Género Gobierno Grupos Vulnerables Noticias Organizaciones internacionales RSI

¿Qué es la mutilación genital femenina y quién la frena?

La mutilación genital femenina está reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las niñas y las mujeres, sin embargo, continúa existiendo.

Al menos 200 millones de mujeres y niñas de 31 países del mundo viven con los resultados de la peligrosa práctica de la mutilación genital femenina (MGF), según un informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Esta práctica está reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las niñas y las mujeres.

Debido a que la pandemia de COVID-19 está causando interrupciones en los programas de prevención, los funcionarios de salud de la ONU temen que aparezcan 2 millones de casos adicionales de MGF para 2030, casos que de otro modo se habrían evitado. Y con el cierre de las escuelas, las niñas pueden quedar más aisladas y vulnerables a la MGF en los países donde todavía se practica.

Para poner fin a esta práctica nociva, las Naciones Unidas crearon el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, que se celebra cada año el 6 de febrero. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas también piden que se ponga fin a esta práctica para 2030.

A continuación te exponemos algunos datos sobre la mutilación genital femenina y las preguntas más frecuentes.

¿Qué es la mutilación genital femenina?

La mutilación genital femenina se define como la extirpación de una parte o la totalidad de los genitales femeninos por razones no médicas. También se denomina circuncisión y ablación femenina. El procedimiento se realiza con mayor frecuencia en niñas entre el nacimiento y los 15 años.

¿Cuáles son las consecuencias de la mutilación genital femenina?

A menudo realizada en condiciones primitivas e insalubres, sin anestesia, la MGF puede causar dolor intenso, hemorragia e hinchazón que puede impedir la evacuación de orina o heces. A largo plazo, provoca infecciones pélvicas crónicas, infecciones del tracto urinario y complicaciones en el parto de madres e hijos.

El horror del acto —que incluye la sujeción física contra su voluntad— afecta a muchas mujeres durante años. La Organización Mundial de la Salud, la mayoría de los gobiernos y las asociaciones médicas de prestigio no aprueban este procedimiento, que no es necesario desde el punto de vista médico.

¿Dónde se practica la mutilación genital femenina?

La MGF se practica en 31 países de África, Oriente Medio y Asia. Es más frecuente en Yibuti, Egipto, Guinea y Mali, donde el 90% o más de las mujeres de entre 15 y 49 años han sido sometidas a la MGF. Con los niveles récord de migración en la última década, los migrantes también han llevado esta práctica nociva a otros países, como Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido, Estados Unidos y Japón.

¿Por qué se sigue practicando?

La mayoría de las niñas y mujeres que conocen la MGF dicen que les gustaría que se acabara, pero existe una presión social para que se siga practicando. Las madres, los padres, la familia ampliada y los líderes de la comunidad pueden obligar o coaccionar a las niñas y a las jóvenes a someterse a la ablación para que sean aceptadas como “limpias” y listas para el matrimonio.

Hay una tendencia a realizar el procedimiento en una clínica de salud. ¿No es eso mejor que la MGF en condiciones insalubres?

Es mejor que no se haga. No hay ninguna razón médica para la MGF, y los efectos a largo plazo de la MGF son igual de perjudiciales de cualquier manera.

La “medicalización” de la MGF sirve para legitimar una violación de los derechos humanos y de la ética médica, razón por la cual las Naciones Unidas, la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia y numerosas asociaciones médicas nacionales han rechazado totalmente la práctica.

¿Qué es la mutilación genital femenina y quién la frena?
“Extirpando quirúrgicamente las cicatrices de la A/MGF” por el DFID – Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido. imagen: está bajo licencia CC BY 2.0. Más informes aquí

La medicalización de la práctica está dando lugar a una tendencia alarmante:

Alrededor de una de cada cuatro niñas y mujeres que han sido sometidas a la MGF fueron cortadas por personal sanitario.

La medicalización es especialmente común en Egipto, donde casi el 80% de las niñas que han sido sometidas a la MGF fueron cortadas por personal médico, en comparación con el 17% de las mujeres de entre 45 y 49 años.

¿Cómo podemos acabar con la MGF?

La mayoría de los 31 países donde se practica la MGF han legislado contra ella. Sin embargo, hasta que las normas sociales cambien, la práctica continúa en secreto. World Vision y otras organizaciones están educando y empoderando a las niñas y a sus comunidades para acabar con la MGF. Hay pruebas sólidas de que puede eliminarse en una generación.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]