La red social está haciendo cambios en sus algoritmos para reducir las publicaciones con afirmaciones de salud, ¡entérate!

Desde la creación de Facebook y otras redes sociales, la comunicación con otras personas se ha facilitado. Las noticias corren mucho más rápido e incluso éstas pueden presentarse en público justo en el momento en el que suceden, un hecho que hasta hace unos años era casi imposible.

En todos estos años en los que ha estado presente Facebook en nuestras vidas hemos visto un gran desarrollo tecnológico que tanto empresas, gobiernos y hasta personas aprovechan a su beneficio.

En la plataforma podemos encontrar cualquier tipo de contenido; social, económico, político, deportivo, gastronómico, ofertas laborales, sitios culturales, entre otros.

El crecimiento ha sido tan acelerado que año tras año tanto Facebook, YouTube, como otras plataformas han tenido que cruzarse con diferentes baches, por ello deben actualizar la plataforma muy seguido.

Facebook, por ejemplo, se encontró hace un año que dentro de su plataforma se formaron grupos en donde se vendían partes de animales en peligro de extinción, incluyendo marfil de elefante, cuerno de rinocerontes y hasta dientes de tigres. La red social tuvo que hacer cambios para evitar y eliminar esta situación.

Hace unos días, la compañía que tiene más de 3.484 millones de usuarios activos, también se dio cuenta que tiene un área de oportunidad respecto al contenido que se publica acerca de las publicaciones relacionadas con la salud que no son meramente de carácter profesional.

Falsos tratamientos de salud; Facebook y YouTube van en contra

Facebook y YouTube se han dado cuenta que sus usuarios están publicando contenidos en donde se difunde información «sensacionalista» y versiones médicas falsas.

Es por ello que se encuentra modificando su algoritmo y con ello se eliminará y se penalizará a aquellas páginas y post que intenten vender o promocionar curas alternativas y medicinas milagrosas.

Facebook declaró que desde el mes pasado realizó cambios para reducir la propagación de versiones médicas engañosas, incluidas las de grupos que se oponen al uso de vacunas recomendadas.

Para ayudar a la gente a obtener información de salud precisa y apoyar sus necesidades «es necesario minimizar los contenidos de salud sensacionalistas o engañosos», dijo en una publicación de blog Travis Yeh, gerente de producto de la red social.

YouTube, por su parte, dijo que también está reaccionando de manera similar que Facebook.

Todo comenzó cuando el periódico Wall Street Journal, uno de los diarios más reconocidos en Estados Unidos, publicó un reporte donde muestra cómo en las redes sociales prevalece información falsa sobre salud; como el uso de inyecciones de bicarbonato para curar el cáncer.

El reporte basado con médicos, abogados, expertos en privacidad y otros, encontraron afirmaciones engañosas, en éstas se incluyen videos que dicen que existen productos que les ayudaría a desaparecer la enfermedad, una afirmación falsa.

La «desinformación es un reto difícil y cualquier desinformación sobre temas médicos es especialmente preocupante», dijo un vocero de YouTube.

«Hemos tomado una serie de medidas para abordar este problema, incluyendo la aparición de contenido más autorizado en nuestro sitio para las personas que buscan temas relacionados con el tratamiento del cáncer, comenzando a reducir las recomendaciones de ciertos videos de desinformación médica y mostrando paneles con más fuentes donde pueden verificar la información por sí mismos».

¿Qué noticias penalizará Facebook?

  • Las que exageren o confundan temas de salud. Productos milagrosos.
  • La promoción de productos o remedios que afirman que curará el cáncer o ayudará a bajar de peso.

Anteriormente Mark Zuckerberg ya había mencionado que iba a eliminar los contenidos que estaban cerca de violar las condiciones de uso de Facebook, es decir, aquellos que no rompen su política pero sí promueven contenidos límite.

«Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las redes sociales es que, si no se las controla, la gente se comprometerá de manera desproporcionada con contenidos más sensacionalistas y provocativos. Este no es un fenómeno nuevo. Está muy difundido hoy en día en las noticias por cable y ha sido un elemento básico de los tabloides durante más de un siglo. A escala puede socavar la calidad del discurso público y conducir a la polarización. En nuestro caso, también puede degradar la calidad de nuestros servicios».

Responsabilidad de Facebook

Para detectar estos contenidos Facebook identificará las frases más utilizadas en este tipo de artículos, que tengan que ver con la promoción de temáticas de salud científicamente discutibles.

Aunque tarde, Facebook está demostrando que realmente está preocupado por la información propagada en su red social. Esto lo demuestra al penalizar y hasta bloquear el contenido con información falsa que ronda en su plataforma.

Sin embargo, esta es una situación que pudo haber evitado. Es importante y necesario que Facebook se eche un clavado con gran profundidad en el contenido que circula dentro de la plataforma, ello le ayudará a evitar crisis y además su prevención mejorará su reputación.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.