En un informe de 2018, Morgan Stanley habla de marcas grandes como Campbell Soup, Microsoft e Intel como las principales empresas que ya están capitalizando el interés de los inversores en datos ambientales, sociales y de gobierno (ESG). Eso significa que ESG, una ventaja competitiva sí es posible.

ESG, una ventaja competitiva, caso Intel

Intel, en particular, comenzó a involucrarse con inversionistas en temas de ESG hace casi 20 años.

A través de los llamados » outreach roadshows», los representantes de la compañía se reunieron con empresas de inversión para compartir las métricas de ESG de Intel y recopilar comentarios sobre los puntos de datos de mayor interés para los inversores.

Por supuesto, cuando Intel comenzó su difusión, pocos inversores mostraban interés al desempeño social y ambiental.

«Cuando recién comenzamos, nos comprometimos principalmente con empresas de inversión socialmente responsables», dijo Suzanne Fallender, directora de responsabilidad corporativa de Intel.

Las acciones iniciales de Intel fueron sorprendetes, ya que los inversionistas en general se interesaron más en ESG y comenzaron a buscar más información de las compañías.

«Nuestro compromiso temprano ayudó no solo a construir las relaciones correctas externamente con la comunidad ESG, sino también a construir la confianza y la colaboración internamente», dijo Fallender.

«Esto nos ha permitido trabajar de manera efectiva en múltiples departamentos para impulsar una estrategia integrada para la divulgación de ESG».

En los últimos años, Intel hizo la transición de su roadshow anual a una estrategia de difusión durante todo el año que involucra a los departamentos de toda la compañía, incluido su grupo de relaciones con los inversores, la oficina del secretario corporativo y la oficina de responsabilidad corporativa.

En 2018, estos equipos discutieron ESG y otros temas con inversionistas que representan al menos la mitad de las acciones sobresalientes de Intel, dijo Fallender, quien administraba la división de inversión socialmente responsable en Institutional Shareholder Services antes de unirse a Intel en 2007.

En este contexto, el diálogo con los inversores en torno a ESG se reduce esencialmente a presentar el caso comercial de las políticas de sostenibilidad y de impacto social, y explica cómo estos esfuerzos ayudan a la empresa a reducir el riesgo y seguir siendo competitivos a largo plazo.

ESG, una ventaja competitiva – inversiones de Intel

Desde 2012, Intel ha invertido más de 200 millones en proyectos de conservación de energía en sus operaciones globales, lo que resultó en un ahorro de energía acumulado de más de 4 mil millones de kilovatios-hora y un ahorro de costos de aproximadamente 500 millones dólares hasta el final de 2018.

Intel también fue uno de los primeros en revelar públicamente sus números de diversidad y relacionarse con los inversores en torno a las estrategias de inclusión, con un enfoque en atraer y retener a los mejores talentos.

¿Puede ser ESG, una ventaja competitiva? El caso Intel

En 2015, la compañía estableció un objetivo para alcanzar la representación total de mujeres y minorías subrepresentadas en su fuerza laboral en los Estados Unidos para el año 2020.

Intel compromete 300 millones de dólares para apoyar este esfuerzo y, más ampliamente, para ayudar a impulsar la inclusión en todo el sector tecnológico, dijo Fallender.

El año pasado, Intel cumplió su objetivo de representación dos años antes. Ese logro fue el resultado de una estrategia integral que tomó en cuenta la contratación, la retención y la progresión, y es solo el comienzo del trabajo de Intel en este espacio.

Resultados

La acción en temas clave de ESG, como la conservación de energía y el desarrollo del talento, le da a Intel muchas buenas noticias para compartir con los inversores.

«En temas como estos, donde los beneficios comerciales y el beneficio social más amplio se alinean estrechamente, es donde vemos las mejores oportunidades para generar impacto y resultados», dijo Fallender.

A medida que las generaciones más jóvenes están dispuestas a invertir hasta 20 billones de dólares en inversiones enfocadas en ESG durante los próximos 20 a 30 años, según una investigación de Bank of America Merrill Lynch, los primeros avances y revelaciones de Intel posicionan a la compañía bien para lo que está por venir.

Informar públicamente los objetivos y el rendimiento ha mejorado la responsabilidad y le ha permitido a Intel compartir las mejores prácticas y conocimientos con otros, incluidos sus clientes y proveedores.

Lo que han descubierto a lo largo del tiempo es que su capacidad para continuar impulsando una mayor eficiencia y ser transparentes sobre los resultados solo ha aumentado en importancia, ya que los clientes e inversores aumentan su propio enfoque en el desempeño y los objetivos de sustentabilidad.

Es obvio que ESG, una ventaja competitiva para Intel funciona. Para tu negocio también.

Acerca del autor

Daniela Lazovska