- Advertisement -
Debes leer..."Renuncien si no les gusta", les dice Netflix a sus colaboradores

«Renuncien si no les gusta», les dice Netflix a sus colaboradores

El año pasado la popular plataforma se vio envuelta en la controversia por no tomar medidas en torno al programa Dave Chappelle: The Closer, el cual fue considerado agresivo y criticado por sus comentarios señalados como transfóbicos, incluso empleados y espectadores se manifestaron en contra de Netflix y sus políticas.

Recientemente, el servicio de streaming ha vuelto a demostrar que su cultura empresarial puede ser radical, ya que en un memorándum le ha dicho al personal que: «Dejamos que los espectadores decidan lo que es apropiado para ellos, en lugar de censurar artistas o voces específicas» y advierte a sus colaboradores que de no entender esto, quizá no sea el lugar adecuado para ellos.

Ante ello, Jaclyn Moore, quien es trans y productora ejecutiva de la serie Dear White People (2017), tuiteó que «no trabajaría con [Netflix] mientras continúen publicando y beneficiándose de contenido transfóbico descarado y peligroso».

Netflix: Entre libertad de expresión o falta de RSE

Y es que, de acuerdo con el portal Business Insider, la empresa de entretenimiento estadounidense ha actualizado por primera vez, desde 2017, sus pautas de cultura empresarial. Los cambios incluyen una sección nombrada «expresión artística», donde Netflix a sus colaboradores advierte que pueden verse obligados a trabajar en contenido que podría ir en contra de sus valores personales. 

«No a todos les gustará, o estarán de acuerdo con todo en nuestro servicio».

Netflix.

Esto implica que dejarán que sea el público el que elija el contenido, es decir, que la audiencia tome sus propias decisiones sobre qué reproducir y la corporación no participará en ningún tipo de censura dentro de su catálogo. ¿Será una forma de deslindarse de las responsabilidades de moderadora?

Aunque la nueva cultura conlleva un compromiso de mejorar los contenidos para que las personas tengan un sentido de pertenencia, no deja clara su postura, por ejemplo, frente a comentarios transfóbicos como ocurrió en el caso del show de Chappelle, donde incluso el CEO de Netflix, Ted Sarandos, defendió la decisión de transmitir el programa en correos electrónicos internos a los empleados.

Medidas desesperadas

Según lo reportó una fuente a The Wall Street Journal, en los últimos 18 meses, Netflix ha estado discutiendo temas sobre su cultura empresarial, por lo que el envío de estas advertencias son subsecuentes a un trimestre tumultuoso para el gigante del streaming.

Basta con observar la pérdida histórica de suscriptores y una ronda inesperada de despidos creativos en los últimos meses. La compañía atribuyó lo primero a la creciente competencia, el intercambio de contraseñas y factores macroeconómicos como la inflación y la invasión rusa a Ucrania. Sin embargo, algunos críticos —como el CEO de Tesla Inc., Elon Musk— han culpado las dificultades financieras de Netflix al contenido calificado como «imposible de ver».

Qué es el propósito empresarial

Por último, Netflix asegura que la reciente actualización de su sitio web tiene como objetivo ayudar a los posibles empleados a «tomar decisiones mejor informadas sobre si es la compañía adecuada para ellos», ya que no limitará ninguna temática o producción.

En este sentido, si los medios son una forma de representación de la sociedad, ¿la empresa está apoyando la libertad de expresión, o se está deslindando de su responsabilidad en la transmisión? El tiempo dará la respuesta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR