Lecciones de responsabilidad y liderazgo en el derrumbe de Serena Williams – ExpokNews

La postura de Serena Williams ante su vida ha dejado lecciones de responsabilidad, ¡te contamos!

El deporte es un claro ejemplo de la disciplina, puesto que sin ella no se puede llegar a ningún lado, mucho menos ser una persona llena de éxitos o por lo menos alguien reconocido.

Serena Williams es un ejemplo de ello. Se trata de una de las deportistas más destacadas de los últimos tiempos. A lo largo de su trayectoria ha dejado algunas lecciones de responsabilidad y liderazgo.

¿Quién es Serena Williams?

Serena Williams es una tenista profesional estadounidense actualmente clasificada como la 22ª mejor jugadora del mundo por la Asociación de Tenis Femenino. Williams comenzó un entrenamiento intensivo de tenis a los tres años. Ella ganó su primer campeonato importante en 1999 y completó el Grand Slam de su carrera en 2003. Junto con su éxito individual, Serena se ha asociado con su hermana Venus Williams para ganar una serie de títulos de dobles. En 2017, derrotó a su hermana mayor en el Abierto de Australia para reclamar el 23 título de Grand Slam de singles de su carrera.

Lecciones de responsabilidad de Serena Williams y su derrumbe

¿Qué fue lo que pasó en la final?

Williams catalogó a Ramos como ladrón en un ataque verbal durante la final en Flushing Meadows en una crisis en el segundo set cuando perdió por 6-2 y 6-4 ante la japonesa Naomi Osaka.

Ella recibió tres violaciones de códigos por parte de Ramos, el primero por recibir entrenamiento, el segundo por abuso de raquetas y el tercero por abuso verbal del árbitro.

Lecciones de responsabilidad despues de ataque verbal al arbitro

Estas son las lecciones de responsabilidad del derrumbe de Serena

La segunda y la tercera infracción le otorgaron a Williams una penalización de un punto y luego una penalización en el juego, lo que le dio a Osaka una ventaja de 5-3 segundos en el set que de hecho le dio el título.

Williams había exigido una disculpa de Ramos durante su arrebato y luego calificó el castigo de sexista, mientras afirmaba que estaba luchando por los derechos de las mujeres porque los jugadores masculinos se salieron con la suya.

Todo esto no quiere decir que Serena Williams no es una gran mujer y gran deportista. Probablemente es la mejor jugadora de tenis de su generación, además ha sido una inspiración para las jóvenes y atletas de todo el mundo.

Muchos argumentan que las frustraciones de Serena se validaron en que las penalizaciones de Ramos no se habrían otorgado a jugadores masculinos en circunstancias similares.

Caricatura de los hechos

Serena Williams una vez dijo que con una derrota, cuando pierdes, te levantas, mejoras, lo intentas de nuevo. “Eso es lo que hago en la vida, cuando me deprimo, cuando me enfermo, no quiero detenerme. Sigo yendo y trato de hacer más. Todos siempre dicen que nunca te rindas, pero realmente tienes que tomar eso en serio y realmente nunca te rindas. Sigue intentándolo”.

Su postura ante la vida ha dejado lecciones de responsabilidad.

Lecciones de responsabilidad en el derrumbe de Serena Williams

Aquí están las cuatro lecciones de responsabilidad que podemos aprender todos de este caso:

1. Poseer tus acciones.

Ramos siguió las reglas y protocolos establecidos de la Asociación de Tenis de los Estados Unidos con sus penalidades, incluso si hay quienes creen que debería haber sido más indulgente, o lo habría sido si hubieran estado jugando diferentes personas. Williams ha dado a entender que fue tratada más duramente de lo que hubiera sido un jugador enojado, pero al menos en el contexto del juego, nadie ha sugerido que el oficio de Ramos favoreciera a un jugador por sobre el otro.

Williams podría tener un punto válido sobre el sexismo en el tenis. Pero perdió los estribos, y aunque las razones detrás de eso podrían haber ido en aumento durante meses, años o generaciones, eso no viene al caso. Ella rompió su raqueta en la cancha de la frustración por perder un juego, y, al igual que su entrenador ha admitido su error.

2. Predicar con ejemplo.

Williams se apresuró a exigir una disculpa del árbitro, pero hasta el momento no ha estado dispuesta a admitir haber cometido ningún delito, por su comportamiento en la cancha. Esta no es la manera de conducir una discusión seria sobre los problemas más grandes en juego.

3. Darse cuenta de que la ira no es persuasiva.

No se pueden tomar buenas decisiones cuando actuamos con prisa y enojo. Si Williams quería abordar el tema de su integridad y/o sexismo en el tenis, un estallido en medio de un partido público probablemente no era la mejor manera de hacerlo.

Su mensaje habría tenido un impacto mucho mayor si hubiera emitido una declaración bien pensada después de que el partido terminara, cuando tuviera tiempo para reflexionar y calmarse.


El derrumbe de Serena Williams te enseña muchas cosas. Echa ojo.

Twittea esta frase.


4. Apoyar a tu gente.

Williams definitivamente no es la única en esta situación que demuestra un fracaso del liderazgo. La Asociación de Tenis de los Estados Unidos ha dejado a Ramos fuera de combate, provocando una violenta reacción de otros árbitros que están amenazando con formar una unión.

Lecciones de responsabilidad del enfrentamiento entre Williams y Ramos

La asociación debería haber defendido la toma de decisiones de Ramos o haber admitido que estaba equivocada. Si fue incorrecto, debe provocar una discusión sobre lo que se debe cambiar en las reglas o la interpretación de las reglas para reducir los errores de arbitraje.

¿Qué te parece lo que hizo Serena Williams? ¿Debió reaccionar de otra manera? ¿Cuál de las lecciones de responsabilidad te gustó más? Te leemos en los comentarios.

Acerca del autor

Daniela Lazovska