Ambiental

WWF recomienda receta para el éxito de la COP16

Con una nueva ronda de conversaciones preparatorias sobre cambio climático a llevarse a cabo en la Ciudad de México esta semana, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) hace pública una lista de recomendaciones políticas para que once de los países más influyentes del mundo las lleven a la mesa durante la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP16).

Las delegaciones de unos 30 países se reunirán en la Ciudad de México el 4 y 5 de noviembre durante la denominada “PreCOP” para elaborar una línea base que asegure el éxito de la COP16, que se llevará a cabo en Cancún del 29 de noviembre al 10 de diciembre para continuar los esfuerzos hacia un acuerdo climático mundial.

“Los once gobiernos a los cuales WWF apela no han hecho lo suficiente para sacar a la política climática del bache en que cayó desde Copenhague”, dijo Gordon Shepherd, líder de la Iniciativa Global del Clima de WWF. “WWF ofrece prescripciones políticas para que las negociaciones restablezcan su buena salud”.

De acuerdo con WWF, lo que suceda en Cancún será fundamental para conformar un acuerdo global y restablecer la confianza después de que el mundo no lograra llegar a un acuerdo en Copenhague el año pasado. “Los gobiernos han acordado negociar un paquete equilibrado en Cancún, la cuestión es que exista claridad sobre lo que este paquete debe contener”, dijo Vanessa Pérez-Cirera, Directora de Cambio Climático de WWF-México.

“La reunión de Cancún en sí misma no puede dar lugar a un nuevo acuerdo climático para nuestro planeta. Pero si estos gobiernos asumen el liderazgo político podemos tener optimismo de que todos los bloques de construcción para un acuerdo estarán en su lugar para hacer de las negociaciones de Cancún un éxito”, agregó Gordon Shepherd. “Los líderes mundiales deben aprovechar esta oportunidad en Cancún para asentar un plazo firme con miras a llegar a un acuerdo sobre el clima jurídicamente vinculante finales de 2011 en Sudáfrica”.

“Los gobiernos de los once países analizados – Estados Unidos, la Unión Europea, el Reino Unido, Alemania, Japón, Rusia, China, Sudáfrica, Brasil, México e India- tienen un papel de liderazgo fundamental que desempeñar. Tienen que llegar con compromisos concretos sobre medidas legislativas y administrativas a nivel nacional con el fin de demostrar su voluntad de liderazgo internacional. Otros países pueden ayudar apoyando y alentando este tipo de iniciativas”, añadió Gordon Shepherd.

“Japón, Alemania, el Reino Unido, Rusia y los Estados Unidos deben venir a Cancún comprometiéndose sin reserva a asumir objetivos de reducción de emisiones jurídicamente vinculantes que coincidan con los hallazgos científicos. También deben comprometerse a poner en marcha planes nacionales de acción a largo plazo para desarrollar rápidamente una economía baja en emisiones de carbono”, dijo Vanessa Pérez-Cirera.

“Las promesas de reducción de emisiones que figuran en Copenhague claramente son demasiado bajas y los gobiernos, especialmente de los países desarrollados, tienen que reconocer esto oficialmente y tendrán que poner en marcha una revisión de cómo llenar el vacío entre las acciones de mitigación y las metas necesarias”, agregó Pérez-Cirera.

Es fundamental considerar el financiamiento para los países más pobres para poder alcanzar un acuerdo sobre el clima: además de los 30 mil millones dólares prometidos por Estados Unidos para el 2012, los gobiernos de países desarrollados deberán cumplir su compromiso de 100 mil millones para el año 2020. Alemania o el Reino Unido deben promover la necesidad de aplicar instrumentos de financiamiento innovadores en el próximo año para garantizar el flujo de recursos públicos para los países en desarrollo. Un impuesto sobre el sector de la aviación y el transporte marítimo o un Impuesto a las Transacciones Financieras son opciones prometedoras. Brasil o la India deberían apoyar el establecimiento de instrumentos de financiamiento innovadores, como este.

Tales compromisos sólidos por las naciones industrializadas también ayudarán a las economías emergentes como Brasil o Sudáfrica a llevar a Cancún medidas adecuadas de mitigación nacionales (NAMA) a las que son capaces de comprometerse.

Los gobiernos también deben acordar la forma de garantizar que las negociaciones de Cancún conduzcan a un acuerdo jurídicamente vinculante que entre en vigor en 2012. En Cancún se necesita una decisión que deberá adoptarse en el futuro proceso de negociación hacia Sudáfrica 2011. China, Rusia, la UE y otras naciones tienen un papel importante para definir el camino a seguir, que incluya el acordar un sucesor para el Protocolo de Kioto.

“Los gobiernos deben acordar finalmente la forma de garantizar que la acción nacional y los planes de financiamiento sean medibles, reportables y verificables (MRV)”, dijo Pérez-Cirera. Los recientes debates que abordan temas de MRV se han estancado, en especial entre China y los Estados Unidos. Los gobiernos están exigiendo información sobre lo que otros países han logrado, pero no exponen su propia información en un mecanismo de rendición de cuentas internacional.

“Los ministros deberán ponerse de acuerdo para poner en marcha un acuerdo sobre el clima global jurídicamente vinculante”, dijo Gordon Shepherd. “Se debe dar consideración primordial al planeta y debemos dejar de centrarnos en los obstáculos”.

Fuente: Comunicado de Prensa

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]