Ambiental Noticias RSE RSI

Extinción masiva en el océano a la vista, señala estudio

Extinción masiva en el océano a la vista, señala estudio
Escrito por ExpokNews

Las consecuencias del cambio climático están por causar una extinción masiva en el océano. Es momento de actuar, dicen los expertos.

Desde que un asteroide eliminó a los dinosaurios —junto con al menos la mitad de los demás seres de la Tierra—, la vida marítima no ha estado tan en peligro como con esta posible extinción masiva en el océano.

De acuerdo con The Washington Post, el calentamiento de las aguas está cocinando a las criaturas en sus propios hábitats. Muchas especies se están asfixiando lentamente a medida que el oxígeno se filtra de los mares. Incluso las poblaciones que han logrado resistir los estragos de la sobrepesca, la contaminación y la pérdida de sus ecosistemas están luchando por sobrevivir en medio del acelerado cambio climático.

La crisis que mata a las aguas

Si las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la humanidad siguen aumentando, según un estudio, aproximadamente un tercio de todos los animales acuáticos podría desaparecer en 300 años.

Los resultados —publicados en la revista Science— revelan una probable extinción masiva bajo las olas, debido a que los océanos han absorbido un tercio del carbono y el 90% del exceso de calor creado por las actividades industriales, aunque su vasta extensión y las profundidades hacen que los científicos apenas empiecen a entender a qué se enfrentan las criaturas que los habitan.

extincion masiva en el oceano mares

Sin embargo, la investigación realizada por la Universidad de Princeton —a cargo de los especialistas en Ciencias de la Tierra, Justin Penn y Curtis Deutsch— subraya que la vida marina aún puede salvarse. Si se toman medidas rápidas para frenar el uso de combustibles fósiles y restaurar los ecosistemas degradados, se podría reducir la extinción masiva en el océano en un 70%.

El planeta ya se ha calentado más de 1ºC desde la era preindustrial, y el año pasado los mares contenían más energía térmica que en cualquier otro momento registrado.

Hierven las especies

Este aumento de la temperatura está desplazando los límites de las zonas de confort de las criaturas marinas. Muchas huyen hacia el norte en busca de aguas más frías, provocando la desaparición local de especies que antes eran comunes.

Las criaturas polares que solo sobreviven en las condiciones más frías pueden encontrarse pronto sin ningún lugar al que ir. Las que no pueden desplazarse fácilmente en busca de nuevos sitios, como los peces que dependen de determinados humedales costeros o formaciones geológicas, tendrán más probabilidades de morir.

Utilizando modelos climáticos que predicen el comportamiento animal, basándose en tipos de organismos simulados, Deutsch y Penn descubrieron que el número de extinciones, o desapariciones locales de especies concretas, aumenta aproximadamente un 10% con cada grado Celsius de calentamiento.

Extinción masiva en el océano a la vista, señala estudio

Los investigadores pusieron a prueba sus simulaciones para ejemplificar una extinción masiva al final del periodo Pérmico, cuando un calentamiento catastrófico, desencadenado por erupciones volcánicas, acabó con aproximadamente el 90% de la vida en la Tierra.

Dado que los modelos reprodujeron con éxito los acontecimientos de hace 250 millones de años, los científicos confiaron en sus predicciones sobre lo que podría ocurrir dentro de 300 años.

Además sus datos revelaron que la mayoría de los animales no pueden permitirse perder mucho más del 50% de su hábitat porque entrarían en un declive irreversible. En los escenarios de emisiones graves, las pérdidas estarían a la altura de las cinco peores extinciones masivas de la historia.

Estos cambios ya están empezando a producirse. En la década de 1980, una ola de calor en el Pacífico eliminó de las aguas de América Central y del Sur un pequeño pez plateado llamado «Damisela de las Galápagos».

Asimismo, un punto en la costa de Uruguay ha provocado la muerte masiva de mariscos y cambios generalizados en las capturas de los pescadores. La pesca del salmón en Japón ha caído en picada a medida que el hielo marino se retira y las aguas más cálidas y carentes de nutrientes invaden la región.

Arden los mares

El peligro del calentamiento se ve agravado por el hecho de que las aguas más calientes empiezan a perder oxígeno disuelto, a pesar de que las temperaturas más altas aceleran los metabolismos de muchos organismos marinos, de modo que necesitan más oxígeno para vivir.

El océano contiene solo una sexta parte de oxígeno del que posee la atmósfera, incluso menos en las zonas más cálidas, donde las moléculas no evitan que el oxígeno vuelva a burbujear en el aire. A medida que aumenta la temperatura global, esa reserva disminuye aún más.

El calentamiento de la superficie del mar también hace que se estratifique en distintas capas, lo que dificulta que las aguas más cálidas y oxigenadas se mezclen con las más frías de las profundidades. Los científicos han documentado la expansión de «zonas de sombra» donde los niveles de oxígeno son tan bajos que la mayoría de la vida no puede sobrevivir.

extincion masiva en el oceano peces

La desoxigenación supone una de las mayores amenazas climáticas para la vida marina, explica Deutsch, uno de los coautores del estudio. La mayoría de las especies pueden gastar un poco de energía extra para hacer frente a las temperaturas más altas o adaptarse al aumento de la acidez. Incluso algunos corales han encontrado formas de evitar que sus esqueletos de carbonato cálcico se erosionen.

Pero no hay un precio que los organismos puedan pagar para obtener más oxígeno. Simplemente están atrapados.

Curtis Deutsch, científico de la Universidad de Princenton.

Esta mortandad marina provocada por el clima es solo una pieza de una crisis de biodiversidad más amplia que afecta a todo el planeta. Un reciente informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático ha concluido que el calentamiento ya ha contribuido a la desaparición de al menos 400 especies.

Otro grupo de expertos de la ONU ha descubierto que alrededor de un millón de especies adicionales están en peligro como resultado de la sobreexplotación, la destrucción del ecosistemas, la contaminación y otras alteraciones humanas.

La extinción masiva en el océano, una catástrofe

En tanto, una nueva y exhaustiva evaluación publicada en la revista Nature muestra que más del 20% de los reptiles podrían desaparecer. Las tortugas y los cocodrilos son los que corren más riesgo, con más de la mitad de cada grupo como mínimo vulnerable a la extinción en un futuro próximo. Las consecuencias para las comunidades que dependen de estas especies para su alimentación, gestión de plagas, cultura y otros servicios podrían ser profundas.

Si empezamos a estropear los ecosistemas y los servicios que prestan, esto tiene efectos en cadena. Creo que las amenazas a la biodiversidad son tan graves como el cambio climático, sólo que las estamos subestimando.

Neil Cox, director de la unidad de evaluación de la biodiversidad de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Sin embargo, ambas crisis están estrechamente relacionadas, añadió Blair Hedges, biólogo evolutivo de la Universidad de Temple y colaborador en la evaluación de los reptiles. El cambio climático puede acelerar la desaparición de poblaciones ya desestabilizadas por la degradación del hábitat o la caza. Los ecosistemas que pierden especies clave pueden ser menos capaces de extraer carbono de la atmósfera o de amortiguar los impactos climáticos.

extincion masiva en el oceano deshielo

Los investigadores destacaron la situación de la lagartija de Virgen Gorda, un reptil del tamaño de un pulgar que habita en las bolsas de suelo húmedo de las laderas del Caribe. La creación de parques nacionales en las islas donde se encuentra el geco ayudó a evitar la pérdida de espacios que podría haber condenado a la especie. Pero ahora su hogar se está secando debido al cambio climático, lo que vuelve a plantear el espectro de la extinción.

Si hay múltiples amenazas […] trabajando juntas, a menudo incluso cuando se piensa que una de ellas está bajo control, la otra resulta ser una amenaza aún mayor.

Blair Hedges, biólogo evolutivo de la Universidad de Temple.

Por otra parte, en un análisis para Science que acompañó al informe de Penn y Deutsch, él y la ecóloga de Rutgers, Alexa Fredston, compararon a los animales marinos con canarios en una mina de carbón, alertando a la humanidad de fuerzas invisibles —como la peligrosa acumulación de CO2 y la pérdida de oxígeno del océano— que amenazan nuestra capacidad de supervivencia.

Ambos concluyen que si la gente puede actuar para preservar la fauna oceánica, acabaremos salvándonos a nosotros mismos. «Da miedo, pero también da poder. Lo que hagamos hoy y mañana y el resto de este año y el próximo puede tener consecuencias realmente importantes».

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario