Entendiendo la Responsabilidad Social

Los popotes no bastan, Starbucks debe trabajar en sus desechos

Popotes no bastan, todos los desechos de Starbucks deben disminuir.

¿Puede Starbucks reducir los desechos? No hay imposibles ¿o sí?

¿Has imaginado un mundo sin plástico? Últimamente muchas marcas se comprometen con eliminar los popotes pero ¿eso es suficiente? No. Por ejemplo, los desechos de Starbucks deben disminuir.

Los desechos de Starbucks deben disminuir pero…

Deshacerse de los popotes es un paso para eliminar los residuos plásticos, pero si solo se trata de reemplazarlas con tapas de plástico difíciles de reciclar, es posible que no sirva para nada.

Starbucks después de la creciente presión para deshacerse de los popotes de plástico, que pueden terminar como desechos en el océano está haciendo cosas en pro del medioambiente, pero no es suficiente. Los desechos de Starbucks deben disminuir y las nuevas tapas, que la compañía planea incorporar gradualmente para 2020, pueden no ser una mejora.

Los desechos de Starbucks deben disminuir pero primero hay que resolver todos los desafios

Ante las crecientes quejas sobre el número de vasos que terminan en la basura, Starbucks prometió que haría que el 100% de sus vasos sea reutilizable o reciclable para 2015. Pero hoy, la mayoría de sus vasos de papel aún van a vertederos. Un segundo objetivo es servir el 25% de sus bebidas en recipientes reutilizables. Para 2015, se redujo discretamente al 5% en 2011. No alcanzó ni siquiera ese objetivo: solo el 1,4% de las bebidas se sirven en recipientes reutilizables.

¿Qué se hace con el plástico?

Según John Hocevar, director de campañas en el océano de Greenpeace, no se puede resolver la crisis de la contaminación plástica sustituyendo un tipo de plástico innecesario de un solo uso por otro. Primero, existe el problema de que pocas tapas pueden convertirse en contenedores de reciclaje, ya que alguien que bebe té o café helado en la calle solo puede tener un bote de basura cerca. Pero incluso si alguien intenta reciclar la tapa, puede que no suceda. El material es polipropileno, o plástico #5.

Los Estados Unidos solían enviar plástico viejo #5 a China, pero China ya no quiere el plástico. En Sacramento, California, Waste Management anunció recientemente que ya no aceptaría el plástico número 5. Otras ciudades ya han prohibido el material y eso es otra prueba que los desechos de Starbucks deben disminuir.

Algunos desechos plásticos se envían ahora a vertederos o se incineran, y otros desechos plásticos se han enviado a países del sudeste asiático. En el primer trimestre de 2018, después de que la prohibición de China entró en vigencia, los Estados Unidos enviaron a Tailandia un 6,895% más de residuos plásticos que el año anterior. También envió un 611% más de plástico a Malasia y un 82% más a Vietnam, países donde es más probable que el plástico termine en el océano.

Los desechos de Starbucks deben disminuir ¿hay solución al problema?

A medida que crece el número de sucursales de Starbucks en Asia, las nuevas tapas también se agregarán directamente a la basura. Más de la mitad de las tiendas de Starbucks están fuera de los Estados Unidos y Europa y muchas de ellas no tienen infraestructura de reciclaje que pueda manejar fácilmente las tapas, aunque Starbucks ha promocionado las tapas como más reciclables que los popotes. El grupo llamado Break Free From Plastic le envió una carta abierta al CEO de Starbucks, Kevin Johnson invitándolo a visitar a algunos de sus miembros en el sureste de Asia para ver, de primera mano, lo que está sucediendo con los desechos de Starbucks.

Los desechos de Starbucks deben disminuir ¿hay solución al problema?

La solución al problema de la basura de la empresa no está clara. En el caso de los popotes, aunque algunas personas con discapacidades las necesitan, es indiscutible que sean innecesarias para ofrecer a cualquier otra persona y las tapas tampoco son necesarias. Starbucks planea ofrecer popotes hechas de un material alternativo, ya sea papel o plástico compostable, a quienes las deseen.

Hocevar dijo que es bueno que Starbucks se deshaga de los popotes de plástico. Pero las cosas no pueden terminar ahí. Se necesita que las corporaciones y los gobiernos estén pensando en planes integrales para eliminar el plástico de un solo uso, no solo abordar las cosas más fáciles y pensar que eso será suficiente.

