Este mexicano produce bolsas resistentes y ligeras como las de plástico pero no contienen ese material, ¡entérate!

El plástico es el material que más afecta a los ecosistemas, sobre todo al marino. En el mar es donde más artefactos de este material se aloja, afectando directamente a la flora y a la fauna.

Tanta es la basura plástica en el mar que ya existe una llamada isla de plástico, la cual está repleta de estos desechos y que incluso ya no tiene ningún pez vivo a causa de este gran contaminante.

Asimismo se estima que en los próximos años habrá más plásticos que peces en el mar si el ritmo de estos desechos sigue creciendo como hasta ahora.

Por esa razón, empresas y gobiernos se han puesto la meta de acabar con estos materiales y ayudar al planeta a eliminar dichos contaminantes de los ecosistemas.

Sustituto de plástico

Sin embargo, también hay algunos emprendedores que están viendo esta situación como un momento donde pueden aprovechar sus conocimientos y dejar un impacto positivo al ambiente.

Tal es el caso de Roberto Guzmán, un mexicano que desde Vietnam produce bolsas que son resistentes y ligeras como las de plástico. Sin embargo no tienen ni un solo gramo de ese material, por lo que no generan contaminación después de usarse.

Junto con su empresa llamada Wave, Guzmán utiliza un compuesto derivado del almidón de yuca, un tubérculo originario de las zonas tropicales de América. Sus propiedades permiten que se disuelva instantáneamente al contacto con agua caliente.

De acuerdo con el mexicano de 36 años, “nuestro producto es totalmente ecofriendly, son bolsas similares a las que te dan en el super o tiendas. Están hechas con materiales de la naturaleza que se degradan totalmente sin dejar rastro, lo que queremos es aportar a la reducción de la huella de carbono del ser humano y cuidar el medio ambiente”.

El tiempo normal de degradación de una bolsa plástica es de 55 años, sin embargo, las que fabrica Guzmán tardan mucho menos que eso: tres meses de manera natural.

Cabe mencionar que las bolsas son los 10 objetos más encontrados en las isla basura, halladas en los océanos Pacífico, Atlántico e Índico, de acuerdo con el estudio El Estado  de los Plásticos 2018, realizado por la ONU.

En dicho documento se da a conocer que año con año se consumen alrededor de 500 billones de bolsas de plástico en el mundo, por lo que se estima que una persona utiliza alrededor de 200 unidades al año, de las cuales el 50% están destinadas a usarse una sola vez.

Fueron 18 meses de investigación y cientos de muestras probadas para obtener el compuesto derivado de la Yuca que asimilaba todas las propiedades físicas del plástico.

“El material de Wave es tan resistente como el plástico que todos conocemos, lo puedes usar si llueve, porque sólo se disuelve con agua caliente.Si algún animal, pez, crustáceo o persona las ingiere accidentalmente no le va pasar nada, su organismo lo desecha sin problema porque es totalmente natural”.

Si la bolsa llega a un tiradero de basura pasarán tres meses aproximadamente para que se degrade por completo. En caso de ser quemada, las cenizas  no son dañinas para el sistema respiratorio y pueden servir como composta para el campo, aunque no es recomendable quemar la basura, advierte Roberto.

Sustituto de plástico

Wave produce mensualmente entre 200 y 300 mil bolsas y sus clientes en su mayoría son supermercados y tiendas de Vietnam, China, Hong-Kong, Indonesia, Singapur, Islas Malvinas, Australia, Europa y en menor cantidad en Estados Unidos y México.

En México es complicado encontrar sus productos porque consideran que la transportación genera una mayor huella de carbono mayor que el beneficio del producto.

«Estamos viendo la posibilidad de abrir una planta en México, ahí también hay siembra de Yuca, pero queremos expandirnos con lo que tenemos, nos han preguntado si haremos otros productos como popotes o cubiertos, pero la realidad es que estamos bien así”.

“Nuestros clientes y a la vez los de ellos llevan una vida más ecológica sin cambiar sus hábitos. Van al super, les dan la bolsa, la usan y la desechan como siempre.  Pero ya no se quedarán tantos años contaminando el ambiente”, concluyó el mexicano.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.