Prácticas responsables

¿Qué está haciendo la Industria Mexicana de Coca-Cola por un Mundo sin Residuos?

Más allá de las campañas, ¿está la IMCC realmente trabajando por Un Mundo Sin Residuos?

Si ya viste la más reciente campaña de Coca-Cola sabes que no es otro típico comercial de la marca refresquera. No lo es porque en lugar de centrarse en el producto y celebrar su sabor, está destinado a compartir uno de los compromisos más importantes de la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC): Construir Un Mundo Sin Residuos.

Claro que, para este punto, es probable que hayas comenzado a preguntarte: ¿cómo es que la compañía pretende lograr eso exactamente? El cuestionamiento no sobra. Los residuos sólidos son uno de los temas que generan mayor preocupación a nivel global. Afortunadamente hay mucho que las empresas pueden hacer cuando ponen manos a la obra.

Saber que una campaña responsable está respaldada por un compromiso de fondo, es relativamente sencillo. Todo lo que debes hacer es asegurarte de revisarla en tres dimensiones:

  1. La meta: La empresa tiene diversas metas específicas a cumplir en un periodo específico.
  2. El camino: Desde hace mucho tiempo, la IMCC ha emprendido acciones específicas orientadas al cumplimiento de sus metas de manera responsable.
  3. La historia: La comunicación de la marca con relación a sus metas y acciones es clara y transparente.

En ese sentido, entre los Cinco Compromisos que la IMCC estableció para el 2025, destaca la meta vinculada con el manejo de residuos; misma que se extiende a todo su portafolio de marcas y productos.

“En la Industria Mexicana de Coca-Cola, sabemos que para alcanzar nuestras metas, la suma de esfuerzos del sector público, iniciativa privada y de la sociedad civil es muy importante; nosotros la llamamos el `Triángulo de Oro´. De esta manera, en conjunto, podemos seguir impulsando acciones puntuales en favor de un mejor país”.

Joan Prats, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Coca-Cola México.

¿Está la IMCC realmente trabajando por Un Mundo Sin Residuos?

Con la pregunta en el aire, podemos analizar paso a paso el compromiso ambiental de la Industria Mexicana de Coca-Cola y comprobar que esta compañía es una de las que realmente ha puesto manos a la obra.

La Meta

Un mundo libre de residuos es una gran declaración de propósito, pero ¿qué significa eso exactamente? ¿Cómo esto se traduce a compromisos sólidos sobre los que una compañía puede trabajar?

La Industria Mexicana de Coca-Cola tiene clara la importancia de establecer metas medibles y alcanzables, por eso este propósito se sustenta, principalmente en una meta concreta y ambiciosa.

Para 2030, el objetivo es recuperar y reciclar el 100% de los envases vendidos, incluyendo cuando mínimo 50% de materiales reciclados y que el 50% del portafolio sea retornable.

El Camino

Sin un camino trazado, las metas no son más que buenos deseos y la IMCC está consciente de ello. Es por eso que trabaja día con día en innovación en materia de infraestructura, envases y ecodiseño; así como en la prevención en la generación de residuos, y la promoción de la cultura de reciclaje.

Hoy, la IMCC es el principal reciclador de PET grado alimenticio. Sus plantas PetStar, la más grande del mundo e IMER, la primera en Latinoamérica, tienen la capacidad de procesar más de 85 mil toneladas de este material cada año. ¡Imagina llenar el Estadio Azteca tres veces con pura sustentabilidad!

Este compromiso trasciende, no solo a Coca-Cola, sino a cada una de las marcas del grupo. Las botellas azules de Ciel, por ejemplo, ya son totalmente recicladas y reciclables, lo que se traduce en envases que se podrán convertir de manera infinita en nuevos envases.

Por su parte, la iniciativa Verano Sprite, no solo reinventó sus envases creando una botella azul hecha 100% de botellas recuperadas, convirtiéndose en la primera marca de refrescos en México con estas características; además logró convocar a más de 3,000 jóvenes en 2019 para recolectar más de 24 toneladas de residuos en 10 diferentes cuerpos de agua y entornos urbanos del país.

El 43% del portafolio de IMCC ya son empaques retornables.

¿Recuerdas que la meta incluye hacer que el 50% del portafolio de productos de la IMCC sean empaques retornables? ¡Pues hoy 43% ya lo es!

Los envases de vidrio pueden reutilizarse hasta 70 veces y los de PET 25. Pero ¡no creas que su vida termina ahí! Una vez que dejan de ser útiles como empaques, las plantas se encargan de canalizar estos residuos para que sean reciclados y puedan convertirse en bancas de parque, zapatos, ropa y otros artículos.

Hasta ahora el 96% de los residuos que se producen en las fábricas de la IMCC se reincorpora a otras cadenas productivas y se espera que la cifra pronto pueda llegar a 100%.

Con esta forma de pensar, diseñar y de producir, la empresa busca impulsar la economía circular para que la que millones de botellas después de ser usadas y desechadas de manera correcta, puedan ser recicladas.

Ese es el camino para alcanzar un Mundo Sin Residuos.

La Historia

Las metas son concretas, el camino largo y la comunicación… ¡Transparente!

El sitio de la marca muestra a detalle su compromiso ambiental para todos los que quieran conocerlo a fondo.

Manejo de residuos, agua, energía y hasta tips para cuidar el medio ambiente desde casa son algunos de los temas con los que el consumidor interesado puede encontrarse al visitar este espacio.

No conformes con ello, su más reciente campaña #HagamosEstoJuntos es un esfuerzo masivo de comunicación, no para hablar del sabor de su producto, sino para reconocer el movimiento ambiental que ha sido iniciado ya por sus consumidores y decirles cómo es que, como empresa, buscan sumarse.

En solo un minuto, la marca reconoce el cambio positivo global por el cuidado de nuestro planeta, le explica al consumidor que hoy ya reciclan seis de cada diez botellas vacías y le comparte la siguiente meta a cumplir: producir cero residuos para 2030; y, por si fuera poco, lo invita a involucrarse y poner las manos a la obra.

Al final del día, su misión de lograr un Mundo sin Residuos es parte de un conjunto de metas fijado por la Industria Mexicana de Coca-Cola para el 2025. Sus Cinco Compromisos en favor de un mejor país son los siguientes:

  1. Manejo de residuos: que más envases se reciclen y reutilicen.
  2. Agua: Que más mexicanos tengan acceso a agua potable.
  3. Cadena de Valor: Qué más productos del campo mexicano sustituyan los que hoy se importan
  4. Portafolio: Qué más y mejores opciones de nuestras bebidas estén a disposición de los mexicanos
  5. Bienestar: Que más familias convivan en espacios públicos y fortalezcan su comunidad

Como resultado de este análisis rápido, es posible concluir que el compromiso de la IMCC por un mejor país no solo es genuino, sino que también parece ir por excelente camino. ¿Te animas a sumarte?

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]