Gobierno Noticias RSI

Estados Unidos cambia enfoque: ¿Habrá castigos para impulsar vacunación?

Estados Unidos cambia enfoque: ¿Habrá castigos para impulsar vacunación?
Escrito por ExpokNews

Castigos para impulsar vacunación: es probable que la estrategia de equilibrar los incentivos y medidas punitivas, dé los mejores resultados.

Mientras las camas de los hospitales de Estados Unidos siguen ocupadas por pacientes infectados por la variante delta del COVID-19, que en su mayoría no han sido vacunados, tanto los gobiernos como los empleadores están reconsiderando su enfoque para fomentar la vacunación.

De acuerdo con Triple Pundit, los días de mostrar el carné de vacunación a cambio de incentivos simbólicos como cerveza gratis, billetes de lotería o rosquillas pueden estar llegando a su fin.

En su lugar, los gobiernos y las empresas privadas están complementando o cambiando por completo sus incentivos con castigos. Mientras tanto, las familias y los negocios se enfrentan a la perspectiva de que se cierren más locales justo cuando los colegios están listos para reabrir.

¿Habrá castigos para impulsar vacunación?

Los mensajes para fomentar la vacunación contra la COVID-19 han evolucionado bastante desde que se administraron las primeras dosis en diciembre de 2020. A los primeros que adoptaron la vacuna se les ofrecieron pocos incentivos económicos, pero se les dio la seguridad de que se estaban protegiendo a sí mismos y a los demás del virus que se ha cobrado la vida de más de 600,000 personas en los EE.UU.

 castigos para impulsar vacunación y estrategias

A medida que el número de dosis de vacuna disponibles superaba el número de personas dispuestas a vacunarse, los gobiernos estatales comenzaron a poner en marcha programas creativos para atraer a las personas que estaban indecisas.

Campañas como Vax-a-Million, de Ohio, y Shot of a Lifetime, de Washington, ofrecían grandes premios y otros más pequeños, como entradas para eventos deportivos o consolas de videojuegos. Las empresas también se unieron a la fiesta, ofreciendo incentivos que iban desde tarjetas de regalo de tiendas de comestibles hasta paquetes de cortesía en los clubes Hustler valorados en 5,000 dólares.

El último mensaje es el más severo hasta la fecha. El presidente de EE.UU., Joe Biden, anunció a finales de julio que los cerca de 4 millones de trabajadores del gobierno federal tendrían que firmar formularios para demostrar que han sido vacunados.

Los no vacunados estarían sujetos a normas más estrictas de cumplimiento de la norma COVID-19, que incluyen la obligación de llevar máscaras y realizar pruebas semanales.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, emitió un mandato similar para todos los trabajadores municipales o contratados, aunque subió la apuesta para los neoyorquinos.

Para el 16 de agosto, quienes deseen asistir a un espectáculo, comer en el interior o ejercitarse en un gimnasio deberán acreditar al menos, una dosis de la vacuna. El último anuncio del gobierno podría servir de modelo para las empresas privadas, aunque el gobierno ha dicho que pagará la factura de las pruebas semanales de COVID-19, una inversión potencialmente costosa para las empresas.

Cada vez hay más empresas que ejercen castigos para impulsar vacunación

Algunas empresas van más allá, como la CNN y la Liga Nacional de Fútbol Americano, que han despedido a empleados no vacunados. La CNN despidió a tres de sus trabajadores no vacunados después de que entraran en la oficina, esto como una forma de castigos para impulsar vacunación.

El presidente de la empresa, Jeff Zucker, emitió un memorándum en el que se indicaba que la vacuna es obligatoria para quienes se presenten en las oficinas, trabajen con sus compañeros o vayan a ellas.

 castigos para impulsar vacunación en las empresas

Los Vikingos de Minnesota fueron noticia tras despedir a un entrenador ofensivo por negarse a recibir la vacuna COVID-19, cumpliendo con las nuevas directrices de la NFL que exigen que el personal de nivel 1, incluidos los ejecutivos del front-office, los entrenadores, los cazatalentos y los técnicos, reciban la vacuna.

Y lo que es más preocupante para los aficionados y las franquicias de la NFL, un partido que tenga que ser reprogramado debido a un brote de COVID-19 causado por un jugador o miembro del personal no vacunado, será retirado por el equipo infectado. Se trata de un castigo considerable y de una ruptura con el rompecabezas que supuso la reprogramación de los más de 15 partidos retrasados durante la temporada de 2020 debido al COVID-19.

Cabe destacar que Tyson Foods se unió a la creciente lista de empleadores que exigen que su personal reciba la vacuna, lo que representa una de las primeras empresas de primera línea en anunciar dicha política para sus trabajadores.

Menos de la mitad de los 120,000 empleados de Tyson Foods están vacunados, y el sindicato que los representa ha reprendido a la compañía por instituir tal mandato a pesar de que las vacunas sólo tienen la aprobación de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos.

No ha habido un cambio universal de los incentivos. Vanguard anunció un pago de 1,000 dólares por las pruebas de vacunación. Los gigantes de la aviación Delta, United y American Airlines ofrecen permisos adicionales pagados a los empleados vacunados. (United exige ahora que todos sus empleados se vacunen, y Delta no contrata a candidatos no vacunados).

El tiempo libre remunerado para vacunarse se ha convertido en un enfoque cada vez más popular e inteligente, ya que empresas como Walmart esperan anular la difícil elección que tienen que hacer los trabajadores que trabajan por hora entre vacunarse o recibir más horas de trabajo.

Entonces… ¿qué funciona?

En los próximos cinco años, es probable que el número de estudios de casos que se publiquen sobre la eficacia de las campañas de vacunación contra el COVID-19 supere el espacio disponible en las estanterías de todas las bibliotecas públicas de Estados Unidos.

La mayor parte de lo que funciona y lo que no es especulativo y tendrá que ser contextualizado. Un programa basado en incentivos en Arkansas puede dar resultados diferentes a los del mismo programa en Oregón.

Los últimos meses han mostrado respuestas iniciales intrigantes de los incentivos para la población no vacunada, pero carecen del impulso necesario para mantener un éxito escalable. La campaña Vax-a-Million de Ohio, por ejemplo, tuvo un repunte en las tasas de vacunación, pero a un ritmo similar al de otros estados que no ofrecen programas de lotería.

 castigos para impulsar vacunación

Incluir incentivos lucrativos también puede estar preparando a las empresas y a los gobiernos estatales para una difícil respuesta en un futuro no muy lejano. Dado que cada vez se entiende mejor que las vacunas no son de una sola vez, los que respondieron bien a los incentivos pueden esperar las mismas recompensas cuando llegue el momento de una vacuna de refuerzo. Si los estados y las empresas se niegan a ofrecer incentivos igualmente competitivos, ¿cómo reaccionarán los vacunadores indecisos?

Es probable que la estrategia, ahora popular, de equilibrar los incentivos y las medidas punitivas dé los mejores resultados. Las personas responden de forma innata de manera diferente a los premios y a los castigos, así que ¿por qué elegir uno u otro?

En este momento sin precedentes, las empresas y los gobiernos se encuentran como autores de su propio libro de reglas. Y hay que reconocer el mérito de las empresas y los gobiernos que desarrollan incentivos creativos o adoptan posturas valientes para tratar de aumentar las tasas de vacunación entre sus empleados o sus electores. ¿Qué piensas tú de los castigos para impulsar vacunación?

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • Para mi es correcto que se impongan medidas como seria el caso de que firmen que no desean vacunarse, ni tampoco recibir tratamiento por exponerse ellos y exponer a otros. Ya que seguramente eso si lo van a exigir que los gobiernos los atiendan, al principio cuando no había vacunas seria normal, pero ahora que las hay y sin costo no es correcto. La otra alternativa es que firmes un documento que no quieres la vacuna ahora que es gratis, pero estas de acuerdo que en un futuro tendrá un costo por renunciar a la vacuna gratuita.

Dejar un comentario