Ambiental Debes leer... Noticias Organizaciones internacionales RSE RSI

Las pandemias que estamos viviendo son consecuencia de la destrucción del entorno: OMS / ONU

Las pandemias que estamos viviendo son consecuencia de la destrucción del entorno: OMS / ONU

Se está pidiendo una recuperación verde y saludable, reformando la agricultura destructiva y las dietas constituidas por animales salvajes.

El informe del WWF dice que el 60-70% de las nuevas enfermedades que han surgido en los seres humanos desde 1990 provienen de la fauna salvaje.

Pandemias como la de COVID-19, son el resultado de lo que hemos hecho nosotros mismos, son la consecuencia de la destrucción de la naturaleza por parte de la humanidad, pero según líderes de la ONU, la OMS y el WWF Internacional, el mundo ha estado ignorando esta cruda realidad durante décadas.

El comercio ilegal e insostenible de vida salvaje, así como la devastación de los bosques y otros lugares salvajes, son todavía las fuerzas motrices detrás del creciente número de enfermedades que saltan de la vida salvaje a los humanos, dijeron los líderes a Damian Carrington Editor de medio ambiente de The Guardian.

Piden una recuperación verde y saludable de la pandemia de COVID-19, en particular reformando la agricultura destructiva y las dietas constituidas por animales salvajes.

Por su parte, un informe del WWF, advierte:

El riesgo de que surja una nueva enfermedad (de la vida salvaje a la humana) en el futuro es mayor que nunca, con el potencial de causar estragos en la salud, las economías y la seguridad mundial.

El jefe del WWF en Reino Unido dijo que los acuerdos comerciales que no protejan a la naturaleza dejarían a los países como: “cómplices en el aumento del riesgo de la próxima pandemia”.

Desde marzo, figuras de alto perfil han emitido una serie de advertencias y los principales expertos en biodiversidad del mundo han dicho que es probable que en el futuro se produzcan aún más brotes de enfermedades mortales a menos que se detenga rápidamente la destrucción desenfrenada del mundo natural.

A principios de junio, el jefe de medio ambiente de la ONU y uno de los principales economistas dijo que COVID-19 era una “señal de SOS para la humanidad” y que el pensamiento económico actual no reconocía que la riqueza humana depende de la salud de la naturaleza.

Hemos visto surgir muchas enfermedades a lo largo de los años, como el Zika, el SIDA, el SARS y el Ébola, y todas ellas se originaron en poblaciones de animales bajo condiciones de severas presiones ambientales.

Dijo Elizabeth Maruma Mrema, directora del Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, Maria Neira, directora de la Organización Mundial de la Salud para el medio ambiente y la salud y Marco Lambertini, director del WWF Internacional.

En el caso del coronavirus, estos brotes son manifestaciones de nuestra peligrosa relación desequilibrada con la naturaleza, todos ellos ilustran que nuestro propio comportamiento destructivo hacia ella está poniendo en peligro nuestra propia salud, una cruda realidad que hemos estado ignorando globalmente durante décadas.

Mientras que Covid-19 nos ha dado otra razón para proteger y preservar la naturaleza, hemos visto que ocurre lo contrario. Desde el Gran Mekong, hasta el Amazonas y Madagascar, han surgido informes alarmantes sobre el aumento de la caza furtiva, la tala ilegal y los incendios forestales, mientras que muchos países están llevando a cabo precipitados retrocesos ambientales y recortes en la financiación para la conservación. Todo esto llega en el momento en que más lo necesitamos.

Debemos abrazar una recuperación justa, saludable y verde e iniciar una transformación más amplia hacia un modelo que valore la naturaleza como base de una sociedad saludable. El no hacerlo, y en su lugar intentar ahorrar dinero descuidando la protección del medio ambiente, los sistemas de salud y las redes de seguridad social, ha demostrado ser una falsa economía. La factura se pagará con creces.

El informe del WWF concluye que los principales impulsores de las enfermedades que pasan de los animales salvajes a los humanos son la destrucción de la naturaleza, la intensificación de la producción agrícola y ganadera, así como el comercio y el consumo de la fauna salvaje de alto riesgo.

El informe insta a todos los gobiernos a que introduzcan y apliquen leyes para impedir la destrucción de la naturaleza con las cadenas de suministro de mercancías y a que el público haga más sostenible su dieta.

La carne de res, el aceite de palma y la soja se encuentran entre los productos básicos frecuentemente vinculados a la deforestación, los científicos han dicho que evitar la carne y los productos lácteos es la principal forma de que las personas reduzcan su impacto ambiental en el planeta.

Tanya Steele, jefa de WWF Reino Unido, dijo que los acuerdos comerciales deben proteger la naturaleza:

No podemos ser cómplices de aumentar el riesgo de la próxima pandemia. Necesitamos una legislación fuerte y acuerdos comerciales que nos impidan importar alimentos que son el resultado de la deforestación desenfrenada o cuya producción ignora los pobres estándares de bienestar y medioambientales de los países productores.

Los gobiernos tienen una oportunidad de oro para hacer que se produzca un cambio de alto impacto a nivel mundial.

El informe del WWF dice que el 60-70% de las nuevas enfermedades que han surgido en los seres humanos desde 1990 provienen de la fauna salvaje. En el mismo período, 178 millones de hectáreas de bosque han sido taladas, equivalente a más de siete veces el área del Reino Unido.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

1 comentario

  • En el 2011 escribí di una Conferencia sobre Las Nuevas Enfermedades del Milenio, particularmente, la leptospirosis; enfermedad provocada por el contacto de los orines de los perros y ratas.
    Enhorabuena por este tipo de comunicaciones. Mil gracias. 🔑🦠🗝

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]