo que es hora de implementar grandes cambios, y prometió fortalecer las acciones en esta materia.

Para lograr este cometido, Boone Isaacs anunció en un comunicado que el objetivo es que la Academia guíe a la industria en el camino a la diversidad en lugar de esperarla para ponerse al día, por lo que espera duplicar el número de mujeres y miembros de otras comunidades con derecho a voto en la Junta de Gobernadores de la Academia de las Artes y las Ciencias para 2020, lo que constituye un enorme cambio en el camino correcto, pero continúa siendo sólo un primer paso.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact