Junto con McDonald’s, Starbucks creó un vaso compostable totalmente reciclable, ¡este podría ser su futuro!

Starbucks tiene un fuerte compromiso con el medio ambiente por ello ha decidido eliminar los popotes de sus tiendas y además, inaugurar sucursales sostenibles.

Estas acciones tendrán como consecuencia la disminución de residuos que Starbucks desecha, sin embargo, recientemente anunció que duplicaría su compromiso con la sostenibilidad al asociarse con McDonald’s para crear un vaso compostable totalmente reciclable.

Vaso sustentable de Starbucks

Los vasos de McDonald’s y Starbucks son reciclables, pero éstos no son desechados de manera correcta.  Por ello la cadena de cafés lanzó el NextGen Cup Challenge, el cual alentó a las empresas de cualquier escala a contribuir con ideas ecológicas de vasos.

De acuerdo con un comunicado de Starbucks, el objetivo de la convocatoria era “ampliar los límites del diseño sostenible y encontrar soluciones innovadoras para vasos”.

Entre las soluciones que fueron seleccionadas está la de un grupo que creó revestimientos para vasos innovadores (los revestimientos de plástico de polietileno en la mayoría de los cafés para llevar las hacen difíciles de reciclar); un segundo equipo se enfocó en nuevos materiales (particularmente sustancias basadas en plantas que son totalmente compostables); y un tercero estuvo destinado a reinventar vasos reutilizables.

Sobre ese tercer grupo, una compañía presentó un “ecosistema de copas retornables” llamado CupClub que suena un poco como compartir bicicletas.

Ahí Revolv, sugirió como una plataforma donde depositar tu café para llevar, en una estación de limpieza cuando hayas terminado.

El sistema está integrado con una aplicación que te ayuda a localizar el punto de depósito más cercano.

Otra idea es reCup —una idea de Alemania— donde alquilas una taza y la devuelves a cualquier tienda asociada participante.

El negocio con la mejor idea recibirá un millón de dólares para financiar el desarrollo del concepto, trabajando estrechamente con Starbucks y McDonald’s en un vaso que al final se utilizará en sus tiendas.

Desechos de Starbucks

Starbucks planea ofrecer popotes hechas de un material alternativo, ya sea papel o plástico compostable, a quienes las deseen.

Los desechos de Starbucks deben disminuir pero primero hay que resolver todos los desafios

Cuando los popotes se tiran, o salen de los botes de basura y se meten en los desagües, pueden convertirse en parte de los 8 millones de toneladas de basura plástica que fluyen hacia los océanos cada año. Un popote podría terminar ensartando el estómago de un pingüino, o rompiéndose en pedazos de microplástico que un pez podría comer, y más tarde, una persona podría consumir al comer el pescado o matar a las tortugas.

Cabe mencionar que se estima que la cantidad de plástico se triplique entre 2015 y 2025. Según la organización sin fines de lucro que está detrás de la resolución de los accionistas, As You Sow, Starbucks utiliza 2 mil millones de popotes de plástico cada año.

No queda duda que la compañía también está trabajando para aumentar el acceso al reciclaje y al compostaje.

Respecto a las tiendas sostenibles, Starbucks quiere que por lo menos 10 mil de sus 28 mil sucursales tengan los requisitos necesarios para ser calificados con sostenibilidad.

La meta también es reciclar en cada tienda por ello, desde el 2015 tienen un programa para el  jardín Grounds for Your Garden en 1995, que ofrece a los clientes envases de posos de café para abonar el suelo de sus jardines.

Además, cuando existen servicios de compostaje para tiendas comerciales, muchas tiendas se encargan de evitar que los posos y otros residuos orgánicos terminen en el vertedero. En mayo de 2012 se realizó un servicio de compostaje en Canaletas.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.