Una Big Mac por 40 latas vacías. ¡Eso fue lo que Mc Donald’s pidió en esta campaña!

Por Kenya Giovanini

¿Sabes qué es el marketing social?, ¿no? Bueno, según Philip Kotler, el padre del marketing contemporáneo, involucra los esfuerzos por cambiar el comportamiento público por uno deseable; esto quiere decir que se trata de las acciones que realiza una compañía por involucrar a sus consumidores en la creación de un entorno mejor por medio de campañas, técnicas o prácticas responsables.

Contrario a lo que muchos puedan pensar, el marketing social no sólo puede fomentar que un grupo de personas adopte una dieta vegana o hábitos de consumo más responsables, también puede ayudar a que la gente integre el reciclaje en su rutina diaria.

Claro que para crear una excelente campaña de marketing social, la marca debe manifestar un interés real por la causa a la que pretende apoyar, generar interacción con sus consumidores invitándolos a tomar acción junto con ella y comunicarse con él de forma transparente. No es para nada una tarea fácil y un ejemplo de ello es Mc Donald’s, cuya meta para 2020 incluye conseguir que el 100% de sus envases sean ecofriendly.

Antes de contarte más sobre sus compromisos, queremos preguntarte: ¿Te imaginas comprar una hamburguesa por diez latas vacías?

giphy

Quizá suena loco, pero en 2014 esta cadena de comida rápida en colaboración con la agencia DDB y con la intención de tener un planeta más limpio, puso en marcha en la ciudad de Estocolmo, una iniciativa que permitía a sus clientes pagar con latas vacías en lugar de efectivo a fin de sensibilizarlos sobre la importancia del reciclaje en la vida cotidiana.

Esta acción social inicio a la par del festival de música Storjoyran, evento que suele dejar un exceso de residuos en las calles. El plan es llevar proyectos similares a otras ciudades que alberguen este tipo de eventos para mantener sus calles más limpias.

Quienes deseen participar deben acudir a un dispensador por una bolsa negra para recolectar sus latas vacías y canjearlas por una hamburguesa sencilla con queso o una deliciosa Big Mac; claro que esta última tuvo un costo de 40 latas vacías. ¡Apuesto a que lo vale!

accept-cans

En México, el compromiso ambiental de la marca incluye programas como Repiense, orientado a lograr que cada restaurante sea más conscientes de su consumo de agua y energía y su gestión de desechos; el proyecto para la protección del Amazonas que prohibe a sus proveedores el uso de soja proveniente de áreas deforestadas; y su iniciativa de restaurantes ecológicos que son construidos o rediseñados para cumplir con la certificación LEED.

De este modo, la marca de hamburguesas preferida por muchos, no sólo ayuda a cuidar el medio ambiente, sino que incentiva a reciclar y a tirar la basura de manera responsable además de ayudarles a los más jóvenes, que disfrutan de asistir a estos eventos, a costear sus alimentos sin tener que preocuparse por el dinero.

Sin duda esta iniciativa es un gran ejemplo de marketing social. ¿Crees que deberían implementarla en festivales como él Vive Latino o en el Corona Capital?

Acerca del autor

ExpokNews