Notas RSE

“Pieles Rojas de Washington” ¿Racista y ofensivo?

Discriminación

Hay grupos que creen que es ofensivo el nombre del equipo de NFL y ayer la revista Slate decidió no volver a referirse como Redskins a la franquicia de Washington

¿Qué puede haber en el nombre de un equipo de futbol americano profesional?

Mucho, a juzgar por la polémica que rodea el mote de los Redskins (Pieles Rojas) de Washington.

Es inaceptable”, afirma Eni Faleomavega, delegado de Samoa en el Congreso estadunidense. “Redskin” o “piel roja” en español, “es un término racista, despectivo y patentemente ofensivo para los estadunidenses nativos”.

Faleomavega y otros diez miembros de la Cámara de Representantes firmaron una carta dirigida a NFL para demandar el retiro del nombre. Uno que según Faleomavega y sus aliados, ha sido combatido por 20 años porque no sólo es insultante, sino “calumnioso”.

Dan Snyder, dueño de la franquicia, asegura que el nombre “nunca” cambiará. Y que el “nunca” puede escribirse con letras mayúsculas.

El hecho es que si bien allá por el siglo 17, cuando los europeos comenzaron a llamar “redskin” (pielroja) a los indígenas era porque algunas de las principales tribus que hicieron el contacto inicial con los colonos europeos acostumbraban pintarse el cuerpo o el rostro con pinturas de color bermellón o similares.

Ya para la segunda mitad del siglo 18 las relaciones entre blancos e indios eran tan malas que el gobierno británico ofrecía recompensas de 50 libras por la cabellera de hombres mayores de 12 años, 25 por las de mujeres mayores de 12 años y 20 por las de niños menores, de acuerdo con una proclamación de 1755 (Phipps). En dólares actuales eso podría ser entre siete mil y 18 mil dólares.

Para mediados del siglo 19 el término era asociado también con mentira, suciedad y deshonestidad, y por tanto ya tenía tal contenido racista que hoy se le considera como un término con significados insultantes.

Pero al mismo tiempo, la realidad es también que el equipo de la NFL de Washington no ha tenido otro nombre desde 1933, cuando jugaba en Boston y era conocido como “Bravos”. De hecho, cuando llegó a la capital estadunidense en 1937 ya era “Pieles Rojas”. Y en esos años, el término carecía de significados derogatorios.

En los últimos 20 o 30 años comenzó el fenómeno conocido como “corrección política”, que pretende evitar términos y actitudes que sean despectivas hacia personas o grupos, usualmente de minorías étnicas o religiosas.

El cuidado contra sonar insultante o inofensivo para grupos minoritarios derivó poco a poco en una serie de limitantes que algunos buscan desafiar a pesar de —o tal vez a raíz de— el previsible escándalo que el uso de esos, no exactamente, ambiguos adjetivos pueden provocar.

Grupos identificados como indígenas o simpatizantes han exigido repetidamente que los Redskins cambien su nombre y su imagen: un estereotipo de cabeza de guerrero pielroja, con plumas y todo. Tal vez a “redtails” (colas rojas) o algún término que no ofenda a los nativos americanos, pero los partidarios del equipo afirman que al igual de los “Bravos” (de Atlanta) o “Jefes” (de Kansas City) se pretende sea un homenaje.

Y uno de los estrellas del equipo, el quarterback Robert Griffin III, de raza negra, ayudó a atizar el fuego cuando hace unos meses emitió un mensaje por su cuenta de Twitter en el que lamentaba “la tiranía de la corrección política”.

Ayer la revista electrónica Slate, propiedad de Microsoft y operada por The Washington Post, publicó un artículo en el que explica que nunca más se referirá al equipo como Redskins, al considerarlo ofensivo.

Fuente: Excelsior

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

Dejar un comentario