Adrian Grenier habla sobre los desechos de Starbucks

Adrian Grenier, el actor, cineasta y líder de una campaña contra los popotes de plástico está presentando una resolución de los accionistas pidiéndole a Starbucks que desarrolle un plan más agresivo para cumplir con su objetivo original de tasa de reciclaje del 100% para sus tazas, y para ampliar e informar sobre una política global de envasado sustentable.

Grenier dijo para Fast Company que he visto de primera mano el impacto del plástico en los océanos. Pero uno de los tipos de plástico más omnipresentes son los popotes de plástico verde. Una cosa en la que he estado realmente interesado es en cómo identificas de dónde proviene el plástico y quién es responsable, y con los popotes de plástico verde, está muy claro. Sabemos de dónde vienen. De Starbucks.

View this post on Instagram

Just in time for my birthday @starbucks has finally decided to #stopsucking! Yay. It’s been quite a journey to get here. After seeing green straws litter our beaches in unacceptable numbers, we at @lonelywhale decided to do something. Last September my friend @PaulNicklen and I asked you to join us in challenging @Starbucks to #StopSucking on plastic straws. In March, I delivered a statement in #seattle to shareholders sharing my vision for a #StrawlessOcean, asking the company to vote YES for ocean-friendly practices. Well, OUR voices were heard! I’m excited to share that #Starbucks has committed to phase out plastic straws by 2020. While eliminating single-use plastic straws will not fix the #plasticpollution crisis, it is a critical step for #CleanSeas. We need more leadership like this. Who’s next? 👀 @LonelyWhale @UNEnvironment

A post shared by Adrian Grenier (@adriangrenier) on

Grenier cree que aunque Starbucks, dice que el planeta es su socio comercial más importante podría perder su reputación como líder ambiental si no actúa de manera más agresiva. Según él habrá competencia muy fuerte para los clientes millennials tomando en cuenta que ellos exigen más responsabilidad corporativa.

Cuando los popotes se tiran, o salen de los botes de basura y se meten en los desagües, pueden convertirse en parte de los 8 millones de toneladas de basura plástica que fluyen hacia los océanos cada año. Un popote podría terminar ensartando el estómago de un pingüino, o rompiéndose en pedazos de microplástico que un pez podría comer, y más tarde, una persona podría consumir al comer el pescado o matar a las tortugas.

Además se estima que la cantidad de plástico oceánico se triplicará entre 2015 y 2025. Según la organización sin fines de lucro que está detrás de la resolución de los accionistas, As You Sow, Starbucks utiliza 2 mil millones de popotes de plástico cada año.

Desafíos con la basura

Los vasos son un desafío aún mayor. La organización sin fines de lucro cita una estimación de que Starbucks usa alrededor de 4 mil millones de vasos al año. Pero según un comunicado de Starbucks el número es aún más alto, en 6 mil millones. Después de establecer su objetivo en 2008 para pasar al reciclaje de vasos, la compañía buscó mejores diseños de los vasos, pero enfrentó desafíos. Ahora tiene un vaso de papel que se puede reciclar y otros que se pueden compostar, pero el mayor problema es que pocas ciudades tienen la infraestructura adecuada para procesarlos.


Starbucks necesita resolver el problema con toda la basura que produce. Por el bien de los clientes, y del planeta.

Twittea esta frase.


Colleen Chapmen, vicepresidenta de impacto social global de Starbucks, dijo para Fast Company que rápidamente se enfrentaron con varios problemas de infraestructura en el otro lado. Uno podría tener un vaso extremadamente ecológico, pero al final del día, si no es absorbido por una infraestructura de reciclaje o por una infraestructura de compostaje, no está logrando nada.

La compañía también está trabajando para aumentar el acceso al reciclaje y al compostaje. Hace unos meses anunció que gastaría 10 millones de dólares para lanzar un desafío para desarrollar un nuevo vaso que podría ser compostado o reciclado, al darse cuenta de que algunas ciudades tendrán una opción y no la otra. Pero los activistas argumentan que nada de esto es suficiente.

El desafío no está limitado a los Estados Unidos. Según CNBC, Starbucks abre una nueva tienda en China cada 15 horas. La Coalición de Contaminación Plástica, junto con otras organizaciones, presentará una petición con aproximadamente 890,000 firmas sobre de que desechos de Starbucks deben disminuir pidiéndole a Starbucks que resuelva su problema de empaque.

¿Tienes alguna idea que puede ayudar que los desechos de Starbucks disminuyan? Te leemos en los comentarios.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact