Entendiendo la Responsabilidad Social RSE

Casi a nadie le importan los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Menos de la mitad de las compañías globales se han comprometido firmemente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En el Anuario Internacional del Pacto Mundial se dieron a conocer las metas que ayudarán a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que entraron en acción a principios de este año, entre los que se encuentran acabar con la pobreza y el hambre, brindar educación y terminar con la desigualdad.

A pesar de que muchas empresas y organizaciones han declarado su preocupación e interés por participar en el logro de estas metas para el 2030, la realidad es otra: menos de la mitad de las compañías globales se han comprometido firmemente con los objetivos, de acuerdo al reporte State of Responsible Business 2016 (Estado del Negocio Responsable) en el que fueron encuestados 2,045 profesionales dedicados a la sostenibilidad a nivel mundial, de esta cifra, el 36% de los participantes trabajaban en una compañía o marca.

empresas no cumplen con desarrollo sostenible

Este hecho no solo es problemático para el cumplimiento de los ODS, también causa que la gente –especialmente los millennials– comiencen a desconfiar de las empresas y sus discursos de acción. El sector privado tiene un papel fundamental en los planes de desarrollo sostenible que involucran a todo el mundo pero, al parecer, la mayoría únicamente se han quedado en palabras hasta el momento.

Si bien este suceso podemos considerarlo normal debido a que el negocio sostenible es aún un movimiento nuevo que apenas está ganando fuerza e influencia, la presión es bastante ya que tenemos el tiempo y el presupuesto –para cumplir los ODS se necesitan aproximadamente 4.5 trillones de dólares al año– encima.

El reporte de State of Responsible Business también investigó qué regiones son las más comprometidas y cuáles son los objetivos en los que se enfocan más en cumplir. África, Latinoamérica y el Medio Oriente son las zonas que han tomado la responsabilidad con mayor interés, y son precisamente los países en desarrollo los que se preocupan por impulsar las metas más urgentes, tal como la educación.

Por su parte, Norteamérica tuvo el nivel más bajo de compromiso, según el mismo estudio. Esto puede deberse en parte a que las compañías estadounidenses tienen una cultura empresarial de “actuar antes y hablar después”, dijo Aron Cramer, CEO de la consultoría en sustentabilidad BSR. Contrario a los países en vías de desarrollo, los territorios que tienen un estatus de primer mundo se han concentrado en resolver crisis medioambientales.

En total, el 63% de los participantes encuestados que pertenecen a corporativos y marcas hacen de la acción contra el cambio climático su prioridad, el 52% se interesa por mejorar la calidad laboral y fomentar el crecimiento económico, el 51% se compromete con la producción y el consumo responsable, mientras que solamente el 22% y 20% se ocupa de terminar con la pobreza y con el hambre, respectivamente.

grafico-nota-111016-02-1

grafico-nota-111016-03

No todo es malo. Las compañías comprometidas han empezado a integrar los ODS a sus estrategias de sustentabilidad de manera preliminar, lo que les permite medir el impacto que sus acciones tendrán sobre la sociedad, la economía y el medio ambiente; de esta forma, sabrán qué objetivos reflejan mejor el propósito de la empresa e identificarán con cuáles pueden lograr un cambio mayor.

Como siempre, es importante resaltar que las compañías deben incentivar a sus empleados para que logren fines relacionados con los ODS, incluso a través de pruebas de desempeño.

Grandes empresas como Unilever, Siemens, Marks & Spencer y Danone han tomado acciones extraordinarias en el cumplimiento de ODS específicos, que se han caracterizado por combinar el crecimiento con la sostenibilidad, crear alianzas, utilizar tecnología para lograr magnitud y alcance, y han contemplado los ODS como una manera de generar ventajas competitivas; esto de acuerdo con un reporte hecho por la firma DNV GL.

grafico-nota-111016-01

Otras compañías que destacan por el alcance que han tenido sus iniciativas son Safaricom y M-Kopa Solar. La primera es una empresa de telecomunicaciones keniana que creó la plataforma móvil M-Pesa, que permite a más de 25 millones de personas en África, Asia y Europa enviar y recibir dinero por medio de sus celulares; igualmente, ha impulsado innovaciones en energía renovable, salud, alimentación y agricultura. La segunda compañía provee energía solar a 400 mil clientes en el este de África quienes, a su vez, utilizan el servicio de M-Pesa.

El asunto primordial en relación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, es que el sector privado se dé cuenta de “la inigualable oportunidad económica que aportan”, afirmó Paul Polman, CEO de Unilever, y para sustentar esta afirmación, declaró que las marcas sostenibles que ha creado la compañía están creciendo un 30% más rápido que las demás.

Al sector privado se le está dando mucha atención para que actúe a favor de los ODS, mas los gobiernos también deben involucrarse para resolver este asunto, impulsar regulaciones de inversión más equilibradas y establecer que las empresas contribuyan más al desarrollo sostenible, especialmente al fomento social.

Fuente: The Guardian

Acerca del autor

Alejandra Ramírez

Licenciada en Escritura Creativa y Literatura, egresada de la UCSJ. Ha trabajado para el medio editorial y la Secretaría de Cultura, y también ha colaborado como redactora de contenido en revistas digitales de entretenimiento.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact