Prácticas responsables RSE

¿Puede la RSE fomentar la reinserción social?

fomentar la reinserción social
Escrito por Margarita Romero

Fomentar la reinserción social generalmente es una obligación del Estado, pero… ¿podría esta ser impulsada por acciones responsables?

En México, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, el 66.6% de la población mayor de 18 años considera que las ciudades son inseguras, mientras que al menos una persona del 27.7% de hogares mexicanos fue víctima de robo o extorsión durante el primer semestre de 2021. 

En este contexto, pareciera que la delincuencia y quienes cometen delitos son un problema irremediable, sin embargo, en los últimos años se ha trabajado en el rubro y modificado la forma en la que se observa y trata a las personas que delinquen.

Esto ha sido posible gracias al fomento de la reinserción social, un proceso sistemático de acciones orientado a favorecer la integración a la sociedad de una persona que ha sido condenada por infringir la ley penal. Por esta razón, a continuación te presentamos algunas acciones concretas que realiza una institución de asistencia privada en pro de la reinserción social.

reinserción social exitosa iniciativa CK

La RSE a favor de la reinserción social

La reinserción social resulta vital para construir ciudades y comunidades más seguras. Pero… ¿todas las personas pueden contribuir? ¿Quiénes son las instituciones encargadas de la reinserción social? 

Sin lugar a dudas, las personas pueden ser soporte de la reinserción social, sin embargo, es preferible no realizar esfuerzos aislados sino en conjunto, e incluso con instituciones consolidadas. Una herramienta para hacerlo es la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), que en conjunto con asociaciones civiles e instituciones de asistencia privada, pueden fomentar la reinserción social. 

De acuerdo con la Secretaría de Economía, la RSE es una contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental con la finalidad de mejorar su situación competitiva y generar un valor añadido. Además, tiene la intención de contribuir a construir un mundo mejor a través de  diferentes acciones y alianzas.

En ese sentido, Fundación Gigante —brazo filantrópico de Grupo Gigante—  ha destinado recursos para apoyar causas sociales que se orientan de manera más eficiente para ayudar a más personas, comunidades y en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS):

A medida que se acerca la fecha planteada para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, gobiernos y empresas de todos los sectores hemos tenido que activar esfuerzos cada vez más profundos.

Juan Manuel Rosas Pérez, director de Responsabilidad Social Grupo Gigante.

El ODS 10: Reducción de las desigualdades, busca reducir las desigualdades y garantizar que nadie se quede atrás. Y una excelente forma de iniciar con este propósito es por medio de la reinserción social, la cual brinda oportunidades para avanzar:

  • 43% de los Centros Penitenciarios Estatales ofrecen certificación de habilidades laborales.
  • 33% implementa campañas de empleo.
  • 29% de las personas privadas de la libertad estudiaron o recibieron una capacitación.
  • 82% de los Centros Penitenciarios Estatales cuentan con aulas escolares.

Fundación Gigante es una de las fundaciones mexicanas que ha buscado fomentar la reinserción social, ejemplo de ello es la entrega de 7, 164 kg de alimentos a la Fundación Emmanuel que se dedica a trabajar con personas que se encuentran dentro de Centros de Readaptación Social y sus familias, proporcionado:

  • Apoyo de alimentación
  • Actividades que fortalecen su desarrollo personal

A través de este esfuerzo por parte de Fundación Gigante y Fundación Emmanuel, se colabora para crear mejores condiciones de readaptación social en busca de construir sociedades más justas.

Fomentar la reinserción social: la base de una mejor sociedad 

Tal como se ha hecho mención, la reinserción social tiene que ser la finalidad del sistema de justicia, pero… ¿es posible? Esto resulta cuestionable ya que cuando se escucha sobre un delito se cree que lo mejor es que quien lo comete pague por ello con su libertad. Además, dentro del sentido común impera la idea de que las cárceles son escuelas del crimen. 

Frente a este panorama, es preferible entender qué es lo que sucede dentro del sistema de impartición de justicia. El primer elemento a considerar es la reforma realizada en 2008 al artículo 18 Constitucional, la cual trata sobre la privación de libertad y dice:

El sistema penitenciario se organizará sobre la base del respeto a los derechos humanos, del trabajo, la capacitación para el mismo, la educación, la salud y el deporte como medios para lograr la reinserción del sentenciado a la sociedad y procurar que no vuelva a delinquir, observando los beneficios que para él prevé la ley.

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Esto quiere decir que la base del sistema penitenciario es la reinserción social de la persona que delinque. Además, el artículo 20 señala que el proceso penal tendrá por objeto:

  • Esclarecimiento de los hechos
  • Proteger al inocente
  • Procurar que la persona culpable no quede impune
  • Reparación del daño

El concepto reinserción significa volver a encauzar al hombre delincuente dentro de la sociedad que lo vio cometer un delito. La reinserción va dirigida a obtener la responsabilización del reo hacia él mismo y hacia la sociedad a través del logro.

Jorge Ojeda Velázquez, Miembro de la Academia Mexicana de Ciencias Penales.

En otras palabras, la reinserción social y la reparación de daños son anclas del sistema de impartición de justicia. Y en ese sentido, acciones como las de Fundación Gigante resaltan por su compromiso con la sociedad en general y particularmente con los grupos más vulnerables, en este caso estigmatizados.

Es importante que las instituciones se sumen a la reinserción social, ya que en muchas ocasiones la población que intenta encauzar su vida se encuentra con obstáculos y prejuicios para integrarse a la sociedad.

Instituciones como Fundación Gigante brindan herramientas para mejorar las condiciones de vida de quienes realizaron actos delictivos y en consecuencia construir una sociedad menos desigual. Además todos estamos convocados a otorgar una segunda oportunidad, o al menos, no ser una carga de prejuicios para aquellos que ya han purgado su pena. 

Acerca del autor

Margarita Romero

Amante de las humanidades, las ciencias sociales, el género y la movilidad urbana. Me entusiasma colaborar en espacios donde pueda desarrollar mis conocimientos e ideas.

Dejar un comentario