Los anuncios están destinados a desencadenar emociones, pero algunos desencadenan emociones equivocadas.

Con tanta competencia por la atención actual, las campañas que despiertan polémica se están volviendo más comunes. Las marcas tienen que ser audaces para ser escuchadas, y algunas veces cruzan la línea con un trabajo escandaloso.

Algunas agencias incluso han ido tan lejos para crear campañas que saben que serán prohibidas para obtener la máxima publicidad con un gasto mínimo en marketing. Otras no tienen ni idea del impacto que tendrá su obra.

Campañas que despertaron polémica: 7 ejemplos

La industria de la publicidad está llena de ejemplos de anuncios audaces que han fracasado. Hablemos de las 7 campañas recientes que despertaron polémica.

The Drum analizó algunas campañas que despertaron polémica y examinó por qué tuvieron éxito o fracasaron.

1. Pepsi: Live for Now (2017)

Podría decirse que es el mayor fracaso publicitario de los últimos tiempos, el anuncio de Pepsi «Live For Now» es la primera de las campañas recientes que despertaron polémica.

En menos de 24 horas de su estreno quitaron la campaña.

El video de dos minutos y medio de duración muestra a una multitud de jóvenes étnicamente variados y coordinados por colores que organizan una protesta, antes de que la supermodelo Kendall Jenner intervenga con su lata de Pepsi para detenerse la brutalidad policial y salvar el día.

El anuncio provocó una burla generalizada, y hubo una ofensa genuina causada por el manejo insensible del tema por parte de Pepsi.

El anuncio parece emular una protesta de Black Lives Matter e invita a una comparación directa entre Jenner y la manifestante Iesha Evans, quien fue arrestada por su protesta.

La campaña fue condenada por todos, desde Madonna hasta la hija de Martin Luther King.

Pepsi emitió una disculpa tanto al público como a Jenner. Kendall, sin embargo, no abordó el tema públicamente hasta el estreno de la temporada 14 de «Mantenerse al día con los Kardashians», donde la modelo expresó que nunca se había sentido «tan estúpida».

2. Nike: Just Do It (2018)

Para conmemorar el 30 aniversario del legendario eslogan de marketing de Nike, el gigante deportivo optó por publicar una serie de anuncios con atletas que habían superado una gran oposición personal y física para llegar a la cima de su profesión.

Uno de esos atletas fue Colin Kaepernick, un ex jugador de la NFL que provocó el debate nacional en 2016 al arrodillarse durante el himno nacional como una protesta contra la desigualdad racial que sigue invadiendo América del Norte.

Nike eligió que Kaepernick protagonizara y narrara su anuncio «Just Do It» y sin duda polarizó a la audiencia de la marca de ropa deportiva.

Si bien muchos aplaudieron a Nike por respaldar a Kaepernick, a quien la marca respalda desde 2011, otros denunciaron la medida como antipatriótica y amenazaron con boicotear sus productos.

En poco tiempo, las redes sociales estaban inundadas con los hashtags #JustBurnIt y #BoycottNike, acompañados de imágenes de ropa y tenis Nike destruidos o quemados.

A pesar de la evidencia de una disminución en las acciones comerciales el día después del anuncio, las ventas de Nike aumentaron un 31% durante el fin de semana del Día del Trabajo en los Estados Unidos.

3. Gillette: We Believe (2019)

En 2019, Gillette, que marcó un alejamiento de su antiguo lema «Lo mejor que un hombre puede conseguir», decidió involucrarse en la campaña #MeToo.

Su anuncio We Believe tuvo como objetivo abordar el tema de la tendencia de la masculinidad tóxica y animar a los hombres a ser lo mejor que puedan ser, al abordar el sexismo cotidiano y el machismo en la mentalidad de «los niños serán niños».

En vez de promocionar el arquetipo de modelo masculino blanco, totalmente estadounidense, este anuncio ofrecía una imagen más diversa y multidimensional del hombre moderno.

Eso fue aplaudido por muchos, pero también provocó una reacción violenta por parte de una amplia gama de personas, incluida una parte de su público objetivo que se siente descontento con el retrato menos que halagador del hombre.

A pesar de la reacción negativa, aún no se han publicado pruebas que sugieran que el rendimiento del mercado de Gillette o las ventas se hayan visto afectadas negativamente.

4. Protein World: Are you beach body ready? (2015)

Buscando una audiencia más grande para su producto de nicho, en 2015 Protein World lanzó una serie de anuncios en el metro de Londres. Uno de sus carteles, con la frase Are you beach body ready? provocó indignación pública y actos de vandalismo.

El público acudió a las redes sociales para proclamar su desdén por el anuncio y acusó a la marca de promover una imagen corporal insalubre.

La Autoridad de Estándares de Publicidad del Reino Unido recibió 378 quejas relacionadas con la campaña, se lanzó una petición para que se eliminaran los anuncios e incluso hubo una pequeña manifestación en su contra en Hyde Park.

Buscando beneficiarse de la campaña, Carlsberg lanzó una parodia Are you beer body ready?

Sin embargo, a pesar de la polémica naturaleza del anuncio, Protein World respaldó su campaña y provocó aún más ira con sus respuestas en las redes sociales. La marca llamó a los disidentes #fattysympathisers y tomó una oportunidad a las feministas que expresaron su objeción al anuncio.

Protein World alegó que la protesta en torno a los anuncios realmente benefició a la compañía y que las 250.000 libras que había gastado en la campaña dieron como resultado más de 1 millón de libras en ventas.

El anuncio fue prohibido por motivos de reclamaciones de nutrición y salud no autorizadas.

5. Lush: #Spycops (2018)

Desde su inicio, Lush se ha posicionado como una marca que apoya el activismo social. Esta imagen, reforzada por sus campañas políticamente agresivas, le ha otorgado a la marca seguidores liberales.

Sin embargo, a la campaña de Lush en 2018 #Spycops, que buscaba llamar la atención del público sobre el presunto comportamiento ilegal de la policía encubierta, no le fue tan bien.

La marca de cosméticos se encontró en una tormenta en Twitter, con usuarios indignados que llamaron a boicotear los productos de Lush y comenzaron a usar el hashtag #flushlush.

La campaña también fue criticada por el secretario de Interior del Reino Unido, Sajid Javid.

En respuesta a estas quejas, Lush emitió una declaración para decir que su campaña no estaba dirigida a oficiales de policía regulares, sino que estaba dirigida específicamente a la unidad encubierta que se infiltró en los hogares y creó relaciones falsas con activistas políticos.

A pesar de la reacción violenta de las redes sociales, Lush no se vio afectada negativamente por la reacción a su campaña. BrandWatch incluso informó que las ventas aumentaron después de todo esto.

6. Dove: Facebook misfire (2017)

Dove

La marca de cuidado y belleza personal se enfrentó a las críticas por una campaña de jabón que buscó resaltar la diversidad racial y la inclusión.

Como parte de un video, Dove publicó un GIF corto que mostraba a tres mujeres que se quitaban la camisa para revelar a la siguiente persona.

Cuando se los ve como una imagen fija, los consumidores solo ven a una mujer negra que se quita la camisa marrón para revelar a una mujer blanca, vestida de blanco.

En este contexto, el anuncio de jabón parece implicar una transición de blanco a negro antes y después, de sucio a limpio.

El público se apresuró a denunciar el mensaje del anuncio, argumentando que Dove estaba siendo racista y que la gente debería boicotear a la compañía.

Dove rápidamente emitió una disculpa, afirmando que la compañía está comprometida a representar la belleza de la diversidad pero el daño ya estaba hecho y no hizo nada para reprimir la indignación de los consumidores.

Muchos clientes prometieron boicotear a la compañía usando hashtags como #DoneWithDove.

El anuncio fue eliminado por Dove.

7. McDonald’s: Fillet-O-Fish (2017)

McDonald’s experimentó una reacción masiva por parte del público después de publicar un anuncio de su hamburguesa de Filet-o-Fish que su audiencia en el Reino Unido consideraba que utilizaba la pérdida de un niño para vender hamburguesas.

Los usuarios calificaron el anuncio de «descarado». McDonald’s decidió retirar el anuncio y se disculpó por haber juzgado mal el carácter insensible del anuncio, y un portavoz insistió en que: «Nunca fue nuestra intención causar ninguna molestia».

¿Qué te parecen estas campañas que despertaron polémica?

Acerca del autor

Daniela Lazovska