Estas cuatros historias de liderazgo responsable te inspirarán a romper las reglas y a ser más humano.

Los mejores líderes saben que guiar con el ejemplo es necesario pero no suficiente para inspirar a los colaboradores; en ocasiones, compartir además historias de liderazgo responsable puede ser una buena clave para fortalecer el vínculo que existe y fomentar mejores prácticas.

Un líder responsable

A pesar de las polémicas sobre acoso, abuso y otras malas practicas que han puesto en cuestión a muchos líderes… o que se decían serlo, algunos otros han logrado destacar por sus historias y por inspirar a otros a seguirlos.

¡4 historias de liderazgo que te inspirarán!

De acuerdo con Zamantungwa Khumalo, cofundadora del Centro Juvenil de la Fundación Thabo Mbeki, un líder responsable debe de tener la capacidad de actuar y desempeñar de manera activa un papel positivo en su entorno y transmitir que el liderazgo responsable significa más que un verbo y no es exclusivo de personas en el poder.

el liderazgo responsable significa más que un verbo y no es exclusivo de personas en el poder.

Historias de liderazgo responsable

En este tipo de relatos o iniciativas se comparten todos los errores, mejoras y lecciones que se han aprendido con el fin de inspirar al equipo de trabajo y a otras partes interesadas a emprender mejores prácticas.

Aunque existen muchas historias de liderazgo responsable para compartir, en esta ocasión te contaremos cuatro que marcaron una diferencia.

1-. Un cofundador, ¿falso?

Cansadas del sexismo y la inequidad de género, dos empresarias decidieron hacer un experimento que consistió en crear un cofundador falso que se comunicara con otros empresarios y tomaran en cuenta a la marca pero, ¿funcionó?

¡4 historias de liderazgo que te inspirarán!

Todo comenzó cuando Penélope Gazin y su compañera Kate Dwyer crearon Witchsy, un sitio en línea de obra artística que ofrece artículos relacionados con el arte y la magia. Sin embargo, conforme pasaba el tiempo, fueron notando que los grupos de interés se tardaban en responder los correos o se portaba muy groseros y machistas con ellas.

Así que, decidieron combatir esta situación creando a Keith Mann, un empresario con toda una historia personal y laboral ficticia que se convirtió en el canal para impulsar a la marca, combatir el machismo y fomentar la equidad de género. Mann firmaba los correos por ejemplo, lo que originaba una respuesta más rápida y eficiente.

Durante los primeros seis meses, Keith Mann logró que en el primer año se vendiera más de 200.000 dólares y que la relación con los inversionistas y otros interesados se fortaleciera y respondieran los correos sin un: “ok, chicas”.

Ambas empresarias compartieron que a pesar de que Keith fue una parte fundamental para construir la empresa, actualmente ya no forma parte del equipo y esperan que esta historia ayude a combatir el machismo y a inspirar otras iniciativas a favor de la de equidad.


2-. Inteligencia emocional y el tupperware

Rich Belis, editora asociada a Fast Company, compartió que no esperaba que, una prueba emocional que realizó, fuera tan precisa, y mucho menos que uno de los rasgos en los que no obtuvo un buen puntaje fuera “ser más flexible”. Sin embargo, su desarrollador le dijo que si quería ser más flexible, podría iniciar por cambiar su tupperware.

Era un miércoles por la mañana, y en mi codo había un Tupperware que contenía uno de los dos desayunos que empaco prácticamente todos los días: yogur, algunas rodajas de naranja y granola.

El consejo que me dieron se refería a que si ni siquiera podía ser flexible en cambiar cada mañana el contenido de mi desayuno, cómo esperaba ser flexible en temas relevantes.

Posterior a este suceso, Belis comprendió que la inteligencia emocional no se trata de exigirle a los colaboradores e incluso a uno mismo, obtener puntajes altos, sino de detectar las áreas de oportunidad para trabajar en ellas y en encontrar un balance que permita mantener una rutina saludable tanto en el ambiente laboral como en el personal.

Nuestros pensamientos y comportamientos son altamente influenciados por innumerables factores, muchos de ellos no son tan fáciles de detectar pero los patrones tienden a señalárnoslos… como un simple tupperware.

La inteligencia emocional es un factor indispensable no solo para los grandes líderes, también para cualquier persona, y si no existe un balance positivo, puede influir a que las emociones y el pensamiento lógico no estén conectados.


3-. ¿Cómo obtener mayores ofertas de trabajo?

Scott Anthony Barlow, CEO de “Happen to Your Career”, compartió que en ocasiones los mejores líderes o talentos no consiguen su trabajo de ensueño por su currículo o negociar bonos, sino por romper las reglas.

El enfoque estándar para solicitar un empleo es seguir las instrucciones descritas en el puesto de trabajo y ponerse en directo con el reclutador directo. Aunque, las personas que se atreven a cambiar la jugada han encontrado en “las puertas laterales” una mejor forma de aplicar para el trabajo.

¡4 historias de liderazgo que te inspirarán!

Jerrad, hizo un extenso trabajo sobre identificar qué era lo que buscaba para su vida personal y laboral antes de comenzar a postularse. No pensó en seguir las frías instrucciones de los reclutadores para tratar de encajar en los puestos. Lo hizo justo al revés… él hizo su propia lista…

¡4 historias de liderazgo que te inspirarán!

Comenzó con una lista en la que escribió que quería mudarse a Nashville, pasar tiempo lejos de su escritorio y compartir un papel de docente. Posteriormente estableció un requisito de salario mínimo y una empresa que ofreciera crecimiento.

Algunos días después, y con esta lista en mente, recibió una oferta de una empresa que encajaba con lo que él buscaba.


4-. Ser más humanos

En ocasiones los mejores líderes han perdido esa parte humana y no se detienen a pensar en sus colaboradores y en su equilibrio emocional y laboral. Lamentablemente, es hasta que experimentan una situación desagradable como una enfermedad o una pérdida, cuando recuperan esa humanidad y comienzan a pensar en su entorno.

Sharly Sandberg, además de ser reconocida por volver a Facebook en una empresa más rentable, también es conocida por ser un líder que no ha perdido esa parte humana.

Creo que todo el mundo tiene la capacidad de liderar sin perder la humanidad que nos caracteriza. Debemos dejar que la gente elija y sobre todo que no se base en su género, sino en lo que son, que quieren ser y capacidad de hacer las cosas.

¡4 historias de liderazgo que te inspirarán!

Sheryl Sandberg compartió que ser un líder más humano significa apoyar a las personas y preocuparse por construir un vínculo estable de confianza y entender que los líderes no han sido los únicos en vivir pérdidas.

Ella comparte que parte de un liderazgo responsable es no soltar ese lado humano e integrar políticas que fomenten un espacio de trabajo más humano y cálido.

Fomentar el liderazgo responsable no solo se trata de ocupar un puesto con poder, sino en inspirar día con día a las personas que te rodean y fomentar un cambio positivo.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.