El techo de cristal del ciclismo – ExpokNews

Los organizadores de la Omloop Het Nieuwsblad obligaron a Nicole Hanselmann a parar para aumentar distancias entre los pelotones

Este fin de semana se disputó en Bélgica la Omloop Het Niewsblad, una carrera en la que corrían tanto hombres como mujeres. Los ciclistas masculinos comenzaron diez minutos antes que el pelotón femenino, pero eso no impidió que las mujeres acabasen pillando a los hombres durante el trayecto.

Sin embargo, los organizadores evitaron la imagen de ver como Nicole Hanselmann, quien se encontraba en la cabeza del pelotón femenino, superaba a sus compañeros. ¿Cómo? Parando a la ciclista para así volver a abrir la brecha entre unos y otros. Algo que la propia Hanselmann ha denunciado en sus redes sociales.

Las imágenes han acabado por dar la vuelta al mundo, sobre todo en esta semana tan especial para las mujeres, quienes celebran este viernes 8 de marzo su día. El movimiento feminista clama por la igualdad y con situaciones como la sucedida en Bélgica, este pasado fin de semana, no se hace otra cosa que poner de relieve el duro trabajo que aún hay por delante.

«Hoy fue el primer clásico de primavera en Bélgica. Ataqué después de 7 km y estuve sola durante unos 30 km, pero hubo un momento en el que casi vi la parte final del pelotón de los hombres. Las otras mujeres y yo éramos más rápidas o los hombres más lentos. Después de la neutralización, me alcanzaron y acabé la carrera en el lugar 74», escribía Nicole Hanselmann en su cuenta de Instagram.

Petición formal a Hanselmann

La ciclista de 27 años sacaba una ventaja de dos minutos y comenzaba a acercarse a la caravana masculina cuando fue parada por la organización. Así lo explicó después la propia campeona suiza a Cyclingnews: «Hoy ha sido mi primera Clásica de Primavera en Bélgica. Ataqué en el kilómetro 7 y estuve sola en la fuga durante 30 kilómetros, pero entonces ocurrió algo inesperado y casi vi la parte trasera del pelotón masculino. Quizás las otras chicas y yo íbamos muy rápido o los chicos demasiado lentos. Tras la neutralización, me cogieron de nuevo y terminé la carrera en el puesto 74».

Nicole Hanselmann señaló que «el jurado de la carrera» les dijo que tenían que «neutralizar la carrera» porque se estaban «acercando demasiado a los hombres». «Podíamos ver las ambulancias de la carrera masculina. Creo que paramos por cinco o siete minutos. Eso mata tus posibilidades», aseguró la ciclista, quien acabó perdiendo el ritmo que le llevó hasta la cabeza.

Satisfacción pese a todo

Después de que se volviese a abrir la brecha entre hombres y mujeres, la organización de la Omloop Het Nieuwsblad reanudó la carrera del pelotón femenino. Para no seguir con la injusticia cometida, decidieron dar a Hanselmann ventaja, pero ya era tarde, habían roto su endiablado ritmo.

La suiza, del equipo Biglia, acabó en la posición 74, mientras que la victoria fue para Chantal Blaak, en categoría femenina, y Zdenek Stybar, en la masculina. Pese a lo sucedido, Nicole Hanselmann señaló que estaba satisfecha con su actuación individual, con el esfuerzo realizado.

Esta decisión sin precedentes pone en alerta al mundo del ciclismo. Lo ocurrido en Bélgica ha acabado por ser noticia en todos los rincones del planeta. Un aviso para que algo cambie. ¿Qué hubiera pasado si Haselmann hubiese alcanzado a los hombres? Esto podría haber sido suficiente para que la famosa carrera belga se hubiera convertido en una piedra más en la construcción del cambio en el mundo del deporte. Finalmente, ocurrió a la inversa.

Fuente: El Español

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.