RSE

Uber compra bicis en EUA… ¿pero es por responsable?

La marca tomó una decisión que al parecer no ha sido bien aceptada y podría tener un impacto no muy responsable.

Dentro de la meta número 11 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: Ciudades y comunidades sostenibles, se tiene como propósito proporcionar el acceso al sistema de transportes seguros, asequibles, accesibles y sostenibles.

Esto dio apertura a que sistemas de transporte compartido, como las bicicletas eléctricas o scooters, comenzaran a integrarse a la red de movilidad de las ciudades, y con ello, un nuevo paradigma sobre el valor ambiental, social y económico de utilizar este tipo de alternativas.

Para formar parte de esta era, empresas como Uber decidieron invertir en compañías que ofrecieran estos servicios, aunque al parecer no ha sido muy responsable de su parte. Veamos.

Una inversión desechable

Para ser mas rentable y sumarse a este objetivo por impulsar la movilidad sostenible, Uber invirtió en JUMP, una compañía de bicicletas eléctricas. Este tipo de transporte se ha convertido en una herramienta importante durante la pandemia, ya que es posible trasladarse de una manera más segura.

Esto aumentó la demanda en los servicios de renta de bicicletas y también en la adquisición privada de estas, pero de acuerdo con Lloyd Alter, colaborador en TreeHugger, en medio de esta escasez, Uber se está dando el privilegio de desperdiciar su inversión y poner en riesgo el trabajo de muchas personas: ha desechado gran cantidad de bicicletas en buen estado.

Por su parte, Aaron Gordon, colaborador de Vice, señaló que Uber arrojó a JUMP a Lime, otra empresa que ofrece este tipo de servicios, solo para buscar mayor rentabilidad. Esto dio como resultado un acuerdo entre ambas empresas, en donde la mayor beneficiada fue Uber, mientras que el destino de JUMP y sus distintivas motos rojas y scooters quedó en varias biciletas arrojadas al vertedero y sin un sistema de gestión para su reciclado o reparación.

Las fotos y videos de los montones de bicicletas JUMP publicadas en las redes sociales han decepcionado a los ex empleados de JUMP, defensores de bicicletas y scooters, y a las personas que no les gusta ver desperdicios inútiles. La industria de la micromovilidad ahora está practicando el tipo exacto de despilfarro que se supone que contrarresta el transporte sostenible compartido.

Aaron Gordon.

Jon Orcutt del grupo sin fines de lucro Bike New York, mencionó que las bicicletas JUMP tienen la reputación de estar realmente bien hechas y especialmente diseñadas para el transporte urbano, por lo que la justificación por parte de Uber donde señalan que las bicicletas fueron desechadas porque no había como repararlas, resulta bastante dudoso.

Una decisión poco responsable

Un ex colaborador de JUMP señaló que la decisión ambiciosa y mal intencionada de Uber resulta molesto, sobre todo, en un momento de crisis en donde la demanda del servicio de bicicletas es alta y una importante herramienta para evitar la propagación de COVID-19 y la saturación en otro tipo de transportes.

La flota de bicicletas que se está destruyendo podría haber hecho aún más bien para las ciudades. Estamos en medio de una escasez de bicicletas eléctricas inducida por la guerra comercial china y decenas de miles de bicicletas eléctricas se venden como chatarra.

Ex colaborador de JUMP.

Las personas que aplauden el esfuerzo de aumentar las alternativas de movilidad sostenible y más en este momento, han compartido su molestia hacia Uber y señalan que no es posible que una empresa de su tamaño esté llevando cerca de 18 trailers llenos de bicicletas en buen estado al vertedero solo porque ya no se alinean a su rentabilidad.

Por otra parte, fue una decisión que puso en riesgo la estabilidad de una empresa que es una fuente de trabajo para muchas personas. De acuerdo con Lime, con quien Uber hizo trato para vender JUMP, señaló que ella no fue la responsable de vender las bicicletas y scooters.

Como parte de la adquisición de JUMP, tomamos posesión de decenas de miles de bicicletas eléctricas, incluidos los repuestos y las herramientas para repararlas, y ya hemos comenzado a desplegarlas.

Portavoz de Lime.

Sin embargo, no han reciclado ninguna bicicleta perteneciente a JUMP. Aunque señaló que esperan encontrar la manera de escalarlas y operarlas durante este momento crítico.

También mencionó que la compañía planea trabajar con Uber para encontrar formas sostenibles de donar y reutilizar las bicicletas eléctricas restantes en su inventario.

¿Qué dice Uber?

La compañía dijo que exploró la donación de las bicicletas restantes de modelos más antiguos, pero debido a muchos como el mantenimiento, la responsabilidad, las preocupaciones de seguridad y la falta de equipos de carga de grado de consumo, decidieron tomar otro rumbo responsable.

Por su parte, el ex empleado de JUMP ve esto como otra oportunidad perdida porque el programa de bicicletas eléctricas pudo haber hecho mucho bien y, en cambio, solo se tienen imágenes horribles de bicicletas en buen estado, tiradas en el vertedero.

La mayoría de las personas involucradas han mencionado que la empresa pudo tomar una decisión mucho más acertada en el que la reparación y circulación de estas bicicletas fueran la prioridad.

Con ellas pudieron abordar y mejorar la situación de movilidad en las ciudades, sobre todo durante esta pandemia en donde se requiere de transportes seguros. También pudieron dedicar más tiempo en solo cambiar la imagen de estas bicicletas en vez de arrojarlas a la basura como se puede ver en las imágenes.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]