¿Cuál es la desventaja de los bonos de impacto social? ¡Te contamos!

Después de más de tres años de investigación, Nadine Pequeneza, la directora de cine ganadora del premio Canadian Screen Award por Mejor Guion en un Programa o Serie documental. Argumentó que se deben considerar las distintas formas en que los bonos de impacto ambiental podrían estar siendo más dañinos que benéficos.

Un documental sobre los bonos de impacto social

The Invisible Heart, un documental sobre los Bonos de Impacto Social (SIB por sus siglas en inglés), se produjo cuando el concepto era relativamente nuevo.

En 2015 había aproximadamente 45 bonos de impacto social a nivel mundial. Los observadores tenían grandes esperanzas de que este nuevo modelo de financiamiento revolucionara la prestación de servicios sociales.

Al poner la inversión privada a disposición de los programas sociales, se esperaba que los bonos de impacto social aportaran innovación, más dinero y mejores resultados para el sector menos favorecido de la sociedad.

La película se centra en dos bonos de impacto social:

  • Un programa de Toronto para albergar a las personas sin hogar.
  • Un programa de infantes de Chicago que estaba iniciando su segundo año de implementación, y se encontraba a punto de entregar sus primeros resultados.

También resaltó un tercer SIB, una iniciativa para reducir la hipertensión, como una forma de describir los esfuerzos de Sir Ronald Cohen que promueven la inversión de impacto a nivel mundial.

Hoy en día hay 151 bonos de impacto social en 29 países, pero existe poca evidencia de que estén cumpliendo su promesa.

Datos sobre los bonos de impacto social

Los SIB podrían estar siendo dañinos porque tienen el potencial de socavar la democracia y los derechos humanos básicos, así como de perpetuar la desigualdad de riqueza (la causa raíz de muchos problemas sociales).

Los inversionistas de impacto tienen un papel importante en la construcción de una sociedad justa, pero la revolución podría estar mejor dirigida a las corporaciones: 500 de las cuales controlan alrededor del 70% del comercio mundial.

Promover soluciones simples a problemas complejos

Al igual que muchos bonos de impacto social en todo el mundo, los tres SIB presentados en The Invisible Heart son de bajo riesgo y alto rendimiento.

En vez de financiar programas innovadores, el capital privado respalda programas sociales con un historial probado, generalmente evaluados por estudios financiados con fondos públicos.

Desincentivar la evaluación integral de los bonos de impacto social

La teoría de que los bonos de impacto social aportan rigor comercial para resolver problemas sociales, aún no se ha probado.

La necesidad de devolver las ganancias de manera oportuna a los inversores ha disuadido el tipo de evaluación integral del programa que conduce a una posible mejora del mismo.

En el filme The Invisible Heart, la fase de desarrollo de dos SIB reveló muchas de las tensiones entre los diferentes interesados: gobierno, inversionista, intermediario, proveedor de servicios y participante del programa.

La evolución de Activate, el programa financiado por el SIB de Canadá para prevenir la hipertensión, es muy similar al HATICE, un estudio multinacional financiado por el gobierno europeo.

Ambas intervenciones brindan entrenamiento de estilo de vida para reducir el riesgo de hipertensión, pero HATICE ofrece un valor mucho mayor en términos de métricas de impacto y atribución de resultados del programa.

El estudio europeo evalúa su éxito mediante el seguimiento de:

  • Presión arterial.
  • Colesterol.
  • Peso.
  • Cambios en el estilo de vida saludable de los participantes.

Activate tiene solo dos métricas:

  • Números de inscripción.
  • Mantenimiento de la presión arterial.

Pagar por el éxito socava el compromiso con los derechos humanos básicos

En todo el mundo, los gobiernos han comprado los bonos de impacto social como una medida para ahorrar costos, una manera en que el dinero privado puede financiar intervenciones tempranas que ayudan a prevenir servicios costosos en etapas posteriores.

Mainstay Housing, el mayor proveedor de viviendas de apoyo para las personas sin hogar de Toronto, hizo un análisis de costo-beneficio del programa para ayudar a los inquilinos a acceder a los beneficios por discapacidad, y mostró una pérdida financiera significativa para el gobierno.

Mientras negociaba su SIB, la directora ejecutiva de Mainstay, Brigitte Witkowski, tuvo que recordar repetidamente a los socios que el objetivo del programa es no solo albergar a las personas que han vivido en la calle durante años, sino conectar a los nuevos inquilinos con el apoyo comunitario a largo plazo.

Quizá el ejemplo más evidente, es un programa SIB para reducir la cantidad de personas que duermen en las calles del centro de Londres y que terminó por incentivar la deportación de personas sin hogar.

Un ejemplo destacado satisfactoriamente en su intento por cumplir algunas de las promesas iniciales del modelo, es la Asociación de Enfermeras y Familias de Carolina del Sur.

El programa proporciona los servicios de una enfermera a madres de bajos ingresos. Se realizan visitas regulares a domicilio para mejorar la salud materna e infantil.

Es el único SIB que no ofrece un retorno de los inversores, es el mayor inversor individual, y tiene el objetivo final de asegurar un financiamiento público estable para expandir el programa.

¿Se miden las cosas equivocadas?

Se estima que el mercado de inversión de impacto tiene un valor de 502 mil millones de dólares, pero más de la mitad de los 151 SIB del mundo atienden a menos de 480 personas.

La desventaja de los bonos de impacto social

Dado su número limitado y su impacto negativo, podría ser el momento de considerar otras formas en que el capital puede ayudar a crear una sociedad justa.

Si queremos tener un impacto escalable y sostenible en las vidas de las personas desfavorecidas, se debe invertir en compañías que valoren la igualdad de ingresos y la equidad.

Los inversionistas de impacto pueden abrir el camino para reorientar a las empresas a maximizar las ganancias de los accionistas, e invertir en capital social y humano.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact