Ambiental Debes leer...

El padre de Greta Thunberg habla de cómo inició todo

Las redes sociales destilan admiración, pero también odio contra la activista.

Durante el año, la adolescente sueca, Greta Thunberg ha sido considerada como una de las personas que más se preocupa por el cambio climático.

Y es que, tras crear su movimiento #FridaysForFuture, cientos de personas se han unido a su favor y han duplicado las acciones que ella tiene en contra del cambio climático.

A pesar de que ha sido reconocida como la persona del año para la revista Time, o una de las 10 personas más importantes en la ciencia, según la revista Nature; el papá de Greta asegura que apoyarla pudo no haber sido una buena idea porque hizo que su hija se colocara “en la primera línea” de la lucha contra el cambio climático.

El amor de un padre, el activismo de la hija

En una entrevista en la BBC, añade que no quería que la ahora activista perdiera horas de clase para acudir a la huelga mundial por el clima.

Añade que hizo fuertes cambios en su modo de vida para “salvar” a su hija, porque esta no quería comer ni ir a la escuela, y no por la crisis climática, sino por su condición que se agravaba debido a problemas de depresión que surgieron “tres o cuatro años” antes de empezar su huelga escolar.

En ese tiempo, Greta fue diagnosticada con Asperger, un trastorno del espectro autista.

Sin embargo, hoy reconoce que su hija, de 16 años, es “mucho más feliz” desde que abandera esta causa y millones de personas se han inspirado en ella, aunque no deja de preocuparle “el odio” que despierta en muchos antagonistas. 

La adolescente sueca se ha convertido en el símbolo de la lucha global contra el cambio climático, y ha llevado su campaña por varios países del mundo, a los que nunca viaja en avión, por sus emisiones contaminantes. 

Svante Thunberg se mostró preocupado por “las noticias falsas, por todas las cosas que la gente intenta inventar sobre ella, el odio que eso genera”. Pero añadió que su hija sobrelleva las críticas “increíblemente bien”. “Francamente, no sé cómo lo hace, pero se ríe la mayor parte del tiempo. Lo encuentra hilarante”, afirmó.

Yo la acompañaré hasta su mayoría de edad, cuando pienso que podrá seguir sola, pero si me necesita allí estaré, añade.

¿El odio desincentiva las luchas por causas justas?

Sí. La mayoría de las personas que salen a protestar para exigir mayor atención o que las autoridades hagan algo a favor de algún colectivo, entre las críticas siempre hay señalamientos personales que incluso se pueden tomar en cuenta como de odio.

En México, por ejemplo, los activistas por los derechos humanos enfrentan una crisis de seguridad. El feminismo, desde su origen ha sido motivo de persecución para las mujeres.

Contrastando al movimiento de Thunberg, muchos críticos afirman que la adolescente es “marioneta de algunos”.

A lo que ella ha respondido: “Como habrán notado, los ‘haters’ están más activos que nunca: me persiguen, critican mi aspecto, mi ropa, mi comportamiento y mis diferencias. Se les ocurren todas las mentiras imaginables y teorías de la conspiración”, escribió en redes sociales.

El primero en burlarse de ella fue el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien cada vez que puede hace mofa de la pequeña.

Greta, sin embargo se lo ha tomado bien, e incluso, con un dejo mordaz, cambió su bio así:

Sin embargo, fuera de la anécdota, sí es de señalar que de este tipo de comentarios, las redes sociales de Greta (y muchos activistas) están inundadas.

Sin embargo, la adolescente sueca y muchos de sus seguidores, se mantienen firmes ante la convicción de continuar luchando por el cambio climático.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario